Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

martes, 21 de febrero de 2017

Ecuador: el proyecto de Alianza País, en juego



La Jornada 
Aunque hasta ayer no se conocía el resultado definitivo de los comicios presidenciales del domingo pasado en Ecuador, las tendencias sobre 88.75 por ciento de los votos escrutados indican que el candidato oficialista, Lenin Moreno, se quedó a unas décimas del 40 por ciento de los votos requeridos para ser proclamado presidente electo, por lo que el país andino habrá de ir a una segunda vuelta, que deberá disputarse entre Moreno y el opositor derechista Guillermo Lasso.
Es pertinente recordar que, según las leyes electorales ecuatorianas, para que un aspirante presidencial pueda ganar en primera vuelta debe obtener, además del 40 por ciento de los votos válidos, diez puntos de ventaja sobre su rival más cercano. Este segundo requisito podría cumplirse, habida cuenta de que hasta el cierre de esta edición Lasso, con cerca del 28.31, estaba por debajo de esa diferencia.
Lo cierto es que, aun si Alianza País, el partido progresista del presidente saliente Rafael Correa, logra conservar el gobierno en una segunda vuelta, Ecuador experimenta el reflujo de los programas políticos similares que fueron desalojados del poder el año pasado, en elecciones en Argentina y por medio de un golpe de estado parlamentario en Brasil.
Al desgaste lógico del ejercicio de la presidencia debe sumarse el retroceso económico experimentado en los últimos años por la región, pero acaso también el sistemático golpeteo oligárquico en contra del gobierno de Correa y las desavenencias en la izquierda por el respaldo de éste a los sectores extractivistas, que generó un malestar inocultable en pueblos indígenas y movimientos ambientalistas.
Sea como fuere, está en juego la continuación del programa progresista que en una década disminuyó en forma decisiva la desigualdad y la pobreza en Ecuador, redistribuyó el poder político, acotó la capacidad de los poderes fácticos –especialmente, los de la prensa empresarial– para incidir a trasmano en procesos institucionales, recuperó el ejercicio de la soberanía nacional e insertó al país en el más ambicioso proceso de integración regional que haya tenido lugar en la historia de América Latina tras su independencia.
Si Alianza País llegara a perder la presidencia ecuatoriana, mucho de lo ganado en años recientes en el subcontinente se perdería, y Venezuela y Bolivia quedarían como únicos exponentes del giro social, soberanista y latinoamericanista que se vivió en Sudamérica hasta el año pasado. Ello sería especialmente trágico en momentos en que la Casa Blanca experimenta una regresión hacia las maneras más brutales y abiertamente colonialistas en su relación con las naciones situadas al sur
del río Bravo.
Por tales razones, cabe esperar que, de dirimirse la presidencia ecuatoriana en una segunda vuelta, como todo indica que ocurrirá, el proyecto de Alianza País logre mantenerse en el Palacio de Carondelet sin perder su legitimidad ni su respaldo popular. Pero nada está escrito y en democracia no hay manera de conocer de antemano los resultados de un ejercicio electoral.

