Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

lunes, 22 de abril de 2019

Contubernio y censura

Rebelion.
Lillian Oviedo

Quien pretenda contribuir a concientizar a las mayorías en torno a la necesidad de un ejercicio independiente y honesto del periodismo, deberá tener en cuenta que para ello es preciso hacer visible el sello clasista de la podredumbre. Los periodistas corruptos son agentes de la corrupción, y su inserción en el esquema de poder depende del nivel de sus vínculos con los organismos de poder y con las asociaciones empresariales.


En las exposiciones sobre el tema, muy abundantes en los medios de comunicación dominicanos en ocasión del Día Nacional del Periodista (así se denomina el 5 de abril en el Decreto 74-94, que instituye el Premio Nacional de Periodismo), se deja sentir, no siempre en forma sincera, la condena a los comunicadores que venden sus plumas, pero se deja de lado el problema de fondo.

Un oficio, un empleo

El mejor oficio del mundo (es indiscutiblemente cierta la opinión de Gabriel García Márquez) es ejercido en República Dominicana en condición de patrono, de empleado o de ejecutivo representante del patrono.

Es de rigor, entonces, reconocer la vinculación entre la creciente prostitución del ejercicio y el avance en el proceso de unificación de la clase dominante después de la intervención yanqui en abril de 1965.

Con la muerte de Trujillo, la prevalencia del diarismo oficialista y de las emisoras con el mismo corte, fue sustituida por la de los medios nacientes.

La expresión de la capa media de la población se hizo sentir, y las rivalidades entre grupos de poder por el control de los bienes que pasaron a ser propiedad del Estado tras formar parte del enorme patrimonio del dictador, dieron lugar a una diversidad que se movía entre lo real y lo aparente.

La censura procedente del Estado era fuerte y opacaba en muchas ocasiones a la autocensura. Era opacada del mismo modo la censura previa generada por intereses de clase.

El nivel de avance que ha alcanzado la unificación de la clase dominante condujo a la desaparición de la manzana de la discordia, que era el patrimonio estatal, pero también condujo a evidenciar el control de clase sobre el ejercicio del periodismo, a acentuarlo y a “modernizar” las formas de coerción.

Lo que se ve y lo que no se ve

Los medios de comunicación en República Dominicana están en manos de grandes consorcios, es una realidad.

Por eso, la prostitución del ejercicio no puede atribuirse sencillamente a la mala actitud de ciertos comunicadores. La corrupción en gran escala y, peor aún, su aceptación como norma o siquiera como mal necesario, no se genera a partir de una suma de individuos, sino a partir de un proyecto sectorial o de clase.

Esto último es lo que no siempre se hace visible.

A invisibilizar este fenómeno contribuyen incluso comunicadores que, en otros aspectos, son o han sido contestatarios.

Cuando un comentarista (o una comentarista) destaca la tolerancia del presidente del consorcio que controla la emisora o el diario desde el cual es transmitido su comentario, reconoce tácitamente que depende de esa voluntad la naturaleza de su ejercicio.

Comentarios de este tipo se escuchan y se leen con frecuencia en los medios de República Dominicana.

En términos esenciales, no se trata, entonces, de un ejercicio independiente.

Además, se siente la presencia de la autocensura, porque inevitablemente, alguna forma de censura acompaña este reconocimiento.

Y no se menciona la censura ejercida en forma sutil. Esa censura se produce mediante la interacción con los “colegas” que han alcanzado puestos directivos debido a la identificación con quienes controlan el consorcio propietario.

“Debemos protegerte de grupos probadamente violentos”. “Debemos protegernos de una demanda millonaria que nos obligaría a cerrar el medio y a dejarte sin empleo”. “No es oportuno que te pronuncies en esos términos. El dueño está relacionado con esta persona o con este grupo…”.

Estas frases las pronuncian con frecuencia los periodistas en calidad de representantes de los propietarios y los periodistas propietarios y copropietarios.

Se dirigen a los periodistas empleados, a los asalariados por diversas vías y a quienes obtienen asignaciones permanentes o provisionales por ser redactores o comentaristas en determinados medios.

La asociación de clase traspasa, pues, lo económico.

Alianza non sancta

Es un medio con estos propietarios y sus consiguientes cuadros el que forma el periodista despojado de la ética.

La inclusión de los comunicadores en nóminas de instituciones públicas y la consecución de favores políticos a través de su conversión en pluma o voz mercenaria, ha sido no solo consentido sino también auspiciado por los consorcios que controlan los medios.

En un principio, fue un recurso para mantener deprimidos los salarios, algo a lo que son apegados los dueños de grandes medios en el país.

Hoy, es el reflejo de la asociación entre la corrupción en el sector público y la corrupción en el sector privado. Politiqueros empresarios y empresarios que por definición son políticos y por degeneración son politiqueros, sacan beneficio al Estado y dan participación en el saqueo a los bienes públicos a comunicadores dispuestos a defender sus intereses.

La participación de los periodistas en este marco de entendimiento es decidida por los dueños del capital, condición que podrían alcanzar algunos comunicadores en un momento determinado, pero siempre recordando que la protección que reciben de la clase dominante no es necesariamente permanente porque no es incondicional.

La basura acumulada

Durante el gobierno de los doce años de Joaquín Balaguer, los periodistas económicamente privilegiados eran objeto de rechazo, porque era evidente que el privilegio emanaba de la misma fuente de la cual emanaron las balas que segaron vidas decorosas como las de Orlando Martínez o Guido Gil.

En los gobiernos del Partido Revolucionario Dominicano otros periodistas se fueron integrando a los puestos públicos y convirtiéndose en beneficiarios de la corrupción pública y de la integración del saqueo ejercido desde el sector privado.

En los diez años (1986-1996), cuando la enorme corrupción, la represión y la sangre de la gente pobre eran manchas evidentes en la bandera del PRD, las dádivas balagueristas alcanzaron a mayor número de comunicadores, quienes se presentaron entonces como tecnócratas o apolíticos, pero sirvieron a la corrupción y a la impunidad y se sirvieron del sistema sustentado en ellas.

Los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana han abierto las arcas a muchos comunicadores y han profundizado, fortalecido y aportado fundamentos a la alianza con los dueños de medios y con los consorcios, contribuyendo también a la labor de “domesticación” del personal que trabaja en el área de la comunicación.

Muchos periodistas, con su fuerza de trabajo venden sus firmas, y estampan elementos de propaganda a favor del consorcio.

Venden sus firmas, porque son favorecidos con contratos del Estado y con la asignación de tareas por las cuales reciben jugosos pagos y ascenso social.

Venden de ese modo su credibilidad, su dignidad y otras prendas esenciales, pero pasan por alto el detalle.

Conservan el empleo y la aceptación en los medios donde se produce y se procesa la información.

La toma de posiciones

Son creadas a pulso las condiciones para que no se convierta en escándalo el dictado no reconocido en las salas de redacción.

Porque del mismo modo, no tienen los corruptos la condena pública que una información veraz y objetiva en los medios les pudiera procurar, y la impunidad se torna también normal.

En las oficinas de relaciones públicas de funcionarios y asociaciones empresariales laboran periodistas quienes tienen entre sus tareas seleccionar a los “colegas” que asistirán a los encuentros con sus jefes.

En las salas de redacción y en los organismos directivos de emisoras y diarios, esto también es normal.

¿No es esta aceptación una toma de posición y un aporte a la podredumbre? ¿No lo son, acaso, las entrevistas pautadas y el silencio en torno a ciertos temas?

Hay que decir también que el contubernio tiene un carácter global.

En estas condiciones, los grandes medios globales trazan las pautas.

Y encontramos en el medio periodistas contestatarios y defensores de la democracia que lanzan lodo contra los gobiernos progresistas, porque tienen que seguir la pauta de las grandes corporaciones para ser potables en sus medios.

Porque si no es escandalosa la corrupción en el entorno y la inserción en ella de los dueños de las corporaciones que controlan los medios, no lo es tampoco la acción imperialista global, y se puede seguir haciendo pasar como algo ajeno la imposición extraterritorial de leyes por parte del Gobierno de Estados Unidos con el objetivo de imponer el atraso político en Cuba y en Venezuela.

Comunicadores aparentemente contestatarios que se autodefinen como luchadores por la democracia, echan lodo a los gobiernos progresistas, porque asumir otra posición no solo no es rentable sino que además merma su potabilidad en los medios.

La clase dominante ha impuesto una definición de diversidad que no es tal cosa, cuando los partidos, lejos de afianzarse en la condición de partidos, se convierten en aposentos de lacras y en lavadores de la imagen de los saqueadores.

Definen como diversidad en los medios la presencia de comunicadores de distintas agrupaciones de saqueadores, pero en realidad es uniformidad en la defensa del atraso y en el apañamiento de la corrupción.

Es el periodismo que se ejerce en República Dominicana hoy en día, y el sello es inocultable.

Es el periodismo el mejor oficio del mundo, como dijo el Gabo. Pero cuando el apego a la ética es una condena y no un requerimiento, el fascinante ejercicio se hace tortuoso.

La clase dominante en República Dominicana, inserta en el esquema internacional, ha seguido la línea de los estrategas globales impidiendo la existencia de medios de comunicación independientes, justo porque sabe que para las mayorías es urgente y necesaria.

