EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

lunes, 29 de junio de 2015

Alemania, Francia e Italia rechazan la instalación de armas nucleares de EU contra Rusia


Bajo la Lupa
Alfredo Jalife-Rahme

¿Anhela Estados Unidos combatir nuclearmente a Rusia hasta el último ciudadano europeo?

Aún el excelso Boletín de los Científicos Atómicos no actualiza su reloj apocalíptico, que en enero había sido colocado a tres minutos de medianoche (http://goo.gl/QKiQ5x ).
Estados Unidos –único país que ha lanzado dos bombas nucleares sobre las mártires ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, lo cual parece haber olvidado su pugnaz premier Shinzo Abe– se apresta a librar pequeñas (sic) guerras nucleares mediante operaciones nucleares controladas (sic), lo cual propone su think tank Centro Estratégico de Estudios Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés) en su reciente documento perturbador Proyecto Átomo: definiendo la estrategia nuclear de EU y la postura para 2025-2050, que considera la utilización del arsenal nuclear –basado en la nueva generación de ojivas tácticas y sus sistemas de lanzamiento– en una guerra contra Rusia (sic) o China (sic).
El muy influyente portal alemán Der Spiegel denuncia que Washington una vez más habla de estacionar sus ojivas nucleares en Europa y Rusia, también, levanta la retórica, mientras los “europeos están preocupados de encontrarse atrapados en medio de una nueva guerra fría” (http://goo.gl/ky9cc8 ).
Der Spiegel escudriña con microscopio la presente sensible situación, que puede convertir a Europa en el teatro de una tercera guerra, que inevitablemente sería nuclear, entre las dos máximas superpotencias atómicas del planeta: Estados Unidos y Rusia.
El portal alemán devela que durante una reciente reunión de ministros de Defensa de la OTAN, los alemanes y los franceses se pronunciaron contra medidas de represalia mediante la instalación de misiles nucleares de Estados Unidos en suelo europeo, cuando los alegatos de Washington sobre la pretendida ruptura por Rusia del Tratado de Fuerzas Intermedias Nucleares (INF, por sus siglas en inglés) –cuyo acuerdo entre Reagan y Gorbachov significó el fin de la guerra fría– son muy dudosos.
Lo real es que una aplastante mayoría de alemanes no desea nuevas (sic) armas nucleares de Estados Unidos en Europa. Al contrario, preferirían (sic) que sean retiradas las últimas bombas atómicas de Estados Unidos almacenadas cerca de Buchel, en Alemania occidental.
Mientras la intimidad de los mandatarios de Francia y Alemania ha sido motivo del obsceno espionaje de la ominosa Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, el ministro alemán de relaciones exteriores, Frank-Walter Steinmeier, ha descrito la exhumación de “los viejos reflejos de la guerra fría”, al unísono de la espiral (sic) acelerada (sic) de palabras en escalada y luego de actos cuando Alemania –donde ha llegado mayor equipo militar almacenado– se puede convertir en una zona de despliegue: Estados Unidos planea estacionar tanques, armas y equipo pesado para 5 mil soldados estacionados en Alemania y en los países de la OTAN oriental.
La nuclearización europea hasta los límites de Rusia por Obama, incongruente premio Nobel de la Paz, vislumbra “apaciguar los temores de los estados bálticos –Lituania, Letonia y Estonia– y los países de Europa oriental –Polonia, Bulgaria y Rumania–”, quienes desde la crisis de Ucrania temen una nueva agresión rusa.
Der Spiegel aduce que Moscú contempla los planes de EU como una mayor prueba de que Washington intenta expandir su esfera de influencia militar en Europa cuando Berlín no desea abandonar el tratado fundacional entre la OTAN y Rusia (nota: el INF), por lo que el gobierno alemán “excluye fundamentalmente el estacionamiento ‘sustancial’ o ‘permanente’ de tropas de la OTAN en el anterior bloque oriental”. Ya veremos…
Der Spiegel juzga que todos los relevantes acuerdos –los desarmes convencional y/o nuclear– están perdiendo su valor, cuando Moscú y Occidente no se tienen ya confianza, según explayó Gorbachov: Si una de las partes pierde sus nervios en esta atmósfera inflamatoria, entonces no sobreviviremos los años que vienen.
A Der Spiegel le faltó la autocrítica de Europa, llevada al borde del precipicio nuclear por la amazona israelí-estadunidense Vicky Nuland, esposa del zelote straussiano Robert Kagan, uno de los arquitectos de los fracasos bélicos de Afganistán/Irak/Siria/Libia/Yemen etcétera.
Mas allá de los rebasados estadistas europeos que cayeron en la trampa del belicismo bursátil del complejo militar-industrial de Estados Unidos –a menos de un sorpresivo acto independiente de la canciller alemana Angela Merkel y del presidente francés François Hollande–, a mi juicio las tres únicas personas susceptibles de encaminar una anhelada distensión nuclear en el planeta entre Estados Unidos y Rusia son: el papa jesuita argentino Francisco, el mandarín Xi y el primer ministro de India, Narendra Modi.
No es fácil superar los atavismos y las heridas de la aciaga etapa soviética por los países bálticos/Polonia/Bulgaria/Rumania/Moldavia, pero el papa Francisco puede otorgar todas las garantías inalienables de inmunidad bélica a todos ellos, en particular a Polonia, país de profunda tradición católica.
Juzgo que el zar Vlady Putin estaría dispuesto a realizar una negociación creativa con Polonia sin el flagrante intervencionismo de los superhalcones de Estados Unidos (http://goo.gl/tmuwnB ).
Muchos de los países escindidos de la parte occidental de la ex URSS sobredimensionan –cuando no por las malignas instrucciones de Estados Unidos, por fines electoreros y/o de comisiones por la pantagruélica venta de armas– la fantasiosa amenaza de Rusia que se defiende desde el golpe de Estado en Kiev –promovido en gran medida por el megaespeculador George Soros, según grabaciones comprometedoras (http://goo.gl/kViDDK )– y su concomitante despliegue irredentista de la OTAN en la periferia inmediata de Moscú cuando ni Vlady Putin ni el complejo militar industrial ruso están dispuestos a repetir los suicidas errores trágicos de los ingenuos Gorbachov y Yeltsin.
A mi juicio, el Intermarium –que va del Mar Negro al Mar Báltico– debe ser declarado una zona libre de armas nucleares (http://goo.gl/WpiVl8 ), al unísono de la neutralidad obligada de Ucrania (entre el Grupo de Shanghai y la OTAN), extensiva a los países bálticos/Polonia/Rumania/Bulgaria/Moldavia–, a menos que deseen ser la carne de cañón de una confrontación nuclear entre las dos superpotencias Estados Unidos y Rusia.
Se detecta un enorme nerviosismo de Zbigniew Brzezinski, ex asesor de Seguridad Nacional de Carter e íntimo de Obama y, más que nada, uno de los diseñadores de la crisis de Ucrania –cuya instrumentación recayó en las dos amazonas israelí-estadunidenses Vicky Nuland y Anne Applebaum (anterior editora de The Economist)– cuando pregunta en su ya histórico tuit: “¿Los alemanes/franceses/italianos, quienes no desean –¡supersic!– defender a sus aliados de los países Bálticos de la OTAN, sienten –¡supersic!– que EU no debe defender a Alemania/Francia/Italia si son atacados?” (http://goo.gl/6hXTbf ).
Entre Brzezinski y George Soros –presunto títere de los banqueros esclavistas Rothschild–, ¡que Dios agarre confesados a los cándidos europeos!