El muro de Trump obliga a México a mirar al sur

Image result for muro mexicoHispanTV
La máxima atribuida al expresidente mexicano Porfirio Díaz, respecto a la cercanía con su vecino del norte ‘Pobre de México, tan lejos de Dios y tan cerca de EE.UU.’ se hace presente más de un siglo después, para resumir la situación actual que vive el pueblo mexicano con las medidas económicas, migratorias y políticas tomadas por el mandatario estadounidense Donald Trump.
Como cruel paráfrasis, en este año 2017, encontramos a este Pobre México tan lejos de Dios y tan cerca de un Donald Trump, decidido a ampliar un muro de segregación que separe aún más  las sociedades de Estados Unidos y México y con ello bloquear la posibilidad de ingreso de miles de inmigrantes en busca de una visión de mejores condiciones de vida allende el Río Bravo del Norte.
El Muro de Trump es lisa y llanamente, la expansión de una construcción que comenzó a ser levantada  bajo el gobierno del demócrata Bill Clinton el año 1994,  en el marco de la denominada Operation Gatekeeper – Operación Guardian -  con el declarado objetivo de detener la ola migratoria que venía desde el sur del continente, atrayendo al “sueño estadounidense” a  cientos de miles de hombres y mujeres de  América Central y México, principalmente.
Un Muro Sin Color Político
La Operation Gatekeeper,  bajo la administración Clinton, significó el crear la primera etapa constructiva de este muro, que recorriera toda la frontera sur estadounidense con México, de tal forma de unir a esa estructura, la acción de patrullas fronterizas y el uso de los más adelantados ingenios tecnológicos en materia de vigilancia fronteriza. Hasta hoy, los sectores construidos son aquellos que dividen a California del estado mexicano de Tijuana. Arizona de Sonora, Nuevo México de Baja California y Texas de Chihuahua y Coahuila. Muro que bajo las administraciones del republicano George W. Bush y el demócrata Barack Obama significaron duplicar su extensión, hasta llegar a los 2.500 kilómetros actuales.
Un muro dotado de luces de altísima potencia, radares, sensores electrónicos, cámaras de visión nocturna, detectores de movimiento, junto a la puesta en marcha de un cuerpo de elite militar, entrenados en materias de combate a la inmigración y a los cuales se les dotó de patrullas todoterreno, helicópteros y facultades legales que han merecido la repulsa de organizaciones de defensa de los derechos humanos. Todo ello unido a las políticas de deportación que significaron expulsar del país a tres millones de personas.  El planeamiento de la segregación no distingue colores políticos en Estados Unidos, no hay diferencias entre demócratas y republicanos cuando llegar la hora de encontrar culpables de la violencia, del narcotráfico, del desempleo. .
En 23 años de vida este muro, en un total de límites fronterizos terrestres entre México y Estados Unidos de 3.240 kilómetros,  se ha cobrado la vida de 11.500 inmigrantes. Un promedio de 500 muertes anuales, ya sea a manos de los guardias fronterizos estadounidenses, los asesinatos a manos de las mafias que obtienen jugosas ganancias al cruzar gente por la frontera y que los abandonan al ser descubiertos. Muertes por deshidratación  al cruzar el desierto que separa ambos países, ahogados en los cursos de ríos o asfixiados durante el cruce en vehículos abarrotados de hombres mujeres y niños.
Para aquellos, que sólo hace un par de meses conmemoraban los 27 años de la  caída del Muro de Berlín el año 1989,  como uno de los grandes triunfos de la democracia occidental, olvidan con pasmosa facilidad que las muertes originadas por el muro de segregación estadounidense ha generado, en este casi cuarto de siglo,  40 veces más muertes que los 28 años del Muro de Berlín. Hoy, tras el primer mes de gobierno de Donald Trump, la política de segregación ha cobrado nuevos bríos pero, insisto, no es una política nueva, es simplemente la verbalización más estruendosa de lo que los gobiernos demócratas y republicanos venían haciendo. La idea hoy es construir otros mil kilómetros de muros y vallas, haciendo más difícil el ingreso a Estados Unidos generando para ello un marco legal duro y restrictivo, que implique la deportación de millones de personas.
Donald Trump sostiene, que  va a construir su muro,  que en un porcentaje importante ya está construido, lo que implica, en esencia, ampliarlo y para ello gastará varios miles de millones de dólares bajo el supuesto, que ese gasto, deberá reembolsarlo la víctima principal de esta política racista: México. En declaraciones efectuadas a la cadena ABC News el magnate sostuvo ““Todo se nos reembolsará, en una fecha posterior, con cualquier transacción que hagamos con México. Sólo le digo que habrá un pago, que sucederá de alguna forma, quizás una forma complicada, lo que estoy haciendo es bueno para Estados Unidos, también va a ser bueno para México. Un México muy estable y muy sólido” hasta ahora, más allá de negativas respecto a hacerse cargo del pago de su propia soga para ahorcarse, el presidente mexicano Enrique peña Nieto no ha sido capaz de enfrentar con dureza esta altanería de Trump.
Lo novedoso de la medida del magnate devenido presidente, de impedir el ingreso de inmigrantes, expulsar a otros, es unir a lo sostenido, la decisión de revisar el Tratado de Libre Comercio firmado con México. Es decir, un paquete explosivo, que ha generado la justa indignación del pueblo mexicano, que con su movilización está obligando, muy a su pesar al débil e indigno gobierno de Enrique Peña Nieto a mostrarse más resuelto en sus reclamos contra Washington. Donald Trump seguirá haciendo lo que gobiernos anteriores han efectuado, seguir construyendo y extendiendo lo que ya está en pié. Tal vez lo amplié hasta cubrir toda la frontera con México, lo hará más alto, dotado de mayor vigilancia, el uso de drones y contratar más guardias fronterizos, con medidas más duras, pero nada  que México no esté sufriendo ya.
Entonces, si esta conducta de Estados Unidos respecto a México en materia migratoria y de control fronterizo tiene ya casi un cuarto de siglo y ha significado un férreo control de la “border patrol”, la  muerte de 11.500 inmigrantes y una imagen mostrada como negativa de nuestros inmigrantes  por la sociedad estadounidense ¿qué lo hace diferente con Donald Trump? El análisis discursivo ayuda en resolver esta interrogante y esa exploración muestra que Donald Trump, a diferencia de sus antecesores tiene escaso filtro, cero diplomacia y ningún interés en respetar a su vecino y menos aún a los pueblos que conforman Latinoamérica, que es el origen del grueso de los inmigrantes, preponderantemente centroamericanos y mexicanos. Y eso lo dice no a sotto voce o haciéndose el presidente amigable de Latinoamérica, no, Trump dice que desprecia a sus vecinos del sur y no lo oculta.