“La ética no es una condición ocasional, sino que debe acompañar siempre al periodismo como el zumbido al moscardón”, declara el Gabo... Y es preciso decir que el capital tiene por misión desterrar la ética… ¡Da asco!

El suicidio de un asesino

Perú] Alan García Pérez, de matón a asesino



Willy Fernández Melo

Resumen Latinoamericano

Cuando joven, García Pérez dirigía a los matones apristas que, a golpe de porras y pistola en mano, reprimían a los estudiantes de la universidad Villarreal, que reclamaban democracia.

En 1985, García Pérez ordenó el asesinato de unos 40 detenidos en Lurigancho, les dispararon con bombas de fósforo. Yo pude ver los restos pegoteados alrededor del pabellón Británico. Inclusive entregamos varios restos al diputado Jorge del Prado. ¿Con que objetivo? Para desenmascarar el pronunciamiento del gobierno que aseguró que entre los reclusos se mataron.

Cuando Alan García Pérez ordenó el asesinato de cerca de 300 personas en cárceles de Lima, quien escribe pudo ver las primeras declaraciones de los mandos que intervinieron, literalmente, en la “Operación salvaje”. Dijeron, cada uno, que el Coronel Cabezas les informó, antes de los asesinatos, de que “la orden viene de arriba”; dijeron que el mismo Presidente llamaba continuamente: “A qué hora empiezan la operación”. Es decir, García Pérez personalmente coordinaba los asesinatos (palabras literales de uno de los mandos). La vileza y cobardía de García Pérez se refleja en que los internos, más de 100 en Lurigancho, se rindieron y salieron de su pabellón, la “policía” los hizo poner de rodillas y luego, uno a uno les disparaban. García Pérez, en el extremo de su macabro festín criminal, ordenó que a los dirigentes, supuestamente de Sendero Luminoso, les ataran las manos a la espalda y a cada uno le pusieron un cartucho de dinamita en la boca, obviamente cada explosión destrozaba completamente a la víctima. Jamás quisieron entregar los cadáveres a los familiares.

Luego los asesinatos del Comando aprista Rodrigo Franco, más de un centenar. Los asesinatos de Bagua y muchos otros de dirigentes de oposición esperaban que algún día fueran juzgados objetivamente y García Pérez pagaría, no sólo por sus excecrables corruptelas, sino por la secuela de cientos de asesinatos ordenados personalmente.

No veremos a García Pérez en el banquillo de los acusados. No veremos desfilar a cientos de familiares acusando al genocida Alan García Pérez. Menos sabremos de la cohorte de secuaces y cómplices, inclusive la mala yerba dentro del Poder Judicial que lo ha protegido.

García Pérez no se ha suicidado, como dice su abogado, por la injusticia de su detención, menos por un aire de conciencia; no, este personaje se ha quitado la vida porque sabía que todas sus macabras andanzas saldrían, finalmente, a la luz y en su ego, elevado a lo alto por la cúpula del Partido Aprista Peruano, no cabía tal “deshonra”.

Alan García Pérez ordenó el asesinato de mi luchador hermano Hugo Fernández Melo. A la familia de Alan García le digo con toda la sinceridad que jamás tuve odio al fallecido, menos deseaba su muerte, simplemente quería, como muchos, que se sometiera a una objetiva justicia. Nada de lo que afirmo es reciente. A esa familia de Alan García Pérez le suplico entiendan el porqué de mis adjetivos. Intento desprenderme de la rabia y, cerrando los ojos, comparto el dolor de la tragedia.

Fuente: http://www.resumenlatinoamericano.org/2019/04/17/peru-el-suicidio-de-un-asesino/

Empresario afín a Macri hostiga a Fernández de Kirchner durante un vuelo rumbo a Panamá


Buenos Aires. La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner fue molestada y fotografiada durante el vuelo hacia Panamá para proseguir a La Habana, donde ya está con su hija Florencia, por un pasajero que resultó ser David Lacroze Ayerza, coordinador de la Mesa de Ganados y Carnes del gobierno de Mauricio Macri y quien fue titular de la Junta Nacional de Granos durante la última dictadura cívico militar (1976-1983).

Medios locales informaron que Lacroze es fundador de un grupo empresarial que lleva su apellido y también dirigió la Sociedad Rural Argentina –cómplice de todas las dictaduras en este país–, así como la Asociación Empresaria Argentina. Además, fue también subsecretario de Agricultura en la dictadura. Estas situaciones son parte de la persecución política contra la ex mandataria, que afectaron a su hija provocándole una enfermedad de la que es atendida en un centro hospitalario de Cuba.

Esto sucede después de una semana en la que el gobierno anunció medidas para congelar los precios de algunos productos, que ya habían aumentado en los últimos tres años hasta 500 por ciento, como la leche. Horas antes del anuncio, hubo otro 10 por ciento de incremento en los alimentos, sobre el de 30 por ciento de la semana anterior.

Esta Semana Santa expuso como nunca la situación de la pobreza extrema y la bonanza para un sector mínimo de la sociedad. La Jornada pudo ver que el trueque de productos para sobrevivir que se instaló durante la gran crisis de 2001, ya no sólo sucede en el interior del país, sino que abarca a la provincia de Buenos Aires, al conurbano bonaerense y esta capital.

Por esta razón se ratificó el paro general del próximo 30 de abril por gremios importantes de la Confederación General del Trabajo, que no acatan la posición de la dirigencia de esa organización cada vez más sola y con la posibilidad de romperse definitivamente.

Stella Calloni

Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 22 de abril de 2019, p. 23

American curios Antibalas

La Jornada


David Brooks

▲ A 20 años de la matanza de 12 estudiantes y un adulto en la preparatoria de Columbine, Colorado, una egresada de esta institución rindió homenaje a las víctimas.Foto Ap

Cuando fueron asesinados 12 estudiantes y un adulto en la preparatoria de Columbine, Colorado, hace justo 20 años, fue el quinto peor incidente de un tiroteo masivo en la historia de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial. Hoy día, no está ni entre los primeros 10.

Una generación ha pasado toda su vida con la amenaza activa de que en cualquier momento puede suceder una masacre con armas de fuego en su escuela, en su universidad, en un concierto, un cine o un baile. En las dos décadas desde Columbine, se han registrado por lo menos 165 tiroteos masivos (incidentes en donde tres o más personas son asesinadas en un lugar público) en este país con saldo de 959 muertos, según un análisis de The Trace y el New Yorker. Por lo menos 143 de estas fatalidades ocurrieron en escuelas –estudiantes, maestros y otros trabajadores– según un análisis del Washington Post, que también calcula que 226 mil estudiantes han tenido alguna experiencia con violencia armada en 233 escuelas desde Columbine.

Los casos más terribles desde Columbine incluyen Las Vegas con 58 muertos, el antro Pulse con 49, la Universidad de Virginia Tech con 38 (de hecho, su aniversario fue la semana pasada), y Newtown, donde la matanza fue en una primaria con 27 muertos, 20 de ellos niños de entre seis y siete años; y no cambió nada.

Peor aún, como para comprobar la locura de las armas en este país, recientemente algunos políticos han respondido con propuestas para facilitar aún más el uso legal de armas en el ámbito público que incluyen medidas para armar a maestros en las escuelas.

No hay otro país avanzado en el que ocurra esto. Las preguntas desde Columbine son las mismas: ¿por qué? y ¿qué se debe hacer?

Vale señalar que por una ley federal aprobada un par de años antes de Columbine, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) del gobierno federal tiene prohibido investigar las causas y los efectos de la violencia con armas. Tal vez el mejor intento para responder a esas interrogantes hasta la fecha es el documental Bowling for Columbine, de Michael Moore.

Mientras se siguen investigando las razones de todo esto, vale recordar que los incidentes de tiroteos masivos representan apenas uno por ciento de la violencia con armas en el país. Es una nación inundada de armas; hay suficientes en manos privadas como para armar a cada adulto en Estados Unidos, es decir, más de 300 millones.

En 2017 se registró el récord de muertes por balas en medio siglo, con una total de 39 mil 773 personas, según cifras del CDC. De ese total, 60 por ciento fueron suicidios, 37 por ciento homicidios. La tasa de homicidios con armas en Estados Unidos es 25 veces más alta que la de otros países avanzados, según la Organización Mundial de Salud.

Cada día, en promedio, mueren 100 personas por armas de fuego o más de 36 mil por año; casi mil 700 niños mueren por armas (https://urlzs.com/xX5D).

Los más impactados por esta violencia son las minorías; los afroestadunidenses representan la mayoría de víctimas de homicidios con armas; son la causa de muerte principal entre menores de edad afroestadunidenses.

Despues de años de intentos nobles pero fracasados para impulsar reformas ante todo este desastre, algo cambió hace 14 meses, después de que 17 estudiantes fueron asesinados en una preparatoria en Parkland, Florida. De ahí nació un feroz movimiento encabezado por los estudiantes sobrevivientes que sacudió a las cúpulas políticas estatales y federales, organizó la movilización nacional más numerosa en la historia sobre este tema, busca alianzas con otras organizaciones de víctimas de violencia en el país, y que está comprometido a obligar a losadultosa, por fin, asumir su responsabilidad y emprender alguna acción.