Argentina embargará petroleras británicas y estadounidenses en Malvinas




La justicia argentina ha ordenado este sábado embargos por más de 156 millones de dólares contra bienes y activos de empresas británicas y estadounidenses que operan en las Islas Malvinas.
La jueza federal de Río Grande, Tierra del Fuego, Lilian Herraez, ha ordenado embargos por 156,4 millones de dólares, además del secuestro de barcos y otros bienes de empresas petroleras que operan ilegalmente en las Islas Malvinas, según informan medios locales.
Según la justicia, en la denuncia son implicadas las británicas Rockhopper Exploration plc, Premier Oil plc, Falkland Oil And Gas Limited y las estadounidenses Noble Energy Inc. y Edison International SPA, las cuales previamente en el pasado mes de abril habían sido objeto de una denuncia penal por cargos de la extracción ilegal de petróleo y gas en el llamado archipiélago, ocupado desde 1833 por el Reino Unido.
La medida abarca, también, a la plataforma “Eirik Raude”, contratada por el consorcio integrado por las mencionadas empresas británicas, y que es utilizada para hacer perforaciones en el lecho submarino, y al estadounidense dique flotante “Noble frontier”, afectado a un programa de perforación petrolera en la zona.
Por otra parte, la magistrada ha ordenado el cese inmediato de la exploración y explotación en territorio argentino, lo que se había solicitado en el requerimiento de instrucción debido a los graves e irreparables daños ambientales producidos por las actividades petroleras ilícitas.
Tal y como informa el Ministerio Público Fiscal argentino “la orden judicial será notificada a la Cancillería para que, por vía diplomática y en cumplimiento de los pactos de cooperación internacional en materia judicial, sea derivada para su ejecución ante los tribunales de cada país donde se encuentren radicados los activos identificados”.
En tanto, a principios de junio, varias de esas compañías afirmaron que pese a las demandas y amenazas legales del Gobierno argentino, seguirían sus tareas de exploración en las zonas y aguas en disputa del Atlántico sur.
Argentina y el Reino Unido mantienen un litigio sobre la soberanía de las islas, lo que motivó una confrontación bélica entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982, que acabó con la vida de 649 militares argentinos, 255 británicos y tres civiles isleños.
La disputa por la soberanía ha generado hasta ahora varios choques diplomáticos. El más reciente ocurrió el pasado 10 de junio cuando la presidenta argentina, Cristina Fernández, criticó al primer ministro británico David Cameron por tratar “casi maleducadamente” al canciller argentino, Héctor Timerman, en la II Cumbre UE-Celac, acusándolo de haber usado “palabras amenazantes”.
En reiteradas ocasiones, Argentina ha pedido al Gobierno británico sentarse a la mesa de negociaciones para resolver pacíficamente la disputa de soberanía; una solicitud que, todavía, no ha recibido una debida respuesta desde Londres.
HispanTV

Grecia y los usureros mafiosos



Guillermo Almeyra
Aunque el gobierno grie­go para las negociaciones haya rebautizado las instituciones a la troika, el Fondo Monetario In­ter­nacional, el Banco Central Eu­ropeo y la Comisión Europea forman un grupo de usureros dispuesto a destruir la vida de millones de personas y a reducirlas al hambre. Esa mafia del capital financiero internacional busca derribar al gobierno de Syriza, dirigido por Alexis Tsipras, para desmoralizar al pueblo griego hoy en rebelión y dar un ejemplo de lo que les podría suceder a otros países (sobre todo España) si intentan desconocer la deuda contraída por los gobiernos de derecha.
Aprovechando que el 30 de junio Grecia debe pagar 6 mil 970 millones de euros (7 mil 840 millones de dólares), esa mafia le acaba de lanzar este viernes un ultimátum a Atenas que va unido a un chantaje evidente pues le ofrece prolongar la ayuda hasta noviembre de este año y un préstamo de 15 mil 500 millones de euros si Grecia acepta de inmediato las medidas económicas que la troika quiere imponer enmascaradas bajo el calificativo suave de reformas. Para mayor burla, el grupo chantajista no aportaría dinero fresco, porque esos 15 mil 500 millones se formarían con 3 mil 500 mi­llones que Grecia debe pagar al FMI, más 3 mil 300 millones provenientes de las ganancias del Banco Central Europeo con los fondos griegos y 8 mil 800 provendrían de un fondo de ayuda ya existente a los bancos griegos por 10 mil 900 millones para prevenir una corrida bancaria. Atenas, si cediese ante el ultimátum para tener nuevos fondos, recibiría sólo unos pocos miles de millones nuevos a cambio de hipotecar su futuro durante décadas.
Sobre un poco más de 11 millones de habitantes Grecia tiene hoy más de 3 millones de pobres, millón y medio de desocupados (27 por ciento de la población activa, uno de cada tres trabajadores) y un constante ingreso de emigrados de la guerra en Medio Oriente. El gobierno de Tsipras decidió otorgar a 300 mil familias indigentes 200 millones de euros (unos 230 millones de dólares) bajo la forma de electricidad gratis y de subsidios a la alimentación y el alquiler, y el Eurogrupo rechazó incluso esa elemental medida humanitaria.
La deuda griega fue declarada injusta, ilegal y odiosa por una comisión internacional reunida por el Parlamento griego, la cual sugirió someterla a una auditoría. Quienes la contrajeron fueron los gobiernos de la derecha y del PASOK (el partido socialdemócrata) que aceptaron la corrupción que proponían los bancos y los armamentistas alemanes y franceses a los cuales Grecia debe 160 mil millones de euros. Sin embargo, y contrariamente a todas sus promesas electorales, el gobierno de Tsipras no hizo una auditoría de la deuda para pagar sólo lo legítimo, sino que la aceptó en su totalidad y la está pagando, con los intereses usurarios. Además, cedió ante la imposición de sus acreedores y aceptó aumentar la edad para la jubilación a 67 años, reducir fuertemente los prepensionamientos y aumentar a 23 por ciento el impuesto al valor agregado en rubros fundamentales para su economía, empezando por la hotelería, lo cual encarecería el turismo en Grecia, principal recurso del país para obtener divisas. La mayoría gubernamental dirigida por Tsipras discute la postergación hasta septiembre de las reformas que acepta, en vez del 1º de julio, como exige el FMI, y prefiere poner nuevos impuestos a los más ricos que recortar los gastos, como exige el FMI para pagar la deuda. Tsipras acaba de declarar no aceptaremos chantajes ni ultimátums y su ministro de Economía, Yanis Varufakis, dijo por su parte que la deuda es inaceptable. La izquierda de Syriza (47 por ciento del partido) siempre se negó a pagarla, pero reafirmó su voluntad de permanecer dentro del euro y de la Unión Europea.
Syriza, como se recordará, es un frente de tendencias y el partido de Tsipras –Synaspismos– es una escisión eurocomunista del viejo Partido Comunista griego y tiene como inspiración –a pesar del fin inglorioso de esa formación– al Partido Comunista Italiano, que creía que el socialismo se podía hacer llegando al gobierno en coalición con los partidos capitalistas (y proimperialistas) y acabó en el desastre político y moral y en su disolución. Syriza ganó las elecciones, arrebatándoles votos a la derecha y al Pasok socialdemócrata. Es decir, no con un electorado anticapitalista preparado a una ruptura con los usureros y el sistema, sino con sufragios por un gobierno honesto, sin ladrones, dentro del euro y del sistema capitalista. Tsipras no supo preparar a esos millones de griegos ni para la lucha que vendría (porque creía en un acuerdo con la UE, sin comprender lo que estaba en juego) ni para las consecuencias de un fracaso en las negociaciones.
Ahora cuenta aún con un apoyo mayoritario (47 por ciento, según las encuestas), pero no sólo tiene la oposición dura de la derecha conservadora y de los neonazis (lo que era inevitable), sino también la desconfianza de una parte importante de los trabajadores (izquierda de Syriza y Partido Comunista y aliados) que lo acusan de conciliador y hasta –erróneamente– de traidor. Ante una eventual ruptura de las negociaciones con la troika, podría reconquistar, sin embargo, parte de esa izquierda que protesta y movilizar grandes masas. Hasta este viernes, cuando escribo este artículo, podría convocar un referendo o elecciones generales y tomar medidas preparatorias para volver a la moneda griega, el dracma, rompiendo con el euro y la UE, y tomando medidas políticas y sociales (estatización de los bancos, control de cambios, expropiaciones de grandes empresas, eliminación del impuesto a los alimentos y las medicinas, plan prioritario de trabajo) todo eso sobre la base de movilizaciones y de explicaciones constantes a los griegos. La lucha vertical de aparatos (gobierno contra la troika) fracasó: sólo queda la reconstrucción desde abajo con el apoyo popular.