Donald Trump se ha encargado una y otra vez de expresar su desprecio a los mexicanos y con ello al mundo latino. Para Trump los mexicanos “no son nuestros amigos. Nos está ahogando económicamente” "Cuando México nos manda gente, no nos mandan a los mejores. Nos mandan gente con un montón de problemas, que nos traen drogas, crimen, violadores…"."No quiero nada con México más que construir un muro impenetrable y que dejen de estafar a EE.UU.". "México no se aprovechará más de nosotros. No tendrán más la frontera abierta. El más grande constructor del mundo soy yo y les voy a construir el muro más grande que jamás hayan visto. Y adivinen quién lo va a pagar: México". Ese es el sentir de Donald Trump, sin ambigüedad alguna.
No cabe duda que estas referencias, dichas una y otra vez, reiteradas y reafirmadas cada vez con más virulencia no pueden generar más que la indignación y el levantamiento unánime de nuestros pueblos. Un mínimo de dignidad así lo exige, incluso a presidente de características tan genuflectas como el mandatario mexicano, que en su propia casa recibió al otrora candidato presidencial Donald Trump para que le dijera en su cara, frente a todo el mundo que México debería pagar el muro que él construiría para impedir su ingreso a su país. Trump, sin obtener respuesta alguna de Peña Nieto, le dijo,  en su propia cara, que era un indeseable, que Estados Unidos estaría mejor sin una relación con este vecino pobre y sinvergüenza que sólo se aprovechaba de los tratados comerciales, que para los ciudadanos estadounidenses no tenían beneficio alguno. Pero, no sólo eso, que esa condición además tenía una imposición, construir sus propias cadenas y grilletes. Una vergüenza nacional y regional indudable que obliga a todo un continente a responder en forma digna, soberana y valiente a Trump.
Nuestro Norte Es El Sur
Para analistas del continente y en especial mexicanos, como Alejandro Gutiérrez del medio azteca Proceso “Inevitablemente, México y Estados Unidos seguirán siendo vecinos, pero el Gobierno de México ya no podrá recurrir a la retórica política acomodaticia de llamarnos “socios estratégicos” o “países amigos”, porque está claro que no lo son, y que es hora de guardar en el cajón el lenguaje político habitual, además del cambio de políticas, estrategias y planes. También será oportuno revisar las alianzas o planes que se hacen con otros países, por cierto, prácticamente todos mantuvieron un temeroso silencio ante lo que pasa México con Trump, sobre contadas excepciones. Fue un silencio que se volvió, incluso, en cómplice de las políticas de Trump” Efectivamente esta conducta se mantuvo durante las primeras semanas de asumir Donald Trump, que ha ido sufriendo ligeras pero significativas variaciones de condena a la conducta imperial del mandatario estadounidense.
La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y su primer mes de mandato ha hecho realidad aquellas premoniciones, que hablaban de un período de abierta incertidumbre sobre el futuro de las relaciones entre México y Estados Unidos, sobre todo en el aspecto comercial que implica el hecho que México destina el 80% de sus exportaciones al mercado estadounidense. Esa realidad ha obligado a la nación  azteca a mirar otros horizontes, a dejar de pensar y soñar con el norte y repensarse en la región de la cual nunca debió haber salido: Latinoamérica y en ese plano, para sortear las amenazas del Muro y la nueva política de aranceles que quiere implementar Trump, la ejecución del denominado proyecto Transísmico es una excelente alternativa en la búsqueda de  nuevos mercados para el rico mercado mexicano.
Un proyecto interesante que implica construir un corredor ferroviario y vial entre el Golfo de México y el Océano pacífico en la parte más angosta del territorio mexicano. Un canal “seco” que implicaría construir líneas ferroviarias para el transporte de mercancías y  una autopista de alta velocidad. El la necesaria inversión de este megaproyecto, México puede tener en perspectivas socios que estarían dispuestos a entrara en un mercado como el mexicano: potencias como china y la federación Rusa e incluso la república islámica de Irán que ya ha generado importantes acuerdos comerciales con países como Venezuela, Bolivia, Cuba, Ecuador entre otros. Recordemos que el tránsito entre los océanos Atlántico y Pacífico está en el centro de acuerdos comerciales latinoamericanos como es el caso del canal de Nicaragua con aportes chinos y proyectos que implican igualmente a Guatemala.
La solidaridad regional se ha dejado sentir con fuerza, con expresiones de apoyo de mandatarios de espectros políticos diversos, pero que ven en la política de estados Unidos una amenaza a todo el continente. Así, Evo Morales de Bolivia se ha unido a Mauricio Macri, Presidente de Argentina en sus expresiones de solidaridad, apoyo y crítica a las políticas migratorias y económicas estadounidenses respecto a México. El canciller ecuatoriano Guillaume Long, por su parte,  preocupado también por la suerte de un millón de ecuatorianos residentes en Estados Unidos ha declarado que “es importante que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe – CELAC – puedan alzar su voz en común frente a la política migratoria de Trump”
Nuestro continente requiere alzar su voz, expresar su indignación  frente a la conducta impresentable del presidente estadounidense. Políticos y ciudadanía dando a conocer su rechazo a un mandatario racista. México a su vez, tiene el deber de exigir a sus políticos y mandatario dar dura lucha a esta conducta imperial estadounidense. Obligar a Peña Nieto a mirar más al sur, que a ese norte “revuelto y brutal” que lo desprecia”. Lo que sostengo implica y obliga, sobre todo,  ir al fondo de las razones que inducen a millones de seres humanos a emigrar, a buscar mejores perspectivas de vida allende sus países. Pero, no podemos quedarnos en el diagnóstico sino que trabajar por solucionarlas, con cirugía mayor  en la gobernabilidad  de nuestros pueblos, en la erradicación de conductas nocivas como la corrupción y el contubernio negocios y política. Si ello no es así,  el Rio Bravo del Norte seguirá siendo cruzado por millones de espaldas mojadas.
Resulta paradójico, que en el marco de la globalización, que suponía ampliaría las relaciones entre los países, abriría las fronteras, permitiendo así el libre flujo de seres humanos, lo único que tiene esa libertad en este tercer lustro del siglo XXI son los capitales financieros. Ellos se mueven sin restricciones. Viajan de país en país sin pedir permiso, sin mostrar pasaportes y sin que se considere que color de piel, que raza, que ideología o que religión posee. No hay muros que lo detengan y  sobre eso, Donald Trump sabe mucho.