Ese movimiento, March for Our Lives, envió un mensaje en este aniversario:Crecimos en la sombra del tiroteo de Columbine. Crecimos con ejercicios en caso de un tiroteo. Sobrevivimos un tiroteo en nuestra escuela. Hoy, y todos los días, recordamos a los que perdimos, y los honraremos con acción.

EU y el cambio de régimen en Venezuela

La Jornada

Carlos Fazio /III


Las nuevas políticas de cambio de régimen de la administración Obama quedaron perfiladas en el Informe sobre Venezuela elaborado en 2012 por el director nacional de Inteligencia de Estados Unidos, James R. Clapper, que ponía énfasis en laagitación propagandísticade temas como el desabasto programado de alimentos y medicinas, el incremento inusitado de precios, los apagones eléctricos generalizados, la delincuencia y la violencia criminal, combinado con manifestaciones callejeras, como parte de un proceso de descomposición político-social e ingobernabilidad inducido, que a partir de entonces utilizaría el accionar de bandas criminales, narcotraficantes, paramilitares y pranes (con sus ejércitos de malandros), para desencadenar un caos generalizado (estratégicamente concebido y planificado) y generar miedo e incertidumbre en la población.

Enmarcada en la Guerra No Convencional del manual TC 18-01 del Pentágono, la primera fase de la Operación Venezuela Freedom (Libertad Venezuela), impulsada desde el Comando Sur, incluyó La Salida, como se llamó la campaña política oposicionista (manifestaciones, activismo en Internet, acciones de desobediencia civil violentas) emprendida el 23/1/14 en Caracas y otras ciudades, cuyo objetivo eraencontrar una salida pacífica, democrática y constitucional al gobierno de Nicolás Maduro(sic). La iniciativa tuvo como mascarones de proa del imperio a Leopoldo López, Antonio Ledezma y María Corina Machado, líderes de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), y culminó el 18 de febrero de 2014 con la detención de López, responsabilizado de los hechos que llevaron a la muerte de 43 personas.

Ante el nuevo fracaso, el 9/3/15, elNobel de la PazBarack Obama firmó una Orden Ejecutiva que de manera facciosa consideró a Venezuela unaamenaza inusual y extraordinariapara la seguridad nacional de EU. Tres días después, el jefe del Comando Sur, general John Kelly, ratificaba ante el Comité Senatorial de los Servicios Armados del Congreso, que la Operación Libertad Venezuelaestaba dirigida a generar una situación de caos y desestabilización política, combinando acciones callejeras con el empleo dosificado de la violencia armada, los asesinatos selectivos, sabotajes contra instalaciones estratégicas y acciones paramilitares desde la frontera colombo-venezolana.

El 25/2/16, el sucesor del general Kelly en el Comando Sur, almirante Kurt Tidd, puso en marcha la segunda fase de la Operación Venezuela Freedom. En un documento firmado por él, Tidd dijo que habíaconvenidocon el nuevo secretario general de la Organización de Estados Americanos, el uruguayo Luis Almagro, la aplicación de la Carta Democrática de la OEA contra Venezuela, en el marco de la guerra de espectro completo elaborada en junio de 2000 por la Dirección de Políticas y Planes Estratégicos del Ejército de EU (ver Documento Joint Vision 2020), matriz doctrinaria de todos los proyectos de Guerra No Convencional desarrollados contra el país sudamericano.

De acuerdo con el almirante Tidd, la fase 2 de la estrategia subversiva de EU la ejecutaban agentes encubiertos del Comando de Operaciones Especiales, la Fuerza Conjunta Bravo, con asiento en la base de Palmerola (Soto Cano), en Comayagua, Honduras, y la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur (inteligencia), y era concebida como unaoperación de amplio espectro, conjunta y combinadaque priorizaba conceptos comofuerza decisiva,proyección de poder,presencia en ultramaryagilidad estratégica. Expresiones, todas, que denotaban una gran capacidad para movilizar por aire, mar y tierra tropas de despliegue rápido, contra el objetivo blanco de la acción: Nicolás Maduro y la Revolución Bolivariana.

Aunque el plan conspirativo y de guerra sicológica del Pentágono señalaba que EU no asumiríael costo de una intervención armada en Venezuela, contemplaba unafase terminalprevista hacia julio-agosto de 2016, que requería del posicionamiento mediático de unacrisis humanitaria(por falta de alimentos, medicamentos, agua y electricidad) y una matriz de opinión que manejara a escala internacional el escenario de que Venezuela estabacerca del colapsoy de unaimplosión, como recurso para facilitar unaintervención humanitariade Washington a pedido de la ONU o la OEA.

Sustento de la Guerra Híbrida o asimétrica, en su nueva etapa decerco y asfixiacontra el gobierno de Maduro, la doctrina de espectro completo citada por Tidd empleabarecursos diplomáticos, de información, militares, económicos, financieros, de inteligencia y jurídicos, y echaba mano de grandes corporaciones y lobbiesempresariales, operadores políticos de la derecha internacional y sus intelectuales orgánicos (ex presidentes como César Gaviria, Álvaro Uribe, Vicente Fox, Felipe Calderón, Sebastián Piñera y el ex presidente del Gobierno español Mariano Rajoy, así como pensadores como el súbdito de la corona española de origen peruano Mario Vargas Llosa y los mexicanos Enrique Krauze y Jorge G. Castañeda), actores no estatales (ONG), jerarcas conservadores de la Iglesia católica y agrupaciones estudiantiles formadas y entrenadas en el exterior en las técnicas de golpe suave.

Más de 5 mil personas permanecen a la espera de documentos en Chiapas



▲ Un centroamericano toma agua en un depósito de Mapastepec.


San Cristóbal De Las Casas, Chis., La mayor parte de los más de 5 mil migrantes centroamericanos, caribeños y africanos que se encuentran en diversos municipios de Chiapas sigue a la espera de que se les entreguen documentos para avalen su estadía legal en México o descansando para tratar de seguir caminando hacia el norte del país y de ahí cruzar a Estados Unidos, pese a las altas temperaturas recientes.

La mayor parte de los migrantes se encuentra en el municipio de Mapastepec, donde unos 650 esperan la entrega de sus documentos hace más de dos semanas y cerca de dos mil arribaron el sábado.

Fuentes de la parroquia de Huixtla dieron a conocer que un grupo de los indocumentados que llegaron a Mapastepec el sábado anterior partió ayer hacia el vecino municipio de Pijijiapan, sin que se hayan reportado incidentes. Señalaron que la mayor parte del grupo decidió permanecer en Mapastepec, para descansar y probablemente continuar caminando este lunes.

De acuerdo con los informantes, un grupo de niños y mujeres están escondidos en el monte (del municipio de Mapastepec) desde el viernes en la tarde, cuando escaparon de un operativo realizado por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y policías federales, que detuvieron a más de 100 personas.

Afirmaron que decenas o quizás cientos de hondureños, guatemaltecos, salvadoreños, cubanos y africanos que transitan por la zona se han dispersado para movilizarse de manera individual o en pequeños grupos, debido a que las caravanas caminan muy lento por la presencia de niños y mujeres.

Foto Ap

Elio Henríquez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 22 de abril de 2019, p. 7

Hay una persecución contra todos los que trabajamos con Correa



No pueden acusarme de ladrón o de corrupto, por eso se han inventado un supuesto delito de instigación


Lenín Moreno está botando a la calle a decenas de miles de empleados públicos. Ha reducido el presupuesto para educación y salud. La desatención a campesinos, ganaderos, pescadores y artesanos es total... Es un impostor, nos engañó a todos


El ex canciller de Ecuador Ricardo Patiño tiene una vieja relación con México. Estudió economía en la Universidad Autónoma Metropolitana de Iztapalapa y obtuvo el mejor promedio de la carrera en 1979. Hoy, 40 años y muchas visitas después, está de vuelta en el país, en condiciones menos favorables que en aquel entonces. En pleno viaje de trabajo se encontró con la novedad de que sus opositores políticos en Ecuador quieren encarcelarlo.

Se le acusa de una presunta participación en un delito de instigación. Pero la acusación penal en su contra es muy endeble. Tanto así que la juez Beatriz Benítez negó la detención del ex canciller para las investigaciones.

Según el Ministerio Público de Ecuador, se pidió el arresto de Patiño el pasado 13 de abril, por unas declaraciones que hizo a la cadena internacional CNN. Hay tanta ilegalidad, tanto abuso del derecho, que yo sí tengo que pensar seriamente si me quedo en el país, dijo a la televisora.

El ex canciller partió de Ecuador a las 18:21 del 17 de abril de 2019, rumbo a Perú, pues sobre él no pesaba ninguna orden judicial. De ahí se dirigió a México para atender varios compromisos relacionados con unas publicaciones.

Patiño fue estrecho colaborador del presidente Rafael Correa. Se desempeñó durante seis años como canciller. Fue en esta última responsabilidad que le ofreció asilo a Julian Assange en la embajada de Ecuador en Gran Bretaña. En 2012 declaró a Heather Hodges, embajadora de Estados Unidos, persona no grata y la expulsó del país.

El ex ministro de Correa asesoró efímeramente al mandatario Lenín Moreno, pero rompió políticamente con él. Le disputó sin fortuna la conducción del partido Alianza País, y se convirtió en una de las figuras opositoras a Moreno más importantes dentro de Ecuador. Es en ese contexto, y en el del acelerado desgaste del actual gobierno, que se intensificó la persecución política contra Patiño.