Cómo hacer que Venezuela parezca una dictadura



Marcos Roitman Rosenmann
No importa que el Consejo Nacional Electoral convocase a elecciones legislativas para el 6 de diciembre de este año. Hoy en día las formas para derrocar gobiernos constitucionales y democráticos es transformarlos en dictaduras. En la república bolivariana de Venezuela el itinerario ha sido transparente. Primero se busca descalificar el proyecto globalmente, adjetivándolo de populista, negando el valor jurídico del proceso constituyente y rechazando la Constitución. Se infravaloran las nuevas instituciones, a los procesos electorales se les considera un fraude, se deslegitima a los representantes electos y se levanta un relato en el cual los partidos opositores y los medios de comunicación son perseguidos por hordas marxistas totalitarias.
Para que la historia tenga credibilidad, se tensa la gobernabilidad democrática y se juega en el filo de la conspiración y el golpismo. El objetivo, colmar la paciencia del gobierno y obligar a las autoridades a tomar medidas represivas. En este plan hay quienes asumen el papel de mártires que serán paseados por el mundo como víctimas de la dictadura bolivariana. Son dirigentes que llaman a la sedición, a romper la legalidad vigente y a conspirar contra el Estado. El fin, deslegitimar al gobierno bajo la acusación de situarse fuera de la ley y la Constitución. Los mismos opositores que la tildaron de totalitaria, excéntrica y ajena a la tradición constitucionalista, se trasforman en sus guardianes. Y desde sus cargos de representantes electos democráticamente hacen un llamado a la desobediencia civil, a tomar las calles, a ejercer la violencia. Leopoldo López, encarcelado por sedición, ha sido trasformado en preso político por sus acólitos. Ya tienen su ícono. La siguiente escala, subrayar que el país está en manos de un gobierno corrupto e ilegítimo. Democracia versus dictadura. Ellos se autodenominan demócratas y descalifican a la ciudadanía que no comparte su criterio. Para completar el cuadro de ser Venezuela y su gobierno un régimen dictatorial, falta acoplar el frente exterior, promoviendo sanciones internacionales y declaraciones tendentes a demostrar que con Hugo Chávez y ahora con Nicolás Maduro se vive una cruenta dictadura donde los derechos humanos no son respetados.
Curiosamente, quienes hacen estas declaraciones pueden transitar libremente, conceder entrevistas, recibir apoyos económicos, convocar a mítines, conferencias y ser aclamados en cualquier espacio público sin sufrir represión alguna. Al contrario, cuentan con protección gubernamental para que se expresen libremente ¿Qué dictadura permitiría tal acción?
El juego se traslada de escenario. Ya no se trata de provocar la actuación de las fuerzas armadas, más bien dividirlas, romper su disciplina y compromiso con la revolución bolivariana. Igualmente, definir el régimen como una dictadura se ajusta al itinerario, estrategias y argumentos recurrentes propios de la guerra fría, aunque los tiempos y la realidad no guarden parangón. Tras la II Guerra Mundial, el anticomunismo y la necesidad de bloquear una revolución socialista llevaron a las burguesías latinoamericanas a mostrar su lado oscuro. Ningún proceso de cambio social, cuyo liderazgo no ejercieren, tendría éxito. Lo abortarían de cualquier manera. Si el conflicto se les escapaba de las manos y perdían el control político, podían optar por incluir las clases trabajadoras, concediendo derechos sociales, económicos y políticos, siempre bajo su tutela; también podían cooptar a los dirigentes políticos y sindicales de los partidos obreros y populares, frenando las reivindicaciones democráticas a cambio de un trozo del pastel y una economía saneada en lo personal. Sindicatos corruptos, vinculados a los partidos dominantes fueron la mejor arma para diluir las demandas de las clases trabajadoras. También lo fue crear partidos políticos ad-hoc para legitimar una oposición sumisa y dar la imagen de vivir en una democracia; por último, practicaron una política represiva consistente en la exclusión. Las tres vías son reconocibles en las historias políticas de los países latinoamericanos.
Mientras tanto, Estados Unidos se trasformaba en gendarme político de la región. Así, propondrá a las burguesías locales vincular el cambio social a tres conceptos irrenunciables. Condición sine qua non para disfrutar de las ayudas económicas y ser socios subordinados del proyecto estadunidense. Seguridad, desarrollo y democracia fueron los ejes sobre los cuales se levantó la dominación imperial en la región. Su agenda no tuvo fisuras. Bajo el manto del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) se planificó la seguridad frente al enemigo exterior e interno y la subversión. La Organización de Estados Americanos (OEA) sirvió de escaparate para el nuevo panamericanismo y promover acuerdos económicos de cooperación. La modernización política consistió en brindar el apoyo a las élites del pacto anticomunista. Democratacristianos, socialdemócratas, liberales, progresistas y nueva derecha.
No hubo muchos argumentos para derrocar gobiernos democráticos y antiimperialistas. Si una coalición o partido político ganaba unas elecciones libres, poniendo en marcha la reforma agraria, un plan de nacionalizaciones y fomentando la participación de las clases populares, caía en desgracia. Las fuerzas armadas, en nombre de la patria ultrajada, actuaban contra la implantación de ideologías foráneas disolutivas de la nación, y en defensa de los valores de la cultura occidental, católica, apostólica y romana. En definitiva se alzaban contra el totalitarismo marxista. Hoy, para romper la institucionalidad democrática, las burguesías locales y el imperialismo estadunidense sólo tienen una salida, ante el descrédito de los golpes de Estado, mejor deslegitimar la democracia, promoviendo dictaduras blandas. Y en eso andan.

Siguen masivas movilizaciones en Honduras contra corrupción gubernamental




El viernes miles de hondureños y hondureñas participaron en la conocida como “Marcha de las Antorchas” en la ciudad de Tegucigalpa para condenar la corrupción en el seno del Gobierno conservador.
Los manifestantes marcharon hasta la casa presidencial, donde un grupo de activistas realizan una huelga de hambre dese el pasado lunes.
Las protestas en la nación centroamericana se han intensificado esta última semana, luego de que una comisión legislativa hiciera público un informe en el que aseguran que el Partido Nacional, del actual presidente Juan Orlando Hernández, recibiera cerca de 94 mil dólares del Seguro Social durante el desarrollo de la campaña electoral.
Los marchantes, con antorcha en mano, partieron cerca de las cinco de la tarde hasta la casa de Gobierno, que se encontraba fuertemente resguardadas por efectivos policiales y militares.
Los organizadores de la manifestación aseguraron que esta marcha ha sido la más concurrida de las cinco que de forma consecutiva se han venido realizando.
A esta protesta se sumaron los usuarios de la red social Twitter, quienes posicionaron las etiquetas #TeVasPorqueTeVas y #RenunciaJOH, refiriéndose al mandatario hondureño.
AVN

El hoy de nuestra América Latina. . . . 29-06-2015



Obama y Roussef intentarán mostrar que las relaciones entre los dos países sobrepasaron los problemas provocados por el espionaje de la NSA29 de junio de 2015, 07:59Washington, 29 jun (PL) La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y el mandatario estadounidense, Barack Obama, tendrán hoy en la Casa Blanca una cena protocolar, en la que abordarán el relanzamiento de los nexos bilaterales y aspectos sobre cambio climático

LA PRENSA LATINA



29 de junio de 2015, 02:59Limpopo, Sudáfrica, 29 jun (PL) Un combativo encuentro en la Universidad de Limpopo fue la última actividad oficial de los cinco luchadores antiterroristas cubanos en esta provincia del extremo norte de Sudáfrica. (PLRadio)


25 de junio de 2015, 01:01Por Luis Beatón *
robert menendez y Salomon MelgenLa Habana (PL) Una gran cantidad de estadounidenses considera el bipartidismo representado en Washington como una democracia disfrazada en la que muchas veces deciden cabilderos y políticos sin escrúpulos.

Otros Exclusivos:

29 de junio de 2015, 06:12Por Mario Hubert Garrido
Imagen activaCaracas, 29 jun (PL) Con una participación popular de más de tres millones de votos en sus comicios internos, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) alista desde hoy la llamada victoria admirable en las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre.


Gail Walker, codirectora de Pastores por la Paz. FotosPL/Manuel Muñoa29 de junio de 2015, 07:50La Habana, 29 jun (PL) La codirectora de Pastores por la Paz Gail Walker, aseguró que el ejemplo del pueblo cubano y su resistencia durante más de medio siglo es hoy la fuente de inspiración de esa organización. (PLRadio)                                                                                   
Imagen activa29 de junio de 2015, 08:14Moscú, 29 jun (PL) El embajador de Brasil en Rusia, Antonio José Vallím, calificó hoy de muy positiva la idea de crear una divisa común para los países del grupo Brics, quinteto que completan India, China y Sudáfrica. 