Las señales de Tabaré Vázquez en su visita a Rusia

El presidente de Rusia, Vladímir Putin con su homólogo de Uruguay, Tabaré Vázquez
Sputnik
 Raúl Zibechi
Las gestiones del presidente uruguayo en los tres países giraron en torno a la ampliación de los lazos comerciales y la búsqueda de inversiones para mejorar la infraestructura del país. Un pequeño país de apenas tres millones de habitantes, con un exiguo mercado interno, necesita diversificar sus exportaciones que representan casi el 80% de lo que produce. De ahí el énfasis de los sucesivos gobiernos en ampliar mercados, sobre todo en un período difícil para la economía mundial, amenazada por un creciente proteccionismo.
En Rusia el presidente uruguayo buscó recuperar el tono de los intercambios comerciales, que se han reducido a su tercera parte en los últimos años. Las exportaciones de carne a Rusia, base del comercio uruguayo, se han visto complementadas por las de cítricos, y ahora las autoridades buscan también incrementar la gama de productos que envían a Moscú.
Lea más: Con economías complementarias, Rusia diversifica exportaciones de Uruguay
Sin embargo, en la actual coyuntura geopolítica, la visita de Vázquez debe ser interpretada con una mirada más amplia que la meramente comercial. Hay por lo menos tres aspectos que deberían ser tomados en cuenta.
El primero es que el gobierno uruguayo rompe la inercia de varios gobiernos de la región (en particular los de Brasil y Argentina) mostrando independencia de criterios en sus relaciones internacionales. El hecho de que
Vázquez haya invitado a Putin a visitar Uruguay
no puede pasar desapercibido para ningún observador. Aclaremos: no se trata de imaginar una inexistente "alianza estratégica" entre ambos países, sino algo mucho más sencillo como lo es la autonomía de criterios para abrirse a países como Rusia, en este momento duramente atacado por los neoconservadores del mundo y en particular por los estadounidenses.
Lo segundo es que Uruguay insiste en no subordinarse a sus poderosos aliados del Mercosur. Aún está negociando un difícil tratado de libre comercio con China, al que se opone Brasil, y que el país asiático se resiste a firmar ya que podría enajenarle del principal mercado de la región. La mano tendida a Rusia por Vázquez muestra que es posible, y necesario, abrir el abanico de alianzas en un período que tiende hacia el caos geopolítico global. Es posible que las autoridades uruguayas hayan hecho una lectura veloz y adecuada de las consecuencias que conlleva el triunfo de Donald Trump. Algo de eso puede leerse, entrelíneas, en el discurso de Vázquez en Moscú.
Por último está la cuestión de la cooperación militar. Uruguay ya había recibido armamento ruso desde mediados de la década de 1990, fusiles AK 101, lanzacohetes RPG V/7, vehículos tácticos UAZ y ambulancias entre otros. En los últimos años las relaciones de carácter militar fueron a más. El Ministerio de Defensa decidió la compra de fusiles AK 103, ametralladoras Bizon, blindados GAZ Tiger y camiones Ural para bomberos.
Más: Rusia estudia suministrar a Uruguay aviones Yak-130 y lanchas de desembarco
En setiembre pasado el Ministerio de Defensa firmó un tratado con la Federación Rusa que incluye intercambios de equipos, ejercicios conjuntos, capacitación de personal y cooperación en misiones de paz. La firma de un convenio de cooperación técnico militar en octubre de 2002 y la satisfacción de las autoridades militares con la calidad del material ruso han llevado al gobierno uruguayo a renovar y ampliar la cooperación.
Más allá de cómo evolucionen los intercambios comerciales y la cooperación militar, lo cierto es que en sus relaciones internacionales Uruguay busca evitar quedar atrapado en las alianzas tradicionales. Esta diversificación es sentida como una reafirmación ante las limitaciones del Mercosur y, sobre todo, ante el franco retroceso que experimenta la integración regional desde que asumieron los gobiernos de derecha de Michel Temer en Brasil y Mauricio Macri en Argentina.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

