Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

viernes, 12 de agosto de 2011

Caso de jesuitas domina en El Salvador

La decisión de nueve militares de refugiarse en un cuartel para "rechazar" y sortear una orden de captura de un juez español, que les procesa por supuesta participación en el asesinato de seis sacerdotes jesuitas y dos mujeres en 1989, ha generado expectación en El Salvador.

Ante su inminente captura por parte de la Policía, los militares decidieron apelar a un supuesto derecho de "resguardo" en la Brigada de Seguridad Militar, donde se entregaron el pasado lunes.

"Rechazamos categóricamente las acusaciones que se nos pretenden imputar en la querella presentada en el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional de España, sobre hechos ocurridos durante el conflicto armado que nos tocó vivir", señalaron los militares en un comunicado publicado este martes en el matutino Diario de Hoy.

Los uniformados, entre los que figuran los generales Rafael Humberto Larios (ex ministro de la Defensa), Orlando Zepeda (ex viceministro) y Rafael Bustillo (ex comandante de la aviación), dijeron desconocer la jurisdicción del tribunal español en el caso, que fue juzgado en 1991 por las leyes y jueces salvadoreños.

Otros de los oficiales refugiados en el cuartel de la extinta Guardia Nacional son Francisco Helena Fuentes, Mariano Amaya Grimaldi, José Ricardo Espinoza, Gonzalo Guevara, Antonio Ramiro Ávalos y Tomás Zárpate Castillo.

Según dijeron los militares, se presentaron al cuartel para que un juez se pronuncie sobre su situación y sean "respetados" sus derechos como ciudadanos.

En su comunicado, los militares en retiro exhortaron al gobierno izquierdista del presidente Mauricio Funes a realizar "una enérgica condena" al gobierno de España por "la clara violación" de la soberanía nacional y por la "intromisión" del juez Eloy Velasco en asuntos que "únicamente" competen a la jurisdicción salvadoreña.