29 de junio de 2015, 07:58Por Odalys Buscarón Ochoa
Premio Máster circense en SochiSochi, Rusia, 29 jun (PL) Los preparativos y ensayos para los nominados al Premio Máster en Artes Circenses 2015 entraron hoy aquí en cuenta regresiva, con un intenso programa de actuaciones ante el jurado de expertos y el público que se deleita con los brillantes espectáculos



29 de junio de 2015, 06:12Por Mario Hubert Garrido

Imagen activaCaracas, 29 jun (PL) Con una participación popular de más de tres millones de votos en sus comicios internos, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) alista desde hoy la llamada victoria admirable en las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre


Imagen activa28 de junio de 2015, 23:59Asunción, 29 jun (PL) Cinco gremios de trabajadores paraguayos de la salud se unieron hoy al llamado al paro convocado por el Sindicato Nacional de Médicos (Sinamed) que se iniciará el próximo 7 de julio.

LA RADIO DEL SUR

REBELION
Lunes, 29 de junio de 2015
Ignacio Ramonet

Discurso íntegro del primer ministro de Grecia anunciado el referéndum ante el chantaje de los acreedores
Alexis Tsipras

Teresa de Fortuny y Xavier Bohigas

Ilka Oliva Corado

Turquía
Immanuel Wallerstein

Alberto Betancourt Posada

Amira Hass

M.K. Bhadrakumar

Fragmentos destacados del discurso de Tsipras llamando al referéndum



historico
Al filo de la media noche, en una intervención televisada a todo el país, el primer ministro griego anunció un referéndum para decidir si se firma un acuerdo con la Troika.
El resultado de esta votación decidirá el futuro económico de Grecia durante las próximas décadas. Quizás también el de la Unión Europea.
Aquí están algunos fragmentos de su discurso:
Compatriotas míos,
Durante los últimos seis meses este gobierno ha estado luchando en condiciones de asfixia económica sin precedentes para cumplir lo prometido. Nuestra promesa consistía en negociar con nuestros socios europeos el fin de la austeridad y el retorno de la justicia social a nuestro país.
El mandato que nos disteis tenía como fin lograr un acuerdo que respetase la democracia, los valores europeos y que acabase definitivamente con esta crisis económica.
Durante este periodo de negociaciones nos pidieron adoptar medidas de gobiernos anteriores, gobiernos que habían sido condenados en las elecciones.
Nunca, ni por un momento, contemplamos rendirnos. Eso hubiese sido traicionar vuestra confianza.
Tras cinco meses de negociaciones, nuestros socios europeos nos presentaron un ultimatum. Un ultimatum que contraviene los principios y valores de Europa.
Las medidas de las instituciones contemplaban medidas como la desregulación del mercado laboral, recortes en las pensiones, recortes en salarios públicos, incremento del IVA en alimentos.
Estas propuestas violan las reglas europeas y los derechos fundamentales del trabajo, la igualdad y la dignidad. El objetivo de algunos de nuestros socios no era más que la humillación de todo el pueblo griego.
[…]
Compatriotas,
Tenemos una responsabilidad histórica para dignificar la democracia y nuestra soberanía.
Es una responsabilidad con el futuro de nuestro país. Y esta responsabilidad nos lleva a responder al ultimatum según la voluntad del pueblo griego.
Hace unos instantes he convocado a mi gobierno y he propuesto que el pueblo griego elija en ejercicio de su soberanía. Mi propuesta ha sido aceptada unánimemente.
Mañana una sesión plenaria del Parlamento Griego aprobará la propuesta del gobierno para celebrar un referendum el próximo domingo, 5 de julio, donde se preguntará si aceptamos o rechazamos las medidas propuestas por Europa.
[…]
Compatriotas,
Ante esta austeridad descarnada y autocrática debemos responder con democracia, compostura y decisión.
Grecia, la cuna de la democracia, debe enviar un mensaje fuerte y democrático a Europa y a la comunidad internacional.
Me comprometo a respetar el resultado democrático de este referéndum, sea cual sea el resultado.
Estoy seguro que vuestra elección honrará la historia de nuestro país y enviará un mensaje de dignidad al mundo entero.
En estas horas cruciales, debemos recordar que Europa es la casa común de sus gentes. En Europa no hay dueños ni esclavos.
Grecia es una parte indispensable de Europa y Europa una parte indispensable de Grecia. Pero Grecia sin democracia es una Europa sin dignidad ni dirección.
Os llamo a tomar una decisión a la altura de nuestra digna de nosotros.
Por nosotros, por las generaciones futuras, por la historia de Grecia.
Por la soberanía y la dignidad de nuestro pueblo.