Odebrecht, el terremoto político que sacude Latinoamérica

Lo que empezó siendo un simple delito de blanqueo de dinero en un negocio de lavado de coches en Brasilia se ha transformado en una enorme y compleja red de pago de sobornos a políticos y funcionarios en más de una decena de países de Latinoamérica y África, que amenaza incluso con acabar con la carrera de varios jefes de Estado.
Este escándalo de gran relevancia reúne todos los ingredientes más turbios: dinero a espuertas, funcionarios sin reparos y cuentas bancarias opacas. La trama oculta se inició hace lustros, pero su auténtica envergadura emergió hace bien poco, como una mera ramificación de la llamada Operación Lava Jato, la investigación brasileña que lleva casi tres años destapando la inabarcable trama de corrupción en el seno de la empresa petrolífera semiestatal Petrobras. Lo que era un hijo adquirió personalidad propia y superó con creces a su progenitor.
​La dimensión internacional del caso Odebrecht se hizo pública en diciembre de 2016 cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos desveló que el conglomerado empresarial se había declarado culpable de haber pagado nada menos que 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África, incluido Brasil, desde 2001 a 2014, en "más de 100 proyectos", que en la gran mayoría de los casos correspondían a obras públicas.
Lo que se está desmontando, por tanto, es un auténtico "departamento de cohechos y coimas" que la firma fundada en Salvador de Bahía operaba de forma sistemática e impune, utilizando no sólo entidades bancarias brasileñas sino también bancos estadounidenses y suizos, para hacer los pagos y obtener a cambio sustanciosos contratos.
No es extraño pues que, gracias a estos métodos absolutamente inmorales e ilegales, Odebrecht llegara a ser considerada una de las empresas constructoras más fuertes y cotizadas de América Latina, con más de 125.000 empleados en una treintena de países.
El tsunami está desencadenando consecuencias políticas insospechadas. 77 exdirectivos de Odebrecht implicados están colaborando con las autoridades judiciales. A cambio de la promesa de ver reducidas sus condenas de prisión, están revelando detalles muy jugosos sobre las operaciones en el exterior de su antigua empresa. La prensa brasileña habla de unos 200 políticos comprometidos en la que ya denomina la "delación del fin del mundo". Las acusaciones se extienden por todo el subcontinente, alcanzando especialmente a Perú, Panamá y Colombia.
Lea más: Juez peruano libra orden de captura internacional para el expresidente Alejandro Toledo
Dos son los ejemplos más sonados de personas en el punto de mira de la Justicia: el expresidente peruano Alejandro Toledo y el actual mandatario panameño, Juan Carlos Varela. A Toledo se le acusa de tráfico de influencias y lavado de activos. Los fiscales ya han solicitado para él prisión preventiva de 18 meses por supuestamente haberse apropiado de 20 millones de dólares en sobornos. Sobre Toledo —quien vive ahora en San Francisco, donde trabaja como investigador en una prestigiosa universidad californiana— ya pesa una orden internacional de búsqueda y captura. Él se defiende, declarando que es víctima de una "caza de brujas", que no es un fugitivo, que es preciso mantener su presunción de inocencia y que va a defender su honestidad con la condición de que no le prejuzguen ya como culpable. En Perú, no obstante, ya le dan por sentenciado. Lo lógico es que su caso entre en un proceso de extradición que afectará probablemente a las relaciones diplomáticas entre Lima y Washington.
Otra de las "bombas Odebrecht" afecta al territorio panameño. Al presidente Juan Carlos Varela le acusan de haber recibido "donaciones" para sufragar su campaña electoral. La fuente de esta denuncia no es otra sino su amigo Ramón Fonseca Mora, exministro consejero del mandatario conservador y socio del bufete Mossack Fonseca, epicentro del escándalo conocido como los Papeles de Panamá. Varela negó haber recibido dinero sucio de manos de los brasileños, declaró que difundirá la lista de sus donantes privados aunque la ley no le obligue a ello y explicó que "están buscando un chivo expiatorio, alguien que desvíe la atención". El líder panameño no es el único que se siente amenazado. Sus dos inmediatos predecesores en el cargo, Ricardo Martinelli y Martín Torrijos, también están siendo investigados.
Las salpicaduras también han llegado hasta Bogotá y su máximo representante político, Juan Manuel Santos. Hace unos días, en unas declaraciones juradas ante la Fiscalía General de Colombia, el exsenador Otto Bula, detenido por su papel en la trama, aseguró que había entregado maletines con un total de un millón de dólares en efectivo en su interior para apoyar la reelección del presidente Santos. Posteriormente, sin embargo, este mismo delator se retractó de sus palabras en una carta enviada a otra organización pública. ¿Qué credibilidad puede tener entonces esta persona en un proceso judicial garantista? ¿Qué oscuras maniobras le hicieron cambiar radicalmente de declaración? ¿Fue acaso coaccionado? Todo esto evidencia que los testimonios arrancados en clave de "colaboración eficaz" son importantes para los tribunales pero insuficientes para incriminar a terceros pues pueden resultar falsos, estar motivados por la venganza personal y esconder intereses espurios. El grupo empresarial, que también se dedica a los sectores de la ingeniería y la energía, extendió sus tentáculos por todas partes, ávida de captar mercados y beneficios. Para ello se hizo con una nómina de gente sin escrúpulos, casi mafiosos, y no demasiado fiables.
​Por desgracia, el rastro tóxico está dando pábulo a toda suerte de especulaciones y rumores sin contrastar, cuyo objetivo es manchar reputaciones políticas, independientemente de su signo ideológico, o influir en procesos electorales en curso, como en Ecuador. La corrupción no tiene bandera, no es de izquierdas o de derechas. Sólo se mueve por la codicia humana.
El asunto no ha hecho más que empezar. La mancha de aceite no se detiene, implacable. Representantes de los Ministerios Públicos de 15 países se han reunido esta semana en Brasilia para intercambiar datos sobre las prácticas de corrupción en que ha incurrido Odebrecht, cuyo máximo ejecutivo, Marcelo Odebrecht, terminó condenado a 19 años de cárcel.
La cita, a la que fueron invitados delegados de Antigua y Barbuda, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Portugal, Perú, República Dominicana y Venezuela, ha supuesto un inédito caso de cooperación regional que debería abrir la puerta a nuevas investigaciones no sólo en Latinoamérica sino también en Europa.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