De visita en las instalaciones de La Jornada, Ricardo Patiño dio una entrevista al diario, que puede leerse como continuación de la que le hizo en estas mismas páginas Marcela Aldama hace unos cuantos días. Aquí parte de la conversación.

–Saliste de tu país como hombre libre y, al llegar a México, te encuentras con la novedad de que se está solicitando en Ecuador tu detención. ¿A qué se debe esta situación?

–Hay una persecución política en mi contra. Yo he venido a México muchas veces en los últimos años. Recordemos que estudié aquí. Me gradué en Economía, en la UAM de Iztapalapa. Aquí tengo grandes amistades.

–Fuiste un alumno ejemplar.

–Estudié mucho en aquella época. Siempre vengo, normalmente invitado para tratar temas de la política latinoamericana. Estuve invitado para la toma de posesión del presidente Andrés Manuel López Obrador. Ahora vine a revisar unas publicaciones que estamos haciendo.

“Recién llegado a este país, se produce en Ecuador una audiencia de formulación de cargos contra mí. Formulan cargos, dictan orden de prisión, piden alerta roja a la Interpol, por los comentarios que hice en una reunión interna del movimiento de la Revolución Ciudadana en octubre del año pasado.

“Ni siquiera fueron hechos a la prensa, sino a los militantes del movimiento. Les decía que tenemos que reforzar nuestro trabajo popular y seguir acompañando a nuestro pueblo, que ha sido engañado por el gobierno de Lenín Moreno.

“Moreno está botando a la calle a decenas de miles de empleados públicos. Ha reducido el presupuesto para educación y salud. La desatención a los pequeños y medianos campesinos, ganaderos, pescadores y artesanales es total.

“Por eso llamamos a nuestros militantes a acompañar a toda esa gente en las calles, carreteras, instituciones públicas. Pero siempre de forma pacífica. Sin el uso de la violencia. Lo he dicho y lo he repetido muchas veces. Y, en esa intervención mía en la reunión que tuvimos en la ciudad de Latacunga, manifesté expresamente –y así lo reconoce el fiscal– que pedí que esas manifestaciones no fueran violentas.

“A pesar de eso, en los últimos días, reactivaron una investigación y pidieron una boleta de detención en mi contra. La juez que vio la petición del fiscal le dijo que no la podía aceptar, la negó. Pero, después de eso, llamaron a la audiencia en formulación de cargos y emitieron una boleta para detenerme.

“Es evidentemente una persecución política. No han tenido cómo imputarme otra cosa. No pueden acusarme de ladrón, o corrupto, o de haber hecho mal las cosas en mi gestión de los 10 años de gobierno de Rafael Correa. Entonces, se han inventado un supuesto ‘delito de instigación’.”

–Parece estar de moda acusar de corrupción a los políticos progresistas. ¿Por qué no lo hicieron contigo?

–Yo fui ministro de cinco carteras: Finanzas, Litoral, Política, Relaciones Exteriores y Defensa. La más larga fue la de Relaciones Exteriores, que fue de seis años, y en Defensa, año y medio. Desde que terminamos la gestión, el 24 de mayo de 2017, me han hecho decenas de exámenes de contraloría, de todas las cosas que he firmado y de las que no. Y no han podido encontrar nada, ni una sola objeción, ninguna glosa, algo que pueda ser incluido en una instrucción fiscal, absolutamente nada. Cada semana llega un nuevo examen. Uno sobre otro. Quieren ir rápidamente a alguna cosa con la que me puedan apresar. Y como no encuentran ningún acto de corrupción, se inventan estos temas penales.

–¿El delito de instigación implica llamar a la violencia?

–Eso es lo que ellos dicen. Me acusan de instigar a la población a usar la violencia para destruir, derrocar un gobierno.

“Pero no es así. Lo hemos dicho en cientos de intervenciones: nosotros no vamos a propiciar un golpe de Estado. Vamos a pedir, a través de lo que dice la Constitución, la revocatoria de mandato. Vamos a apoyar a los migrantes ecuatorianos que han pedido esa autorización en el Consejo Nacional Electoral, para recoger firmas y pedir que el pueblo se pronuncie sobre si ese presidente tiene que seguir o no.

“La Constitución y la ley dicen claramente que si una autoridad no cumple con lo que dice en su oferta de campaña, podría revocarse su mandato por parte del pueblo que lo eligió. En eso estamos.

“Pero, además, hay derecho a salir a la calle a reclamar para que el gobierno sepa que hay indignación popular. Pero nunca usando la violencia, sino el derecho a resistir, a la libre expresión, a la manifestación.

“En la Constitución de Ecuador existe el ‘derecho a la resistencia’. A resistirse cuando un gobierno, una autoridad, incluso algunas personas naturales, hagan acciones que vulneren los derechos de los ciudadanos. Nuestras acciones están absolutamente marcadas en la Constitución.”

–En una entrevista que diste a la cadena CNN, anunciabas la posibilidad de salir del país, porque estaba ya en marcha algo parecido a una persecución.

▲ Ricardo Patiño fue ministro de Finanzas, Litoral, Política, Relaciones Exteriores y Defensa de Ecuador, en 10 años de gobierno de Rafael Correa. La imagen, durante la entrevista con La Jornada.Foto Guillermo Sologuren

–Se notaba una persecución. El hecho de que el sábado anterior el fiscal haya pedido ante una juez que me capturen, que me den una boleta de captura para investigar, así lo indicaba. Más aún si consideras que ese proceso comenzó desde octubre del año pasado. Y que cuando me han llamado a declarar, he ido. Por eso, en la entrevista a una cadena de noticias internacional, dije que sí me preocupaba lo que estaba pasando.

“El vicepresidente Jorge Glas está preso sin ninguna prueba. Rafael Correa tiene orden de prisión. Le han inventado arbitrariamente un juicio por un supuesto secuestro. Han violando la ley y la Constitución. Los que lo acusan se contradicen todos los días, mienten. Sin embargo, le pusieron una orden de captura.

Hay una campaña de perseguir a todos aquellos que trabajamos con el presidente Correa. No es algo que supongamos, lo dicen abiertamente. El presidente del Consejo de Participación Ciudadana lo ha dicho en innumerables ocasiones. Dicen que hay que destruir todo lo que es correismo. Claramente hay persecución política.

–Tú eras canciller de Ecuador cuando Julian Assange se refugió en la embajada de Ecuador en Londres. ¿Crees que tu persecución está relacionada con ese hecho?

–Sí tiene alguna relación, a pesar de que el propio gobierno de Lenín Moreno le dio a Julian Assange hace un año y más una carta de naturalización como ciudadano ecuatoriano.

“Ahora ha revocado ilegalmente esa carta. El gobierno de Moreno ya no quería mantener a Julian Assange como asilado en nuestra embajada porque hizo un pacto con el gobierno de Estados Unidos. Mike Pence estuvo en Ecuador. Del círculo cercano a Lenín Moreno ha salido a la luz pública que él hizo tres ofertas a Estados Unidos, a cambio de que el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial le abran las puertas de los créditos.

“Una, ponerse en la fila de los gobiernos que están en contra de Venezuela. La segunda fue tratar de liquidar la integración sudamericana y latinoamericana. Y, la tercera, entregar a Julian Assange.

“Hemos reaccionado ante eso. Nosotros le conseguimos el asilo diplomático, y nuestra Constitución dice claramente que existe el principio de no devolución de un asilado. No se puede entregar a un asilado a sus verdugos. Eso también lo dicen las convenciones y los convenios internacionales de asilo. Y lo dice también la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, que dejó claramente establecido un principio de no devolución que tiene que ser respetado.

“Hemos defendido el derecho de Julian Assange de permanecer asilado. Pero el gobierno de Moreno permitió la entrada de Scotland Yard para que sacara a rastras de nuestra embajada a un ciudadano indefenso. Es algo que nos avergüenza y nos avergonzará toda la vida. Quedará en la historia marcada la figura del traidor Lenín Moreno.

Eso es un elemento que explica mi persecución. Pero hay otro que es más importante.

–¿Que sería cuál?

–Las denuncias que se han hecho contra Moreno y su círculo más cercano, sobre la apertura de cuentas secretas en paraísos fiscales. En ellas han ingresado dinero de comisiones de empresas extranjeras, consultoras en Ecuador en 2012, cuando el actual presidente era vicepresidente de la república.

“Esas cuentas fueron abiertas a nombre de Edwin Moreno Garcés, hermano del vicepresidente. Después, con eso se compraron departamentos en España, muebles de lujo, etcétera.

“El presidente Moreno trata de evadir su responsabilidad diciendo que es de su hermano, que él no tiene nada que ver, que esos muebles de lujo eran de un amigo que le pidió que se los guardara en su departamento. ¡Como si fuera bodeguero!

“El presidente Moreno no sabe cómo salir del atolladero. Porque, además, han salido un montón de correos electrónicos en donde se nota claramente que él está involucrado, que él conocía, y ha recibido de esos beneficios.

“Nosotros no hemos hecho una denuncia. Pero sí le hemos pedido al presidente que explique, porque él era vicepresidente cuando esto ocurrió.