domingo, 28 de junio de 2015

Comprender cómo nos manipulan



Ignacio Ramonet
Se cumplen 80 años de la primera edición (1935) en lengua española de la gran novela rupturista Un mundo feliz (se había publicado tres años antes en inglés), del filósofo y escritor visionario Aldous Huxley.
Y ante tanta felicidad artificial en nuestros días, tantas manipulaciones y tantos condicionamientos contemporáneos, cabe preguntarse: ¿será útil releer hoy Un mundo feliz? ¿Es acaso necesario retomar un libro publicado hace más de 80 años, en una época tan alejada de nosotros que Internet no existía e incluso la televisión aún no había sido inventada? ¿Es esta novela algo más que una curiosidad sociológica, un best seller ordinario y efímero del que se vendieron, en el año de su publicación, en inglés, más de un millón de ejemplares?
Estas cuestiones parecen tanto más pertinentes cuanto que el género al que pertenece la obra –la distopía, la fábula de anticipación, la utopía cientifico-técnica, la ciencia ficción social– posee un grado muy alto de obsolescencia. Pues nada envejece con mayor rapidez que el futuro. Sobre todo en literatura.
Sin embargo, si alguien, superando estas científico, se vuelve a sumergir en las páginas de esa novela se quedará estupefacto por su sorprendente actualidad. Constatando que, por una vez, el pasado ha atrapado el presente. Recordemos que el autor, Aldous Huxley (1864– 1963), narra una historia que transcurre en un futuro muy lejano, hacia el año 2 mil 500, o, con mayor precisión, hacia el año 600 de la era fordiana, en alusión satírica a Henry Ford (1863-1947), el pionero estadunidense de la industria automovilística (de la que una célebre marca de coches sigue llevando su nombre), inventor de un método de organización del trabajo para la fabricación en serie y de la estandarización de las piezas. Método –el fordismo– que transformó a los trabajadores en poco menos que autómatas o en robots que repiten a lo largo de la jornada un único y mismo gesto. Lo cual suscitó, ya en la época, violentas críticas; pensemos, a este respecto, por ejemplo, en las películas Metrópolis (1926), de Fritz Lang, o Tiempos modernos (1935), de Charles Chaplin.
Aldous Huxley escribió Un mundo feliz, visión pesimista del porvenir y crítica feroz del culto positivista a la ciencia, en un momento en el que las consecuencias sociales de la gran crisis de 1929 afectaban de lleno a las sociedades occidentales, y en el que la credibilidad en el progreso y en los regímenes democráticos capitalistas parecía vacilar.
Editado en inglés antes de la llegada de Adolf Hitler al poder en Alemania (1933), Un mundo feliz denuncia la perspectiva pesadillesca de una sociedad totalitaria fascinada por el progreso científico y convencida de poder brindar a sus ciudadanos una felicidad obligatoria. Presenta una visión alucinada de una humanidad deshumanizada por el condicionamiento a lo Pavlov y por el placer al alcance de una píldora (el soma). En un mundo horriblemente perfecto, la sociedad decide totalmente, con fines eugenésicos y productivistas, la sexualidad de la procreación.
Una situación no tan alejada de la que conocen hoy algunos países en donde los efectos de la crisis de 2008 están provocando (en Europa sobre todo) la subida de partidos de extrema derecha, xenófobos y racistas. Donde las píldoras anticonceptivas permiten ya un amplio control de la natalidad. Y donde nuevas píldoras (Viagra, Lybrido) dopan el deseo sexual y lo prolongan hasta más allá de la tercera edad. Por otra parte, las manipulaciones genéticas permiten cada vez más a los padres la selección de embriones para engendrar hijos en función de criterios predeterminados, estéticos, entre otros.
Otra sorprendente relación con la actualidad es que la novela de Huxley presenta un mundo donde el control social no da cabida al azar, donde, formadas con el mismo molde, las personas son clónicas, pues se producen en serie, la mayoría tiene garantizado el confort y la satisfacción de los únicos deseos que está condicionada a experimentar, pero donde se ha perdido, como diría Mercedes Sosa, la razón de vivir.
En Un mundo feliz, la americanización del planeta, ha culminado; la historia ha terminado (como lo afirmara más tarde Francis Fukuyama), todo ha sido estandarizado y fordizado, tanto la producción de los seres humanos, resultado de puras manipulaciones genético-químicas, como la identidad de las personas, producida durante el sueño por hipnosis auditiva: la hipnopedia, que un personaje en el libro califica de la mayor fuerza socializante y moralizante de todos los tiempos.
Se producen seres humanos, en el sentido industrial del término, en fábricas especializadas –los centros de incubación y condicionamiento–, según modelos variados, que dependen de las tareas muy especializadas que serán asignadas a cada uno y que son indispensables para una sociedad obsesionada por la estabilidad.
Desde su nacimiento, cada ser humano es además educado en unos centros de condicionamiento del Estado, en función de los valores específicos de su grupo, mediante el recurso masivo a la hipnopedia para manipular el espíritu, crear en él reflejos condicionados definitivos y hacerle aceptar su destino.
Aldous Huxley ilustraba así, en esa obra, los riesgos implícitos en la tesis que venía formulando desde 1924 John B. Watson, el padre del conductismo, esa pretendida ciencia de la observación y control del comportamiento. Watson afirmaba, con frialdad, que podía elegir al azar en la calle a un niño saludable y transformarlo, a su elección, en doctor, abogado, artista, mendigo o ladrón, cualquiera que fuera su talento, sus inclinaciones, sus capacidades, sus gustos y el origen de sus ancestros.
En Un mundo feliz, que es fundamentalmente un manifiesto humanista, algunos vieron también, con razón, una crítica ácida a la sociedad estalinista, a la utopía soviética construida con mano de hierro. Pero también hay, claramente, una sátira a la nueva sociedad mecanizada, estandarizada, automatizada que se montaba en esa época en Estados Unidos, en nombre de la modernidad técnica.
Sumamente inteligente y admirador de la ciencia, Huxley expresa, sin embargo, en esta novela, un profundo escepticismo respecto de la idea de progreso, una desconfianza hacia la razón. Frente a la invasión del materialismo, el autor entabla una interpelación feroz a las amenazas del cientificismo, el maquinismo y el desprecio a la dignidad individual. Claro que la técnica asegurará a los seres humanos un confort exterior total, de notable perfección, estima Huxley con desesperada lucidez. Todo deseo, en la medida en que podrá ser expresado y sentido, será satisfecho. Los seres humanos habrán perdido su razón de ser. Se habrán transformado a sí mismos en máquinas. Ya no se podrá hablar en sentido estricto de condición humana.
Pero sí de condicionamiento, que no ha cesado de intensificarse desde la época en que Huxley publicó este libro y anunció que, en el futuro, seríamos manipulados sin que nos diésemos cuenta de ello. En particular, por la publicidad. Mediante el recurso a mecanismos sicológicos y gracias a técnicas bien rodadas, los Mad men de la publicidad consiguen que compremos un producto, un servicio o una idea. De ese modo nos convertimos en personas previsibles, casi teledirigidas. Y felices.
Confirmando esas tesis de Huxley, a mediados de la década de 1950, Vance Packard publicó The hidden persuaders (La persuasión clandestina), y Ernest Dichter y Louis Cheskin denunciaron que las agencias de publicidad intentaban manipular el inconsciente de los consumidores. En particular mediante el uso de la publicidad subliminal en los medios de comunicación masivos. El 30 de octubre de 1962 se llevó a cabo una verdadera prueba que demostraba la eficacia de la publicidad subliminal: durante una película se lanzaba cada cierto tiempo mensajes invisibles acerca de unos productos. Las ventas de dichos productos aumentaron.
Actualmente, la publicidad subliminal ha avanzado y existen técnicas más sofisticadas y hasta más perversas para manipular la mente del ser humano. Por ejemplo, mediante los colores que modifican nuestras percepciones e influyen sobre nuestras decisiones. Los especialistas en marketing lo saben y utilizan sus efectos para orientar nuestras compras.
En un experimento conocido de finales de los años 60, Louis Cheskin, director del Color Research Institute, pidió a un grupo de amas de casa que probaran tres cajas de detergentes y que decidieran cuál de ellas daba mejor resultado con las prendas delicadas. Una era amarilla, la otra azul y la tercera azul con puntos amarillos. A pesar de que las tres contenían el mismo producto, las reacciones fueron distintas. El detergente de la caja amarilla se juzgó demasiado fuerte, el de la azul se consideró que no tenía fuerza para limpiar. Ganó la caja bicolor.
En otra prueba se dieron dos muestras de cremas de belleza a un grupo de mujeres. Una en un recipiente rosa, y otra en uno de color azul. Casi 80 por ciento de las mujeres declararon que la crema del bote rosa era más fina y efectiva que la del bote azul. Nadie sabía que la composición de las cremas era idéntica. “No es una exageración decir que la gente no sólo compra el producto per se, sino también por los colores que lo acompañan. El color penetra en la psique del consumidor y puede convertirse en estímulo directo para la venta”, escribe el publicista Luc Dupont en su libro 1001 trucos publicitarios.
Cuando la empresa productora del jabón Lux empezó a vender en color rosa, verde, turquesa, sustituyendo la pastilla habitual de color amarillo, se convirtió en número uno de jabones de belleza en el mercado. Los nuevos colores sugerían delicadeza y cuidado, intimidad y cariño, y los consumidores se mostraron entusiastas. Recientemente, McDonald’s dejó su mítico color rojo (tonalidad apreciada por los más pequeños y que suele estimular el hambre) a favor del verde, en un intento por reposicionar su marca hacia la comida saludable y un estilo de vida sostenible.
La lectura de Un mundo feliz nos alerta contra todas estas agresiones. Sin olvidarse de las manipulaciones mediáticas. Esta novela también puede verse como una sátira muy pertinente de la nueva sociedad delirante que se está construyendo hoy día en nombre de la modernidad ultraliberal. Pesimista y sombrío, el futuro visto por Aldous Huxley nos sirve de advertencia y nos alienta, en la época de las manipulaciones genéticas, a la clonación y la revolución de lo viviente, a vigilar de cerca los actuales progresos científicos y sus potenciales efectos destructivos.
Un mundo feliz nos ayuda a comprender mejor el alcance de los riesgos y peligros que se presentan ante nosotros cuando de nuevo, en todos lados, progresos científicos y técnicos nos enfrentan a desafíos ecológicos que hacen peligrar el futuro del planeta. Y de la especie humana.

El reto de construir una nueva relación con un estado racista y discriminatorio




Para los pueblos indígenas de Guatemala que buscan reivindicar su autonomía es necesario avanzar en la construcción de un Estado Plurinacional que respetará la soberanía territorial de cada uno de los pueblos de Guatemala. Pero, ¿cómo se construye una nueva relación con el Estado un pueblo indígena que históricamente ha sido pisoteado por ese mismo Estado?
Lo más fundamental es de comenzar adentro fortaleciendo las autoridades ancestrales y tradicionales y reconstruyendo las estructuras de autonomía comunitaria. Construir una nueva relación con el Estado implica no depender de ese Estado sino tener las estructuras organizativas propias para vivir soberanamente.
El pueblo Ixil ha estado metido en este proceso desde hace 15 años, emergiendo del Conflicto Armado con una determinada audacia de reconstruir el tejido social arruinado a través cinco siglos de invasiones y el genocidio cometido por el ejército en la década de los 1980´s. Desde la firma de los Acuerdos de Paz, el pueblo Ixil ha estado reconstruyendo las diversas instituciones, organizaciones y colectividades ancestrales y novedosas que permiten un ejercicio de su autonomía.