El peronismo se suma a la manifestación de la CGT en Argentina

Protesta de trabajadores en Buenos Aires, Argentina (archivo)Sputnik
América Latina

"El justicialismo apoya la movilización del 7 de marzo, y apoya cualquier expresión y acto en línea con recuperar los derechos de los trabajadores", anunció el presidente del PJ, José Luis Gioja, en una conferencia de prensa tras reunirse con la CGT.
El también vicepresidente primero de la Cámara de Diputados aseguró que la postura del PJ "no tiene nada que ver con las elecciones (parlamentarias que se celebrarán en octubre de este año), ni el partidismo".
"Me parece muy inteligente lo que hace la CGT", añadió.
En el encuentro estuvieron presentes los tres secretarios generales que dirigen la central obrera, Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, mientras que por parte del PJ también acudió a la reunión el vicepresidente Daniel Scioli, excandidato presidencial en las elecciones de 2015 que finalmente llevaron al Poder Ejecutivo a Macri.
Para sumar apoyos, el triunvirato que dirige la CGT se reunirá este martes con el Partido Socialista, y al día siguiente con el Frente Renovador, la tercera fuerza parlamentaria del Congreso, también de índole peronista.
El sindicalismo participó desde septiembre de 2016 en una Mesa de Diálogo con el Gobierno en la que también se sentó el sector empresarial.
Pero a principios de febrero, la central obrera más importante del país dio por rotas las conversaciones y anunció una manifestación para el próximo 7 de marzo.
Tras considerar que el Ejecutivo de Macri no hacía lo suficiente para paliar los despidos y la recesión económica que perjudica a los sectores más vulnerables del país, la CGT también convocó a una huelga general con movilización para finales de mes.
Los sindicatos del transporte ya avisaron que se adherirán a este paro, la primera huelga general que enfrentará el Gobierno.
Acercamiento al radicalismo
La Confederación también tiene pactada una reunión para el jueves con la Unión Cívica Radical (UCR), un partido aliado del actual Gobierno.
Históricamente, el radicalismo y el peronismo representan los movimientos políticos más importantes de Argentina.
El peronismo gobernó entre 2003 y 2015 con los expresidentes Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) de la mano de la coalición Frente para la Victoria y del PJ.