“Pero, como no puede salirse del atolladero y está desesperado, comienza a golpear y tirar lodo con ventilador a todo el que se aparezca. Y, como yo soy una figura representativa del movimiento Revolución Ciudadana –y hace unos días tuvimos un resultado electoral muy positivo–, quieren liquidarnos. Ya no sólo en el ámbito judicial, sino a nivel personal, familiar. Pretenden meternos en la cárcel, destruirnos.

Las cárceles en Ecuador son lugares peligrosos. Matan mucha gente en ellas. Hay poco control, hay ingreso de armas de todo tipo. Y uno en la cárcel corre un riesgo muy grande. ¡Es gravísimo!

–Lenín Moreno era el candidato de ustedes. ¿Qué sucedió?

–Lamentamos que este hombre nos haya engañado. Es un impostor profesional. Nos engañó a todos los miembros del gobierno, comenzando con el presidente Correa. Cuando estaba en el gobierno los seis años que fue vicepresidente, y los cuatro años que estuvo como enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas, nunca manifestó una diferencia más que secundaria, de estilo básicamente, con el gobierno de la Revolución Ciudadana.

“Ahora, según él, todo lo que ha hecho Correa y el gobierno es pésimo, lo peor, una catástrofe. Acusa a Correa de asesinato, de secuestrador e incluso llega a decir que es el jefe de la mafia. Casi lo tacha de jinete de Apocalipsis. Pero, cuando estábamos en el gobierno, habló siempre maravillas de Correa y de la Revolución Ciudadana. No ahorró adjetivos para enaltecerlos.

Todo esto lo hacía de manera hipócrita. Yo estoy convencido que esto es parte de un acuerdo con los gobiernos de Estados Unidos, con la CIA particularmente. Hemos encontrado que uno de sus más cercanos colaboradores, Andrés Michelena, era un informante de la CIA. Gustavo Larrea también ha tenido relaciones con esta organización delincuencial estadunidense.

–¿Por qué ha sido tan fácil echar atrás las conquistas de la Revolución Ciudadana?

–Yo creo que nosotros cometimos algunos errores. A pesar de que hicimos no solamente obras en favor de nuestro pueblo, sino también construimos normativas (estaba una Constitución e hicimos políticas públicas para que la gente tuviera derechos), fallamos en lograr que el conjunto de la ciudadanía, y las organizaciones de la sociedad ecuatoriana, se apropiaran suficientemente de esos derechos.

“Hay reacción para enfrentar la arremetida de Moreno, pero no es lo suficientemente fuerte como para impedir que esas acciones vayan destruyendo los avances de la Revolución Ciudadana.

Creo que en algunas cosas Moreno no podrá dar marcha atrás. No podrá deshacer la obra pública. Tampoco los derechos a la salud. Pero hay algunas otras cosas que sí ha podido revertir. Necesitamos un mayor nivel de conciencia política de la población para evitar que esa labor de destrucción se consolide.

Luis Hernández Navarro

Periódico La Jornada
Lunes 22 de abril de 2019, p. 21

El golpe de 2016: una puerta al desastre

Brasil de Fato

Hoy hace tres años que la Cámara de Diputados, comandada por un diputado condenado por corrupción, aprobó la apertura de un proceso de impeachment contra mí, sin que hubiera un crimen de responsabilidad que justificara tal decisión. Aquella votación en sesión plenaria fue uno de los momentos más infames de la historia brasileña. Avergonzó a Brasil ante sí mismo y ante el mundo.
El sistemático sabotaje de mi gobierno fue determinante para la ruptura de la normalidad institucional. Empezó con pedidos de recuento de votos, días después de las elecciones de 2014, y con un pedido de impeachment en marzo del mismo año, a solo tres meses de gobierno.
La construcción del golpe pasó por el Congreso, los medios, segmentos del Poder Judicial y el mercado financiero. Compartían los intereses de los vencidos en las urnas y actuaban en sincronía para inviabilizar al gobierno.
El principal objetivo del golpe fue la adecuación de Brasil a la agenda neoliberal que, en cuatro elecciones presidenciales había sido derrotada en las urnas. Por lo tanto, una de las primeras acciones de los interesados en el golpe fue la formación de una oposición salvaje en el Congreso. Su objetivo era impedir al gobierno recién electo gobernar, creando una grave crisis fiscal. Para ello, echaron mano de asuntos bomba que aumentaban gastos y reducían ingresos. También impidieron sistemáticamente la aprobación de proyectos cruciales para la estabilidad económica del país. Y durante los primeros seis de gobierno, presentaron 15 pedidos de impeachment.
El año 2015 adquirió el cuerpo esa oposición que actuaba bajo [la lógica]  “cuanto peor, mejor” que, insensible ante las graves consecuencias de su acción para con el pueblo y el país, impedía realizar nuevas inversiones privadas y públicas, al imponer la inestabilidad como norma. Una crisis política de esta dimensión paralizó y lanzó al país a una recesión.
Fue ese verdadero sabotaje interno que hizo prácticamente imposible, en aquel momento, atenuar en Brasil los efectos de la crisis mundial caracterizada por la caída en el precio de las commodities, reducción del crecimiento en China, alza del dólar debido al fin de la expansión monetaria practicada por EE.UU. y en el interior del país, por los efectos de la sequía en el precio de la electricidad.
El golpe fue el episodio inaugural de un proceso devastador que ya dura tres años. Contó, para su desenlace y actos subsecuentes, con la estratégica contribución del sistema punitivista de justicia, la Lava Jato, que bajo el argumento de atacar a la corrupción, lastimó la Constitución de 1988, golpeando al Estado Democrático de Derecho e imponiendo la justicia del enemigo como regla.
La relación medios-Lava Jato posibilitó que la prensa se convirtiera en la 4ª instancia del Poder Judicial, tratando de condenar sin derecho de defensa. La lógica política de esa relación está enfocada en la destrucción y criminalización del PT - en especial, de Lula - y, para ello, se utilizaron filtraciones en vísperas de las elecciones, delaciones sin pruebas, irrespeto al debido proceso legal y al derecho de defensa.
El efecto colateral de esta trama fue la destrucción de los partidos de centro y de centro derecha, que se sometieron a la tentación golpista. Fue lo que permitió la limpieza del terreno partidario tan necesaria para hacer crecer con fuerza a la ultraderecha bolsonarista como una planta solitaria en las elecciones de 2018. Sin embargo, el arma final y decisiva fue la condena, la prisión y la interdicción de la postulación de Lula a la presidencia a fin de garantizar la elección de Bolsonaro. La  ida del juez Sergio Moro al Ministerio de Justicia es la constrictiva prueba de ese dispositivo.
Por ello, lo que ocurrió hace tres años explica y es la causa de lo que está pasando hoy. Hay razones más que suficientes para que la historia inscriba al 17 de abril de 2016 como el día de la infamia. Fue cuando se desencadenó el desastre; se desencadenó al bloquear los proyectos de los gobiernos del Partido de los Trabajadores que habían mejorado la vida de decenas de miles de personas pobres, que pasaron a ser ciudadanas, con derechos y acceso a servicios públicos, al empleo formal, ingresos, educación para sus hijos, salud, vivienda y medicinas. Se interrumpieron programas estratégicos para la defensa de la soberanía y para el desarrollo nacional, proyectos que colocaron a Brasil entre las seis naciones más ricas del mundo y sacaron al país del vergonzoso mapa del hambre de la ONU.
El golpe resultó en una calamidad económica y social sin precedentes para Brasil y, enseguida, en la elección de Bolsonaro. Derechos históricos del pueblo que se están aniquilando. Avances civilizatorios conquistados en el periodo democrático que sucedió a la dictadura militar están siendo arruinados. Conquistas fundamentales garantizadas en los gobiernos del PT fueron revocadas. Este proceso se radicalizó en un gobierno agresivamente neoliberal en la economía y perversamente neofascista.
El gobierno de Bolsonaro sigue apoyándose en la gran mentira mediática que fundamentó el golpe: la de que Brasil estaba roto cuando los golpistas de Temer asumieron el gobierno. Esta falsificación de los hechos que siguen alardeando los medios, utilizada retorcidamente para justificar una recuperación que nunca llegó y empleos que nunca volvieron. Ni vendrán mientras dure la agenda neoliberal. La verdad es que Brasil ni siquiera estuvo a punto de quebrar durante mi gobierno.
Un país solo está quebrado cuando no puede pagar sus deudas internacionales. Ello, por ejemplo, ocurrió en el gobierno de FHC [Fernando Henrique Cardoso], cuando Brasil tuvo que recurrir al FMI para enfrentar su endeudamiento externo y su falta de reservas. En 2005, el presidente Lula liquidó totalmente nuestra deuda con el FMI y, después de eso, nuestras reservas aumentaron y alcanzaron 380.000 millones de dólares, convirtiéndonos en prestamistas internacionales.
Una situación muy diferente de lo que pasa hoy, lamentablemente, en la Argentina de Macri, sometida una vez más a las absurdas exigencias del FMI.
Los medios, a su vez, no dejaron de construir la leyenda de que el gobierno federal estaba quebrado y los gastos públicos desenfrenados. Solo tendría sentido decir que el gobierno federal estaba quebrado si no pudiera pagar sus propias cuentas con tributos o al contraer deudas. Eso no pasó en mi gobierno.
Brasil continuó recaudando tributos y contrayendo deuda, manteniendo su capacidad de pagar sus propias cuentas.
Cabe recordar que la deuda pública siguió en caída todos los años, desde 2003, y alcanzó el menor nivel histórico, al comienzo de 2014, antes del “cuanto peor mejor”, de los tucanes [como se conoce a los integrantes del Partido de la Socialdemocracia Brasileña - PSDB] y los demás golpistas. Pero en 2015, la deuda pública subió. Aun con la subida, la deuda siguió abajo de los niveles registrados en las mayores economías desarrollados y en desarrollo. El problema nunca ha sido el tamaño de la deuda. Pero sí, su coste, que permanece entre los más altos del mundo debido a las tasas de interés y de los diferenciales [spreads] abusivos practicados en Brasil. Lo que explica, además, sus ganancias estratosféricas, aún cuando el país vive una crisis.
Los medios insisten, hasta hoy, en decir que mi gobierno perdió el control sobre los gastos, lo que tampoco es verdad. El hecho es que la recaudación cayó más rápido que los gastos. Los gastos crecieron, pero no en función del aumento del pago de los funcionarios, que permaneció constante. Es importante resaltar que lo que creció fue el valor de las transferencias sociales – como Bolsa Familia y jubilación – lo que creció fue la oferta de servicios a los ciudadanos, en especial salud y educación. Todos esos gastos son fundamentales para corregir injusticias históricas, reducir desigualdades sociales y desarrollar al país.
La verdad es que los gastos del gobierno nunca estuvieron descontrolados. Al contrario, hasta cayeron en términos reales. Lo que hubo fue una rápida reducción de los ingresos, debido a la parálisis que un proceso de impeachment provoca en los inversionistas, que pasaron a no tener seguridad para crear nuevos negocios, abrir nuevas plantas y ampliar inversiones, deprimiendo así la economía y la recaudación.
El gobierno Bolsonaro está ampliando un legado de retrocesos del gobierno Temer, manteniendo y hasta profundizando la absurda enmienda del techo de gastos, que reduce las inversiones en educación y en salud; la reforma laboral, que abrió las puertas para la explotación más brutal y para la indulgencia con el trabajo análogo a la esclavitud; la venta de bloques del Pre-sal; la reducción del Bolsa Familia; la extinción para los más pobres del [programa] Mi Casa Mi Vida y del Aqui Hay Farmacia Popular y la reducción del [programa] Más Médicos; la destrucción de los principales programas educativos y la dilapidación de la Amazonía y del medio ambiente.
Culmina, ahora, con el intento de privatización (capitalización individual) de las Pensiones, con la enmienda 06, artículo 201—A, y la retirada de las reglas de las pensiones de la Constitución, con el artículo 201, lo que permitiría cambios legales, que no exigen tres quintos del Congreso para su aprobación.  Los cambios que el gobierno quiere hacer refuerzan los privilegios de unos pocos y sacrifican a los jubilados de bajos ingresos, a las mujeres, a los trabajadores rurales y urbanos, así como a aquellos que reciben el Beneficio de Prestación Continua (BPC).
Del “cuanto peor, mejor” a la prisión de Lula, del día 17 de abril de 2016 – día de la aceptación del impeachment por la Cámara, al día 7 de abril de 2018 – día de la prisión de Lula, se pavimentó el camino hacia el Estado de excepción y las mentiras y falsedades de los medios tuvieron un papel fundamental.
Incluso los que se oponen a Lula, pero aprecian la democracia, se avergüenzan con el escándalo de su prisión y condena ilegal, y ya percibieron que es un prisionero político. Un inocente condenado sin crimen, y por eso sin pruebas.
Lula sintetiza la lucha por la democracia en nuestro país. Luchar por su libertad plena significa enfrentar al aparato neofascista – militar, judicial y mediático – que está destruyendo la democracia. Lula es la voz de la resistencia y carga el estandarte de la lucha democrática. Incluso preso, es el mayor enemigo del neofascismo que nos amenaza.
Lula le mostró al pueblo brasileño, en cada gesto suyo que se tornó público, que es posible resistir incluso en las peores condiciones, su fuerza moral nos fortalece, su garra nos anima, su integridad nos hace luchar por su libertad, que representa también las libertades democráticas de todos los brasileños.
Lula está del lado correcto de la historia.  #LulaLibre.
Traducción: Luiza Mançano, para Brasil de Fato.