A nivel política, las autoridades ancestrales comunitarias se han restituidas como los dirigentes de la vida comunitaria orientando al pueblo en la gobernanza de sus territorios. A nivel municipal, las Alcaldías Indígenas se han formado como voceros de las comunidades en la defensa del territorio y en el enfrentamiento con las políticas de explotación del Estado. A nivel jurídico, estas mismas autoridades están retomando su rol ancestral de administradores de justicia comunitaria.

La Universidad Ixil nació hace unos años como un esfuerzo de reivindicar la epistemología propia del pueblo Ixil. Busca valorar el conocimiento propio de los ixiles, desmentir la supuesta superioridad del conocimiento occidental, y renovar la tan importante transmisión del conocimiento de anciano a joven que asegura la continuidad de este conocimiento. También se han emprendido impulsos para revalorar y consolidar la agricultura campesina como estilo de vida propio y digno.
No es suficiente, sin embargo, confinar los esfuerzos solamente a la edificación de la autonomía territorial de los pueblos indígenas. También es necesario exigir cambios dentro del Estado que muy insólitamente esté dispuesto a los cambios que buscan el fortalecimiento de un Estado Plurinacional. Por eso, es necesario buscar aliados dentro de este Estado despótico quienes estén dispuestos a refundar esa relación. Tampoco hay que caer en la tentación fatalista de considerar que todos dentro del gobierno están en contra de los pueblos Indígenas. Al encontrar estos aliados, hay que exigir la institucionalización del respeto mutuo que sería la base de esta nueva forma de relacionarse.
En el caso del pueblo Ixil, se ha encontrado dos aliadas en posiciones de mucha influencia dentro del Estado Guatemalteco. Estas aliadas son Thelma Aldana, fiscal general de la nación y Gloria Porras, presidenta de la Corte de Constitucionalidad. En sus respectivas instituciones, tanta Aldana como Porras comienzan a afianzar los fundamentos de una nueva forma de relacionamiento con los pueblos indígenas en Guatemala.
Este naciente respeto, sin embargo, no es solo simbólico ni coquetería sin diente. Tanta Aldana como Porras, en los últimos meses, han firmado instrumentos que crean importantes precedentes legales para la nueva forma de relacionamiento entre el Estado y los Pueblos indígenas de Guatemala.
Es importante y alegórico que la apertura a la construcción de un país pluricultural en este momento ocurre dentro de las instituciones de justicia de Guatemala. La justicia guatemalteca históricamente ha sido la herramienta más utilizada en contra de los pueblos indígenas de Guatemala. La Reforma Liberal de Justo Rufino Barrios, para nombrar solo un ejemplo, usó la “ley” para expropiar grandes extensiones de tierra de los pueblos indígenas para favorecer los grandes terratenientes de café. Hoy, sin embargo, por fin se está construyendo una nueva legalidad que reconoce los derechos y la autonomía de los pueblos indígenas.
¿Cómo son estas aperturas hacia un país pluricultural que están floreciendo dentro de la Corte de Constitucionalidad y el Ministerio Público de Guatemala?
Gloria Porras, presidenta de la Corte de Constitucionalidad, logró pasar un fallo histórico a un amparo presentado por la Alcaldía Indígena del municipio de Cotzal. Las comunidades indígenas de Cotzal alegaron en este amparo que no habían sido consultados por el Estado ni por la empresa en un proyecto de transmisión de energía producida por una mega-hidroeléctrica también construida sin previa consulta. La Corte de Constitucionalidad, por voto mayoritario, falló a favor de las comunidades indígenas de Cotzal, reconoció su derecho de ser consultado sobre el modelo de desarrollo que se construye en sus territorios ancestrales, y exigió al Estado Guatemalteco realizar una consulta al pueblo Ixil de Cotzal.
Esta decisión, sin embargo, no solo reconoció y defendió el derecho de la consulta del pueblo Ixil. Dentro de la redacción del fallo, también aparece una legitimación de las autoridades ancestrales ixiles. Según la CC, las “instituciones como las municipalidad o alcaldías indígenas—distintas de las corporaciones municipales previstas en la ley ordinaria—dimanan de la tradición histórica de los pueblos originarios cuyo antecedente se remonta a la época colonial y su estela se extiende hasta tiempos contemporáneos…son percibidas como tradicionales e importantes autoridades locales….El hecho de que Cotzal cuente con Alcalde electo…no excluye la posibilidad de (autoridades tradicionales)”.
También reconoce que la relación entre los pueblos indígenas y sus territorios ancestrales sobrepasa una relación únicamente de propiedad privada. Otra vez la CC: “La consulta…debe ser configurada en conexión con…la exigencia de distinguir y proteger la singular significación que entraña para los pueblos indígena el vinculo con la tierra… (con sus) valores espirituales de esos pueblos que reviste su relación con las tierras o territorios que ocupan….La relación con la tierra no es meramente una cuestión de posesión y producción sino un elemento materiales y espiritual.”
En el caso del Ministerio Público, Thelma Aldana, la fiscal general de la nación, visitó el pueblo Ixil el 22 de junio para acompañar el día que el pueblo Ixil conmemora el fusilamiento de 7 principales por renegar el trabajo forzado exigido por el dictador ubico. El propósito de su visita era para firmar una Carta de Entendimiento de Coordinación y Cooperación entre el Ministerio Público y el Consejo de Autoridades Indígenas Ixiles .
Esta carta surge del reconocimiento de la fiscal general de las formas autóctonas de administración de la justicia del pueblo Ixil y consiente la necesidad de coordinar los esfuerzos entre dos entidades de justicia que existen equivalentemente en la Región. La carta se compone de siete compromisos que incluyen la instalación de una mesa de trabajo que promoverá el intercambio de experiencias y la coordinación de un proceso de formación y capacitación para profundizar el conocimiento de los fundamentos y procesos propios de ambos sistemas de justicia con el objeto de mejorar la atención ciudadana de las comunidades. Por primera vez, una máxima entidad de justicia de Guatemala reconoce y respeta otro sistema de justicia y autoridad que existe fuera de las instituciones tradicionales del Estado.
La señora Aldana firmó este convenio no solo porque es una responsabilidad ética y legal del Estado de Guatemala de reconocer y respetar las formas ancestrales de justicia de los pueblos originarios. También firmó el convenio porque un estado pluricultural que acepta y celebra diversas formas de ejercicio de la justicia es un estado más funcional.
Miguel de León Ceto, secretario de la Alcaldía Indígena de Nebaj, explicó la funcionalidad del sistema de justicia ancestral en la Región Ixil así:
Nuestro sistema de justicia funciona porque conocemos a nuestros vecinos. Si hay un malhechor en nuestra comunidad, no puede esconder sus actos porque las autoridades lo conocen como un vecino. La gente que comete crímenes o delincuencia en las comunidades de la Región Ixil muchas veces prefieren ir con el juez o el Ministerio Público porque saben que es más fácil engañar al juez o el investigador del Ministerio porque ellos no le conocen de la misma forma que la autoridad comunitaria que es su vecino también. Lo que pasa en nuestras comunidades es que muchos malhechores tienen miedo de acudirse a las autoridades (de justicia) tradicionales porque saben que ellos conocen sus vidas y sus prácticas.
De León Ceto se refiere al tema de la intimidad o cercanía comunitaria que existe en las aldeas comunitarias que posibilita una efectiva administración de justicia. Dentro de las comunidades y aldeas Ixiles, la gente se conoce. Se conoce lo bueno y lo malo que cada quien hace y eso cohesión y proximidad comunitaria permite que la justicia sea eficiente y efectiva. A nivel del Estado, sin embargo, la justicia se aleja de esta proximidad comunitaria. El juez o el fiscal no conocen el entorno comunitario y por eso es más fácil para tergiversar los hechos.
De esta forma, el convenio firmado entre el Ministerio Público y las autoridades ancestrales ixiles, no solo es un paso hacia el respeto gubernamental de los derechos de los pueblos indígenas, sino también un avance para el mejoramiento del sistema de justicia en todo el país.
El reto del convenio es demostrar la veracidad de las palabras del fiscal Aldana: “Guatemala es un país multiétnica y multilingüe…Nos debemos respeto mutuo; tenemos que coexistir y coordinar acciones para construir un mejor país…Este convenio abre camino para la coordinación entre el Ministerio Público y los Pueblos Indígenas…y solo con esta coordinación podremos avanzar hacia la paz social.”
Un estado plurinacional y plurietnica que reconoce la autonomía de los pueblos Indígenas y celebra la diversidad no solo beneficia a los pueblos indígenas sino también es fundamental para que el país pueda avanzar hacia la tan anhelada paz social. Los niveles de violencia en el país demuestran claramente que hasta ahora el sistema “oficial” de justicia no ha sido adecuado para construir la paz social en Guatemala.
Imaginemos un Estado que abraza la diversidad y plurinacionalidad. Dentro de unos años, el Ministerio Público podría facilitar un intercambio entre líderes comunitarios de un barrio violento de la Zona 18 y autoridades ancestrales ixiles. En este intercambio, las autoridades ancestrales ixiles compartirían sus esfuerzos históricos en la administración de la justicia comunitaria. Explicarían, como hizo el señor Miguel de León, como la proximidad comunitaria permite una justicia más eficiente y efectiva. Compartirían las formas como se aprovechan de la proximidad e intimidad comunitaria para ejercer una justicia eficaz, firme y equitativa. Aquellos líderes del barrio de la zona 18 regresarían a sus comunidades y en coordinación con el Ministerio Publico y la Policía construiría sus propias estructuras de justicia comunitaria en coordinación con el Estado.
Solo es un ejemplo iluso, pero demuestra las posibilidades que existen cuando un Estado intenta construir políticas que permiten que florezca la diversidad y la pluriculturalidad. La nación Ixil avanza en esta importante tarea de construir un país que se abre a la riqueza de experiencias que nacen de la particularidad de cada pueblo. Es un avance que no solo le beneficia a su pueblo, sino a todo el país.