Ecuador demuestra amplio apoyo a Revolución Ciudadana

Lenin Moreno, candidato de Alianza PaísSputnik
Con el 89,4% de las mesas escrutadas, Moreno, candidato de la Alianza País de Rafael Correa acumulaba 39,11% de los votos. La alianza CREO, del conservador Guillermo Lasso, alcanzaba 28,34% de los votos. El politólogo ecuatoriano Bryon Villacís dijo al programa radial
'Telescopio'
de Sputnik que serán "muy pocos votos" los que determinen si habrá una segunda vuelta entre ambos candidatos.
Villacís, profesor de la Universidad de California en Berkeley estimó que serán "entre 25.000 y 30.000" votos los que definirán si habrá un balotaje, sobre un total de casi 13 millones de habilitados. Para ser proclamado presidente sin necesidad de una nueva consulta, Moreno debe alcanzar al menos el 40% de los votos y una diferencia de 10 puntos sobre Lasso.
Más: Una encuesta a pie de urna da un 39,4% de los votos a Lenín Moreno en Ecuador
El analista precisó que a la luz de los resultados provisorios, hasta el momento "la Asamblea Nacional va a tener una ponderación claramente a favor" de la Alianza País. Independientemente de si Moreno gana las elecciones sin necesidad de recurrir nuevamente a las urnas, el resultado ya es positivo para su fuerza política, ya que tiene "prácticamente asegurada una mayoría" parlamentaria.
Además de presidente y asambleístas, se sometió a las urnas una consulta para prohibir que los servidores públicos posean cuentas en paraísos fiscales. Según los datos preliminares, el 'sí' lidera el recuento de votos. Para el académico, se trata de "una clara señal de que el país está apoyando una iniciativa en contra de la evasión tributaria y de los grandes capitales financieros que usan paraísos fiscales para evadir impuestos".
Más: Lenín Moreno: "Ecuador está ganando conciencia democrática"
"Ahí hay un mensaje ideológico, independientemente de quién gane la Presidencia de la República. Creo que la población está mandando una señal clara de que está en contra de la especulación financiera internacional", comentó el analista.
Villacís consideró que la Alianza País tuvo un buen resultado por la "fuerza evidente en términos electorales". Según el especialista, uno de los puntos fuertes de la estrategia electoral fue "no descuidar" la campaña para la Asamblea Nacional. Obtener la mayoría de escaños en el Parlamento "le favorece independientemente de cuál sea el resultado presidencial".  Asimismo, destacó la participación activa de Rafael Correa en la campaña.
La victoria de la consulta sobre los paraísos perjudicaría directamente a Guillermo Lasso, propietario de un banco en Panamá. Villacís opinó que "por lo que está en juego no va a tener otra opción de deslindarse como sea para poder continuar en la contienda política".
Más: Guillermo Lasso, el candidato bachiller que busca "recuperar" la democracia en Ecuador
El periodista ecuatoriano Luis Rosero coincidió en este punto y afirmó en diálogo con Telescopio que con el 'sí', Lasso "limitaría sus posibilidades" de participar en una posible segunda vuelta. El triunfo del 'sí' es para el cronista de El Telégrafo, "muy importante, sobre todo a la luz de los últimos casos de corrupción" que han existido recientemente en Ecuador relacionados con la constructora brasileña Odebrecht. La victoria de esta opción significaría "un apoyo importantísimo al Gobierno".
Analizando los resultados provisionales, Rosero opinó que el respaldo a la Revolución Ciudadana "ha sido mayoritario" a pesar de los posibles "errores" que hayan existido en la actual administración. El entrevistado consideró que "la población ha decidido" que el proceso iniciado por Correa continúe y se "profundice".
Más: Ecuador se juega la Revolución Ciudadana de Correa
No obstante, también hizo especial hincapié en la incertidumbre sobre si habrá segunda vuelta y en el estrecho margen que definirá este escenario. El reportero indicó que en este escenario el voto de los más de 370.000 ecuatorianos habilitados a votar en el extranjero podría mover la balanza para uno u otro lado.
"Creo que hasta el momento hay un doble triunfo del Gobierno, tanto por el candidato presidencial que va primero y por otro lado la consulta popular que despeja dudas y logra el apoyo de la población para frenar la corrupción a través de los paraísos fiscales", concluyó.