El coloniaje y las “curitas”

Puerto Rico: Lucha anticolonial

El carácter de las personas se revela, casi siempre, en los detalles. Uno de estos es la manera en que se quitan las “curitas”. Hay quienes, al sentir que ya no necesitan el vendaje adhesivo, se lo arrancan de sopetón. Tiran y ya, sin pena. Mas hay personas que, por miedosas, abordan la empresa por la vía opuesta, la del dolor prolongado. Primero hurgan, izan una esquinita y, si sienten que la piel se resiente, dejan todo para después. Cuando ya no se puede posponer más el asunto, retoman el proceso de remoción. Halan de nuevo una esquinita y, poquito a poco, van levantando la curita. Las situaciones más dolorosas ocurren con las tiras que están en una parte vellosa del cuerpo; en particular un antebrazo o la pantorrilla. Hay quienes, a velocidad de tortuga, van corroborando si, al ser removida, la curita trae pelitos, no pocas veces arrancados de raíz. Y hay extremistas que, a mitad de camino –y ya expuesta la herida en sanación– dejan una mitad de la curita pegada y la otra, guindando; o peor aún, se la ponen para atrás.
¿Cuál es el mejor método, el rápido o el del dolor a cuenta gotas? Nadie sabe a ciencia cierta. Pero yo, boricua, al fin, mezclo los dos métodos. Primero remuevo pacientemente una mitad de la curita; y luego, ya con la mente distraída en otros asuntos, arranco, sin pensarlo, la otra. Sí, es cierto; me digo un embuste a mí mismo. Ya pasado todo el trauma, me doy cuenta de que se trataba, en realidad, de una pendejada.
La analogía no es perfecta ni mucho menos. El coloniaje es una enfermedad, y los vendajes sanan. Pero, aun así, últimamente me da dado con comparar la dinámica de nuestra lucha anticolonial con el asunto de la remoción de las curitas. Mi tesis es simple: no creo que sea tan alocado pensar que, en medio de un momento de intensa crisis y caos generalizado, los boricuas nos liberemos del coloniaje, como quien se quita una curita por la vía rápida: de sopetón y sin pensarlo mucho. Lo opuesto, o sea, la vía del poquito a poco, del dolor a cuenta gotas, es lo que venimos haciendo desde el cuatrienio 1950-1954; es decir, desde las grandes gestas del nacionalismo albizuista y del PIP de Concepción de Gracia. Es más, ampliando un poco la analogía de la curita, diría incluso que algo hemos avanzado en los últimos años. Estamos a medio camino, como quien tiene la mitad del vendaje guindando y la otra, como dije, ya removida. El huracán María, en particular, destrozó buena parte del soporte ideológico y social de la colonia. Y si bien hay gente que pospondrían el acto final de acabar con el coloniaje, lo que resta es lo más fácil.
Así como el terrible invierno de fin de 1916 fue el agente catalizador de la desintegración final del régimen zarista en la Rusia prerrevolucionaria, el huracán María, con sus poderosos vientos y capacidad destructiva, vino a impulsar la descomposición ya en curso del régimen colonial. Para nuestro pueblo el trauma no fue solo el efecto del fenómeno atmosférico, sino también el tener ante sí una radiografía fiel de la colonia. Y ese es un cuadro que no cesa. El hecho de que el huracán ocurriera en medio de un recrudecimiento de la política neoliberal hacia la isla puso en evidencia, además, que la crisis local es un momento de una crisis mayor del capitalismo estadounidense. Y todo esto hay que mirarlo objetivamente, pues ninguna crisis madura sin trastocar los cimientos de todo, incluso de la izquierda. De hecho, es quizás ahí, al interior de nuestras fuerzas revolucionarias, que la crisis ha sido más irreverente con el pasado, en que nos ha presentado los mayores retos. Y no puede ser de otro modo. Las grandes revoluciones enseñan que en los momentos cruciales de cambio social es la izquierda, ante todo, la que debe de transformarse. Resulta infructuoso seguir machacando, una y otra vez, la obvia incapacidad de la corrupta burguesía criolla para sacarnos del atolladero. En realidad, ese es nuestro trabajo y no lo estamos haciendo, como amerita. Es al interior de la izquierda que debemos de asumir la crisis en toda su dimensión transformadora.
Y es que, al hablar sobre la viabilidad de un proceso de cambio social en Puerto Rico, se incurre a menudo en dos malentendidos. El primero es la afirmación falsa de que nuestra psicología no es cónsona con los cambios radicales. Tal visión nos ubica al margen de las leyes de la historia, como una especie de “aldea vanidosa” incurable. Lo contrario, sin embargo, es la verdad. Somos un pueblo abierto a las ideas e incluso al lenguaje internacional. De hecho, esto se puede concluir hasta indagando en el origen de la palabra “curita”, en referencia a las tiras adhesivas para heridas pequeñas. Esa palabra, tan de uso en la isla, no tiene mucho que ver ni con el inglés ni con el español. Su origen es medio alemán. Fue en Hamburgo, Alemania, en 1882 donde el farmacéutico Paul Beiersdorf desarrolló el primer parche adhesivo para heridas menores. Este inventor y su compañía dominaron el mercado de vendajes adhesivos (curitas) en Europa y América Latina hasta 1922, año en que la corporación estadounidense Johnson & Johnson copió la idea y creó la marca Band-Aid. La compañía Beiersdorf respondió legalizando la marca “Curitas” para defender sus mercados internacionales. (Sobre el origen de la palabra curita, nos dice la RAE: “marca registrada para la tira adhesiva por una cara, en cuyo centro tiene un apósito esterilizado que se coloca sobre heridas pequeñas para protegerlas”.) Por razones que nadie conoce o ha explicado, en Puerto Rico a las “Band-Aid” de Johnson & Johnson las llamamos curitas. Es decir, los estadounidenses rebautizaron las curitas como “Band-Aids”; mas, en esta su colonia, porque sí, a la gente le dio con seguir llamándolas con su nombre internacional. Eso, aunque la Johnson & Johnson lleva rato invirtiendo en la isla, tanto en la producción como distribución de sus productos. Nuestra terquedad es, bastante a menudo, muy positiva. Y, a veces, viene hasta con conrte internacionalista.
El segundo malentendido tiene que ver con la subestimación de la dialéctica en la idiosincrasia antillana. Tenemos sangre caribeña, antillana. Políticamente nos comportamos en consonancia con lo que el genial revolucionario cubano Julio Antonio Mella llamó la “efervescencia tropical de los pueblos de las Antillas”. Aquí, como en el resto del Caribe, las olas de rebeldía suben tan rápido como bajan, aunque, a decir verdad, nuestra islita lleva ya décadas de movilizaciones sociales periódicas. Todos los días hay alguien aquí protestando; aunque también, fiesteando. Es el Caribe, ¿no?
¿Bajo qué circunstancias esa “efervescencia tropical” podría trastrocarse en una respuesta revolucionaria ante el imperio, en un derrocamiento del coloniaje? No hay fórmulas mágicas para responder esta pregunta, solo aproximaciones. Pero ello no nos deja completamente al desvarío. Ninguna revolución, absolutamente ninguna, se da sobre el trasfondo estrecho de lo inevitable. Es más, la idea misma de una revolución es un reto a la imposibilidad. Nuestra tarea es, en no poca medida, alterar la visión que tenemos de lo que parece inalcanzable, dándole así posibilidad de convertirse en realidad.