La Carta Magna de la ecología integral: grito de la Tierra-grito de los pobres



Leonardo Boff
Adital
Antes de hacer cualquier comentario vale la pena resaltar algunas singularidades de la encíclica Laudato sí del Papa Francisco.

Es la primera vez que un Papa aborda el tema de la ecología en el sentido de una ecología integral (por tanto que va más allá de la ambiental) de forma tan completa. Gran sorpresa: elabora el tema dentro del nuevo paradigma ecológico, cosa que ningún documento oficial de la ONU ha hecho hasta hoy. Fundamenta su discurso con los datos más seguros de las ciencias de la vida y de la Tierra. Lee los datos afectivamente (con inteligencia sensible o cordial), pues discierne que detrás de ellos se esconden dramas humanos y mucho sufrimiento también por parte de la madre Tierra.



La situación actual es grave, pero el Papa Francisco siempre encuentra razones para la esperanza y para confiar en que el ser humano puede encontrar soluciones viables. Enlaza con los Papas que le precedieron, Juan Pablo II y Benedicto XVI, citándolos con frecuencia. Y algo absolutamente nuevo: su texto se inscribe dentro de la colegialidad, pues valora las contribuciones de decenas de conferencias episcopales del mundo entero, desde la de Estados Unidos a la de Alemania, la de Brasil, la de la Patagonia-Comahue, la del Paraguay. Acoge las contribuciones de otros pensadores, como los católicos Pierre Teilhard de Chardin, Romano Guardini, Dante Alighieri, su maestro argentino Juan Carlos Scannone, el protestante Paul Ricoeur y el musulmán sufí Ali Al-Khawwas. Los destinatarios somos todos los seres humanos, pues todos somos habitantes de la misma casa común (palabra muy usada por el Papa) y sufrimos las mismas amenazas.

El Papa Francisco no escribe en calidad de Maestro y Doctor de la fe sino como un Pastor celoso que cuida de la casa común y de todos los seres, no sólo de los humanos, que habitan en ella.

Un elemento merece ser destacado, pues revela la «forma mentis» (la manera de organizar su pensamiento) del Papa Francisco. Este es tributario de la experiencia pastoral y teológica de las iglesias latinoamericanas que a la luz de los documentos del episcopado latinoamericano (CELAM) de Medellín (1968), de Puebla (1979) y de Aparecida (2007) hicieron una opción por los pobres contra la pobreza y a favor de la liberación.

El texto y el tono de la encíclica son típicos del Papa Francisco y de la cultura ecológica que ha acumulado, pero me doy cuenta de que también muchas expresiones y modos de hablar remiten a lo que viene siendo pensado y escrito principalmente en América Latina. Los temas de la «casa común», de la «madre Tierra», del «grito de la Tierra y del grito de los pobres», del «cuidado», de la «interdependencia entre todos los seres», de los «pobres y vulnerables», del «cambio de paradigma», del «ser humano como Tierra» que siente, piensa, ama y venera, de la «ecología integral» entre otros, son recurrentes entre nosotros.

La estructura de la encíclica obedece al ritual metodológico usado por nuestras iglesias y por la reflexión teológica ligada a la práctica de liberación, ahora asumida y consagrada por el Papa: ver, juzgar, actuar y celebrar.

Comienza revelando su principal fuente de inspiración: San Francisco de Asís, al que llama «ejemplo por excelencia de cuidado y de una ecología integral, y que mostró una atención especial por los más pobres y abandonados» (n.10; n.66).

Y entonces empieza con el ver: «Lo que le está pasando a nuestra casa» (nn.17-61). Afirma el Papa: «basta mirar la realidad con sinceridad para ver que hay un gran deterioro de nuestra casa común» (n.61). En esta parte incorpora los datos más consistentes referentes a los cambios climáticos (nn.20-22), la cuestión del agua (n.27-31), la erosión de la biodiversidad (nn.32-42), el deterioro de la calidad de la vida humana y la degradación de la vida social (nn.43-47), denuncia la alta tasa de iniquidad planetaria, que afecta a todos los ámbitos de la vida (nn.48-52), siendo los pobres las principales víctimas (n. 48).

En esta parte hay una frase que nos remite a la reflexión hecha en América Latina: «Pero hoy no podemos dejar de reconocer que un verdadero planteo ecológico se convierte siempre en un planteo social, que debe integrar la justicia en las discusiones sobre el ambiente, para escuchar tanto el grito de la Tierra como el grito de los pobres» (n.49). Después añade: «el gemido de la hermana Tierra se une al gemido de los abandonados del mundo» (n.53). Esto es absolutamente coherente, pues al principio ha dicho que «nosotros somos Tierra» (n. 2; cf. Gn 2,7), muy en la línea del gran cantor y poeta indígena argentino Atahualpa Yupanqui: «el ser humano es Tierra que camina, que siente, que piensa y que ama».

Condena la propuesta de internacionalización de la Amazonia que «solamente serviría a los intereses económicos de las multinacionales» (n.38). Hace una afirmación de gran vigor ético: «es gravísima iniquidad obtener importantes beneficios haciendo pagar al resto de la humanidad, presente y futura, los altísimos costos de la degradación ambiental» (n.36).

Con tristeza reconoce: «nunca habíamos maltratado y lastimado a nuestra casa común como en los dos últimos siglos» (n.53). Frente a esta ofensiva humana contra la madre Tierra que muchos científicos han denunciado como la inauguración de una nueva era geológica –el antropoceno– lamenta la debilidad de los poderes de este mundo que, engañados, «piensan que todo puede continuar como está» como coartada para «mantener sus hábitos autodestructivos» (n.59) con «un comportamiento que parece suicida» (n.55).

Prudente, reconoce la diversidad de opiniones (nn.60-61) y que «no hay una única vía de solución» (n.60). Así y todo «es cierto que el sistema mundial es insostenible desde diversos puntos de vista porque hemos dejado de pensar en los fines de la acción humana» (n.61) y nos perdemos en la construcción de medios destinados a la acumulación ilimitada a costa de la injusticia ecológica (degradación de los ecosistemas) y de la injusticia social (empobrecimiento de las poblaciones). La humanidad simplemente «ha defraudado las expectativas divinas» (n.61).

El desafío urgente, entonces, consiste en «proteger nuestra casa común» (n.13); y para eso necesitamos, citando al Papa Juan Pablo II: «una conversión ecológica global» (n.5); «una cultura del cuidado que impregne toda la sociedad» (n.231).

Realizada la dimensión del ver, se impone ahora la dimensión del juzgar. Juzgar que es planteado en dos vertientes, una científica y otra teológica.