El hoy de nuestra América Latina. . . .21-02-2017







Managua, 21 feb (PL) El gobierno de Nicaragua concluyó hoy la revisión legal del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Centroamérica y Surcorea, para establecer nuevos niveles de cooperación económica, informaron fuentes oficiales.
Bogotá, 21 feb (PL) El Gobierno Nacional administrará desde hoy los recursos destinados a impulsar los servicios de salud, educación y distribución de agua en el departamento colombiano de La Guajira, cuyos pobladores viven una tragedia humanitaria.


LA PRENSA LATINA

Roma, 21 feb (PL) El gobernador de la región de Apulia, Michele Emiliano, anunció hoy su decisión de permanecer en el gobernante Partido Democrático (PD), en cuyo congreso le disputará la secretaría al ex primer ministro Matteo Renzi.
Londres, 21 feb (PL) En un partido muy disputado, el Manchester City venció hoy por 5-3 al Mónaco en el duelo de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones del fútbol de Europa.
Berlín, 21 feb (PL) El Atlético de Madrid dio una clase magistral de fútbol y, en condición de visitante, desbancó hoy por 4-2 al Bayer Leverkusen en el partido de ida de los octavos de final de la Copa de Campeones del fútbol de Europa.
La Habana, 21 feb (PL) El canciller cubano, Bruno Rodríguez, recibió hoy al viceministro primero ruso de Relaciones Exteriores, Vladimir Titov, de visita oficial a esta isla caribeña.
Naciones Unidas, 21 feb (PL) El secretario general de la ONU, António Guterres, designó hoy al guineano Francois Louncény Fall como su representante especial para África central.
El Cairo, 21 feb (PL) El presidente de Egipto, Abdel Fattah El Sisi; y el rey de Jordania, Abdullah II, reafirmaron hoy que la solución al conflicto palestino-israelí pasa por la creación de dos Estados: Palestina e Israel
Naciones Unidas, 21 feb (PL) Naciones Unidas señaló hoy que en los próximos días y semanas espera un notable incremento del impacto en la población civil de los combates para expulsar al Estado Islámico (EI) de la zona occidental de la ciudad iraquí de Mosul.
Roma, 21 feb (PL) La dirección de Alitalia expresó hoy su disposición a reiniciar negociaciones con los sindicatos para lograr un acuerdo sobre la renovación del contrato de trabajo, como paso imprescindible para resolver la crisis en la cual se encuentra.
Mogadiscio, 21 feb (PL) La grave sequía que afecta a Somalia desplaza a unas 135 mil personas desde noviembre de 2016 y organizaciones internacionales, pero el número puede aumentar, indicaron hoy funcionarios de la ONU.
Quito, 21 feb (PL) El titular del Consejo Nacional Electoral (CNE), Juan Pablo Pozo, admitió hoy que la tendencia marca una segunda vuelta entre los candidatos presidenciales de Ecuador, pero que esperará por los datos definitivos para confirmar el balotaje.
Abu Dabi, 21 feb (PL) La puertorriqueña Mónica Puig y la favorita alemana Angelique Kerber se medirán en octavos de final del torneo tenístico de Dubai, luego de vencer hoy en sus respectivos compromisos.
San José, 21 feb (PL) El partido costarricense Frente Amplio (FA) condenó hoy los llamados a manifestaciones y la violencia en Ecuador, al tiempo que destacó la limpieza y el respeto de la voluntad popular de las elecciones generales en esa nación andina.
Tegucigalpa, 21 feb (PL) El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, reiteró hoy la importancia de aprobar las reformas penales promovidas por su gobierno y de actuar rápido para frenar la violencia y el crimen organizado en el país.
Asunción, 21 feb (PL) Ante el brote de fiebre amarilla en la vecina Brasil, las autoridades de salud paraguayas anunciaron hoy el inicio de labores para la vacunación contra el mal en zonas de riesgo





LA RADIO DEL SUR


REBELION
Martes, 21 de febrero de 2017
Ecuador
Una incógnita por despejar
Atilio A. Boron

Economía
La globalización, más allá y más acá de Donald Trump
Paula Bach

Ecuador
Incertidumbre después de las elecciones
Silvia Arana

Feminismos
Violencia Sexual & América Latina
La sociedad paga el precio por el asesinato de mujeres
Phumzile Mlambo-Ngcuka

Mentiras y medios
Radio Sucumbíos, emisora comunitaria, popular y educativa cumple 25 años abordando en sus transmisiones diversas problemáticas sociales
“Un medio de comunicación no siempre puede ser neutral o imparcial”
Paolo Moiola

Palestina y Oriente Próximo
La Universidad de Londres invierte en fabricantes de armas de Israel
Shahd Abusalama y David Cronin

América Latina y Caribe
Los futuros líderes
Carolina Vásquez Araya

Opinión
El existencialista cínico
Armando B. Ginés