La historia reciente de Puerto Rico nos habla de dos tendencias objetivas que dan más que vida a un posible cambio radical en la isla. La primera es el resquebrajamiento cada vez mayor del dominio colonial. Resulta interesante que, en el Puerto Rico de hoy, cualquier noticia, por insignificante que sea, lleva a una discusión en la calle sobre la situación “sin salida” en que vivimos. La misma prensa comercial, para tener algo de credibilidad (y ventas), les da esa connotación a los eventos, sean políticos económicos o sociales. Los escándalos ligados a la corrupción hacen pensar en la Cuba de 1958, durante la hegemonía del capital mafioso aliado con el imperialismo. Todo esto es indicativo de que el desarrollo de una situación casi prerrevolucionaria o de caos general, si bien no es absolutamente segura, al menos es bastante probable. De hecho, en Puerto Rico el más mínimo suceso lleva a un enjuiciamiento inmediato de la ideología dominante, develando la multiplicidad de dificultades que confronta la burguesía local en su intento de justificar su dominio y hasta su papel subordinado al imperio. Cuando los hechos fortuitos pasan de esa manera a un primer plano en la conciencia de la gente es porque las contradicciones sociales que actúan a largo plazo están internamente amarradas en un nudo indisoluble; pues la dialéctica nos dice que es entonces, y solo entonces, que lo fortuito o accidental adquiere preeminencia. Una tormenta, un error político de la derecha, o lo que sea, puede decidirlo todo. 

También en esa esfera de lo probable está la reacción potencialmente emancipadora de nuestro pueblo, algo en que los reformistas no confían. Nos referimos a una posible repetición ampliada de la multiplicidad de “gestos emancipadores” que germinaron entre las masas trabajadoras y pobres de la isla en respuesta al caos provocado por el huracán María. La mejor manera de predecir el comportamiento futuro de un pueblo es mirando a su conducta en el pasado. Yo pienso que, en una nueva situación de caos general, sea provocada por la naturaleza o la sociedad, nuestro pueblo volverá a reaccionar como en el otoño de 2017: con una multiplicidad de gestos emancipatorios y formas de autogestión.

El modo en que las dos tendencias objetivas mencionadas en la esfera de lo probable (el caos y la autogestión) puedan combinarse en un momento determinado está fuera de nuestro control. Pero lo que no está fuera de control es la manera en que las fuerzas revolucionarias efectúen su intervención en un contexto de crisis de mayor de la colonia. ¿Qué hacer si surge una situación de caos análoga a la del huracán María? ¿Se atreverá alguien a lanzarse, no con los recursos ideales, sino con los que haya, a la toma de los servicios básicos del estado? ¿O se va a permitir que las fuerzas reaccionarias retomen el control, como pasó después del huracán María? Las insurrecciones, decía Trotsky, no dependen solamente de que haya condiciones favorables. Hay que pensarlas teniendo lo imposible como trasfondo. La verdadera medida del carácter revolucionario de una persona o movimiento es su persistencia en contra de los obstáculos más gigantescos.
Nadie en Puerto Rico, absolutamente nadie, ni la izquierda ni la derecha, sabe a ciencia cierta de qué podría ser capaz el pueblo puertorriqueño si la izquierda se mostrara dispuesta (y lista) para la toma del poder en medio de una situación de caos mayor. Y eso es parte de lo que nos toca: preparamos para luchar por el poder, ahora y en los contextos probables. Habrá quienes, siguiendo la imagen del vendaje, se esforzarán entonces en dejar la curita a “medio guindar” o, incluso, en ponerla para atrás. Nos corresponderá a nosotros y nosotras, hijos e hijas de las clases humildes de este país, arrancarla de una vez. Con arrojo, sin dilación y radicalmente, en “cuando llegue el tiempo”. Tonta es la persona que desperdicia una oportunidad, y luego le echa la culpa al destino. 

La doctrina de crisis permanente en la frontera México-Estados Unidos



Aun cuando la elección para presidente de Estados Unidos no será hasta el 3 de noviembre de 2020, la campaña electoral ya arrancó. Para Donald Trump, el tema central de su campaña será la inmigración latinoamericana hacia Estados Unidos. Este tema dominó la campaña que lo llevó a la Casa Blanca, ha sido la piedra angular de su presidencia y será el tema determinante de su campaña hacia 2020. El inicio de la campaña y el concepto de seguridad fronteriza que utiliza Trump tendrán importantes consecuencias para México y América Latina.
El despido de Kirstjen Nielsen que desempeñaba el cargo de secretaria de Seguridad Nacional y otros integrantes de su departamento son parte de esta campaña. Aunque Nielsen será recordada como la cara pública de la política de separación de familias, y el inhumano enjaulamiento de jóvenes, es obvio que, para Trump, no era lo suficientemente enérgica en el desempeño de su proyecto antinmigrante.
Como secretaria de Seguridad Nacional, Nielsen demostró un servilismo ante Trump y una falta absoluta de humanidad, lo cual llevó a que una amiga le pusiera el nombre de Cruela de Vil en referencia al personaje de la película 101 dálmatas de Disney. Además de Nielsen, Trump ha remplazado la mayoría del liderazgo de la Secretaría de Seguridad Nacional, despidiendo el director del Servicio Secreto, el comisionado de Aduana y Patrulla Fronteriza, el Inspector General de este servicio, el director de FEMA (Emergencia Federal) y no ha nombrado un nuevo director de Inmigración y Control (ICE). Aunque estas acciones parezcan contraproducentes, en realidad son congruentes con la lógica que la administración Trump ha trazado para su relección.
Aun cuando Trump parece actuar de forma errática, sigue siendo capaz de interpretar los sentimientos intolerantes de un importante sector del Partido Republicano y su nivel de aprobación no ha disminuido. Ante su base, Trump supuestamente un millonario, asume una postura anti- establishment y se representa como la víctima de una burocracia federal que se niega a implementar sus planes y un sistema judicial que veta sus iniciativas. Según esta narrativa, estos sectores le imposibilitan construir su infame muralla, impiden la separación de familias, frenan sus esfuerzos por alterar las leyes de asilo de Estados Unidos o limitar el número de inmigrantes que llegan a frontera. En esto sobresale la decisión reciente de un juez federal que rechazó el programa por el cual inmigrantes exigiendo asilo, serían regresados a México mientras tramitaban su caso en Estados Unidos.
El principal asesor de Trump en asuntos de inmigración es Stephen Miller y fue él quien impulsó la salida Nielsen. Miller cuenta con el apoyo de John Bolton, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. Mientras Bolton ha consolidado su control sobre la política exterior de Estados Unidos, Miller domina la política nacional. Ambos aceptan la premisa que la existencia de Estados Unidos está en juego en su frontera sur. Por tanto, impulsan el concepto de que seguridad nacional implica la seguridad fronteriza por consecuencia la inmigración debe ser el tema central de la política nacional. Trump y Miller anticipan que la política en contra de inmigrantes movilizará un importante sector de votantes en el año 2020, una elección donde Trump confrontará a un Partido Demócrata que ahora cuenta con más de 20 precandidatos.
Para México y los países de Latinoamérica esto implica que Trump no tiene ningún interés en resolver los problemas que suceden en la frontera. El despido de Nielsen y de la mayoría del equipo de Seguridad Nacional prepara el terreno para que Trump nombre un zar para Asuntos Fronterizos. Algunas fuentes ya hablan de dos aliados cercanos de Trump, Kris Kobach quien fue secretario del estado de Kansas y Ken Cuccinelli anteriormente fiscal del estado de Virginia. Por su parte Kobach ha propuesto el establecimiento de campos de concentración donde permanecerían los inmigrantes mientras la administración Trump acelera los trámites judiciales con el fin de deportarlos. Cuccinelli ha planteado una reforma constitucional que le negaría la ciudadanía a niños de inmigrantes.
Es evidente, que al igual que Estados Unidos ha promovido la doctrina de guerra permanente a escala internacional, su política interna ahora se basa en crear una doctrina de crisis permanente en la frontera con México. De aquí a noviembre de 2020, se seguirá manipulando la xenofobia y el racismo, las amenazas contra México y América Latina y la persecución de los inmigrantes. Esta nefasta estrategia política empeorará la condición de vida para miles de personas, que podrían verse separados de sus seres queridos y sus sueños convertidos en pesadillas, todo para relegir a Donald Trump.
*Profesores, Pomona College
Twitter: @mtinkersalas