Veamos la científica. La encíclica dedica todo el tercer capítulo al análisis «de la raíz humana de la crisis ecológica» (nn.101-136). Aquí el Papa se propone analizar la tecnociencia sin prejuicios, acogiendo lo que ha traído de «cosas realmente valiosas para mejorar la calidad de vida del ser humano» (n. 103). Pero este no es el problema, sino que se independizó, sometió a la economía, a la política y a la naturaleza en vista de la acumulación de bienes materiales (cf.n.109). La tecnociencia parte de una suposición equivocada que es la «disponibilidad infinita de los bienes del planeta» (n.106), cuando sabemos que ya hemos tocado los límites físicos de la Tierra y que gran parte de los bienes y servicios no son renovables. La tecnociencia se ha vuelto tecnocracia, una verdadera dictadura con su lógica férrea de dominio sobre todo y sobre todos (n.108).

La gran ilusión, hoy dominante, reside en creer que con la tecnociencia se pueden resolver todos los problemas ecológicos. Esta es una idea engañosa porque «implica aislar las cosas que están siempre conectadas» (n.111). En realidad, «todo está relacionado» (n.117) «todo está en relación» (n.120), una afirmación que recorre todo el texto de la encíclica como un ritornelo, pues es un concepto-clave del nuevo paradigma contemporáneo. El gran límite de la tecnocracia está en el hecho de «fragmentar los saberes y perder el sentido de totalidad» (n.110). Lo peor es «no reconocer el valor propio de cada ser e incluso negar un valor peculiar al ser humano» (n.118).

El valor intrínseco de cada ser, por minúsculo que sea, está destacado de manera permanente en la encíclica (n.69), como lo hace la Carta de la Tierra. Negando ese valor intrínseco estamos impidiendo que «cada ser comunique su mensaje y dé gloria a Dios» (n.33).

La mayor desviación producida por la tecnocracia es el antropocentrismo. Este supone ilusoriamente que las cosas solo tienen valor en la medida en que se ordenan al uso humano, olvidando que su existencia vale por sí misma (n.33). Si es verdad que todo está en relación, entonces «nosotros los seres humanos estamos juntos como hermanos y hermanas y nos unimos con tierno cariño al hermano sol, a la hermana luna, al hermano río y a la madre Tierra» (n.92). ¿Cómo podemos pretender dominarlos y verlos bajo la óptica estrecha de la dominación?

Todas las «virtudes ecológicas» (n.88) se pierden por la voluntad de poder como dominación de los otros y de la naturaleza. Vivimos una angustiante «pérdida del sentido de la vida y del deseo de vivir juntos» (n.110). Cita algunas veces al teólogo ítalo-alemán Romano Guardini (1885-1968), uno de los más leídos a mediados del siglo pasado, que escribió un libro crítico contra las pretensiones de la modernidad (n.105 nota 83: Das Ende der Neuzeit, El ocaso de la Edad Moderna, 1958).

La otra vertiente del juzgar es de corte teológico. La encíclica reserva un buen espacio al «Evangelio de la Creación» (nn. 62-100). Parte justificando el aporte de las religiones y del cristianismo, pues siendo la crisis global, cada instancia debe, con su capital religioso, contribuir al cuidado de la Tierra (n.62). No insiste en las doctrinas sino en la sabiduría presente en los distintos caminos espirituales. El cristianismo prefiere hablar de creación en vez de naturaleza, pues la «creación tiene que ver con un proyecto de amor de Dios» (n.76). Cita, más de una vez, un bello texto del libro de la Sabiduría (11,24) donde aparece claro que «la creación pertenece al orden del amor» (n.77) y que Dios es "el Señor amante de la vida” (Sab 11,26).

El texto se abre a una visión evolucionista del universo sin usar esa palabra, hace un circunloquio al referirse al universo «compuesto por sistemas abiertos que entran en comunión unos con otros» (n.79). Utiliza los principales textos que ligan a Cristo encarnado y resucitado con el mundo y con todo el universo, haciendo sagrada la materia y toda la Tierra (n.83). Y en este contexto cita a Pierre Teilhard de Chardin (1881-1955, n.83 nota 53) como precursor de esta visión cósmica.

El hecho de que Dios-Trinidad sea relación de divinas Personas tiene como consecuencia que todas las cosas en relación sean resonancias de la Trinidad divina (n.240).

Citando al Patriarca Ecuménico de la Iglesia ortodoxa, Bartolomeo «reconoce que los pecados contra la creación son pecados contra Dios» (n.7). De aquí la urgencia de una conversión ecológica colectiva que rehaga la armonía perdida.

La encíclica concluye esta parte acertadamente: «el análisis mostró la necesidad de un cambio de rumbo… debemos salir de la espiral de autodestrucción en la que nos estamos hundiendo» (n.163). No se trata de una reforma, sino, citando la Carta de la Tierra, de buscar «un nuevo comienzo» (n.207). La interdependencia de todos con todos nos lleva a pensar «en un solo mundo con un proyecto común» (n.164).

Ya que la realidad presenta múltiples aspectos, todos íntimamente relacionados, el Papa Francisco propone una "ecología integral” que va más allá de la ecología ambiental a la que estamos acostumbrados (n.137). Ella cubre todos los campos, el ambiental, el económico, el social, el cultural y también la vida cotidiana (n.147-148). Nunca olvida a los pobres que testimonian también su forma de ecología humana y social viviendo lazos de pertenencia y de solidaridad de los unos con los otros (n.149).

El tercer paso metodológico es el actuar. En esta parte, la encíclica se atiene a los grandes temas de la política internacional, nacional y local (nn.164-181). Subraya la interdependencia de lo social y de lo educacional con lo ecológico y constata lamentablemente las dificultades que trae el predominio de la tecnocracia, dificultando los cambios que refrenen la voracidad de acumulación y de consumo, y que puedan inaugurar lo nuevo (n.141). Retoma el tema de la economía y de la política que deben servir al bien común y a crear condiciones para una plenitud humana posible (n.189-198). Vuelve a insistir en el diálogo entre la ciencia y la religión, como viene siendo sugerido por el gran biólogo Edward O. Wilson (cf. el libro La creación: cómo salvar la vida en la Tierra, 2008). Todas las religiones «deben buscar el cuidado de la naturaleza y la defensa de los pobres» (n.201).

Todavía en el aspecto del actuar desafía a la educación en el sentido de crear una «ciudadanía ecológica» (n.211) y un nuevo estilo de vida, asentado sobre el cuidado, la compasión, la sobriedad compartida, la alianza entre la humanidad y el ambiente, pues ambos están umbilicalmente ligados, la corresponsabilidad por todo lo que existe y vive y por nuestro destino común (nn.203-208).

Finalmente, el momento de celebrar. La celebración se realiza en un contexto de «conversión ecológica» (n.216) que implica una «espiritualidad ecológica» (n.216). Esta se deriva no tanto de las doctrinas teológicas sino de las motivaciones que la fe suscita para cuidar de la casa común y «alimentar una pasión por el cuidado del mundo» (216). Tal vivencia es antes una mística que moviliza a las personas a vivir el equilibrio ecológico, «el interior consigo mismo, el solidario con los otros, el natural con todos los seres vivos y el espiritual con Dios» (n.210). Ahí aparece como verdadero que «lo menos es más» y que podemos ser felices con poco.

En el sentido de la celebración «el mundo es algo más que un problema a resolver, es un misterio gozoso que contemplamos con jubilosa alabanza» (n.12).

El espíritu tierno y fraterno de San Francisco de Asís atraviesa todo el texto de la encíclica Laudato sí. La situación actual no significa una tragedia anunciada, sino un desafío para que cuidemos de la casa común y unos de otros. Hay en el texto levedad, poesía y alegría en el Espíritu e indestructible esperanza en que si grande es la amenaza, mayor aún es la oportunidad de solución de nuestros problemas ecológicos.

Termina poéticamente "Más allá del sol”, con estas palabras: «Caminemos cantando. Que nuestras luchas y nuestra preocupación por este planeta no nos quiten la alegría de la esperanza» (n.244).

Me gustaría acabar con las palabras finales de la Carta de la Tierra que el mismo Papa cita (n.207): «Que nuestro tiempo se recuerde por despertar a una nueva reverencia ante la vida, por la firme resolución de alcanzar la sostenibilidad, por acelerar la lucha por la justicia y la paz, y por la alegre celebración de la vida».

Traducción de Mª José Gavito Milano.

Este texto es un capitulo del libro en italiano Curare la Madre Terra, EMI, Bologna 2015.