Lenín Moreno, ¿en el camino de Bucaram, Mahuad y Lucio Gutiérrez?

Eloy Osvaldo Proaño

La caída vertiginosa de la credibilidad del presidente Lenín Moreno, sus políticas entreguistas y dependientes de los dictados de Washington, las den uncias de corrupción, la dura represión a una pacífica manifestación en contra de sus políticas, van abonando el mismo camino que debieron seguir sus antecesores Abdalá Bucaram, Jamil Mahuad y Lucio Gutiérrez.
El martes 16 de abril, diversos movimientos sociales, barriales, campesinos, urbanos, de mujeres, de jóvenes, de trabajadores, defensores de los derechos humanos, periodistas, profesores, escritores, artistas y algunas organizaciones políticas, participaron de la convocatoria que reunió cerca de 20.000 personas en Quito, que terminó en un dura represión hacia .
La movilización fue en protesta por la crisis económica, la firma del acuerdo con el FMI, las denuncias de corrupción que vinculan al Presidente Lenin Moreno, la persecución a líderes opositores, el cierre de medios de comunicación, la sumisión a las políticas de Estados Unidos, la entrega del fundador de WikiLeaks Julian Assange y el proyecto de privatizaciones.
 En los últimos meses la credibilidad en Moreno llegó a niveles tan bajos como los del ex presidente Jamil Mahuad en el año 2000. Cabe recordar que fue electo como sucesor del presidente Rafael Correa, pero tomó la bifurcación hacia la dependencia de los dictados de Washington, bombardeando la unidad latinoamericana, siendo alfil en la agresión estadounidense contra Venezuela e imponiendo las políticas regresivas del Fondo Monetario Internacional contra las grandes mayorías de los ecuatorianos.
Presidentes que se fueron anticipadamente
Los ecuatorianos saben de levantamientos populares contra presidentes que los han engañado, impulsados por movimientos populares e indígenas, desde, al menos, la década de 1980 hasta el ingreso en el nuevo milenio.
Abdala Bucaram, fue alcalde de Guayaquil tras ser electo en 1984. Fue enjuiciado por injurias a las Fuerzas Armadas y peculado en 1985. En su intento por huir de la prisión preventiva en el juicio por peculado, viajó a Panamá. En 1987 el Congreso le dio amnistía , permitió que participe en las elecciones de 1988 en la que perdió contra Rodrigo Borja, y los juicios en su contra volvieron a activarse inmediatamente y tuvo que volver a Panamá.
En 1992 el Congreso le otorgó amnistía por segunda vez y se postuló para los comicios presidenciales de 1992 en los que volvió a perder. Su tercera candidatura fue en 1996 y ganó. En 1996, la entonces Corte Suprema de Justicia presentó dos juicios en su contra debido a mal manejo de gasto público y un sobreprecio en la adquisición de mochilas escolares. En 1997 el congreso lo calificó de ‘incapacidad mental’, fue destituido y viajó a Panamá, lugar en el ha permanecido exiliado.
Jamil Mahuad fue electo presidente en 1998 y destituido de sus funciones en enero del 2000, tras poner al país al borde de la hiperinflación. Esto llevó a la quiebra o cierre de 21 de los 42 bancos existentes en esa época. Mahuad decretó un congelamiento de depósitos y dolarizó al país. Se produjo una devaluación acelerada. El precio del dólar había subido de 4.500 a más de 25.000 sucres en menos de un año.
El 21 de enero de 2000  fue derrocado cuando las Fuerzas Armadas le quitaron su apoyo. El gobierno de Chile le ofreció asilo diplomático pero Mahuad se fue a dar clases en la universidad de Harvard. El 27 de mayo de 2014, la Interpol emitió una circular roja para poder detener a Mahuad en cualquier parte del mundo y llevarlo a los tribunales de Ecuador, pero fue retirada en menos de un mes.
La justicia ecuatoriana lo busca por el presunto delito de peculado —mal uso de fondos públicos— que significaría una pena de 12 años en prisión.
El 21 de enero del 2000 Lucio Gutiérrez participó en una rebelión indígena y de militares de bajo rango que derrocó al presidente constitucional Jamil Mahuad. Fue arrestado por golpista y confinado en el Fuerte Militar Atahualpa, donde permaneció por 120 días hasta que el Congreso le otorgó la amnistía. En las elecciones del 2002 se lanzó como candidato presidencial y ganó en la segunda vuelta.
El mandato de Gutiérrez experimentó casos de corrupción dentro de las Fuerzas Armadas. Creó la Pichi Corte donde se buscaba eliminar los juicios para los ex presidentes Gustavo Noboa y Abdalá Bucaram. El aumento del costo del combustible y el no cumplimiento de su plan político llevó a la ciudadanía a protestar durante varias semanas hasta que, el miércoles 20 de abril de 2005, Gutiérrez dejó la presidencia. A bordo de un helicóptero del Ejército..
Assange y los INA-Pepers
Lenín Moreno sorprendió el jueves 11 al revocar el asilo que Ecuador le había concedido a Julián Assange, situación que le fue exigida por el vicepresidente estadounidense Mike Pence y, según señalan algunos analistas. Por el Fiondo Monetario Internacional para oorgarle los créditos solicitados. La medida acabó con su estadía de casi siete años en la embajada ecuatoriana en Londres y permitió que la policía británica lo arrestara, presuntamente para entregarlo al gobierno estadounidense
En entrevista con la BBC de Londres,  Moreno aseguró que Assange “prácticamente convirtió a la embajada en un centro de espionaje internacional y terrorismo informático”, qResultado de imagen para ina papersuebrando las normas de convivencia y hasta manchando con sus heces las paredes de la sede diplomática.
Existe una evidente relación causal y temporal entre las revelaciones de Wikileaks acerca de los INA Papers y la expulsión de Julián Assange de la embajada de Ecuador en Londres. Las revelaciones sobre los sobornos recibidos pueden acabar con la carrera política de Moreno, e incluso, dar con sus huesos en la cárcel. 
En marzo de 2012, en la capital de Belice, el hermano del presidente, Edwin Moreno Garcés constituyó una empresa fantasma  offshore bajo el nombre INA Investment Corp (acrónimo de las tres últimas letras del nombre de las tres hijas que del mandatario: Irina, Carina y Cristina),  con el fin de recibir dineros de coimas que se recaudaban por medio del “empresario” y a la vez su testaferro Xavier Macías Carmignani.
Los sobornos comprobados se recibieron de empresas como la china Sinohydro y la panameña Recorsa pagaban por el lobby efectuado en las adjudicaciones de determinadas concesiones con el estado. En uno solo de esos movimientos se pagaron ni más ni menos que 18 millones de dólares.
Los INA Papers son una importante serie de documentos que confirman la existencia de una organización criminal liderada por Lenin Moreno, miembros de su familia como su esposa Rocío González; su amigo y testaferro Xavier Macías Carmignani, la esposa de éste, María Herdoiza Patiño, y el hermano y la cuñada del presidente Edwin Moreno y Guisella González, y el ex embajador de Panamá en México, Ricardo Alemán Alfaro, junto a media docena de abogados y personajes secundarios.Resultado de imagen para moreno ina papers
Por medio de al menos una docena de sociedades fantasmas constituidas en diversos paraísos fiscales, cometió una serie de delitos que incluyen lavado de activos, defraudación fiscal y tributaria, tráfico de influencias y el cohecho en perjuicio del estado ecuatoriano, cuyos alcances, dado que se han cometido ilícitos en diferentes países, han derivado en lo que Interpol categoriza como crimen transnacional.
La dura represión del martes marca el camino de su posible futuro, sobre todo cuando las guarismo de las últimas elecciones regional marcan un sostenido aumento del poder popular del expresidente Rafael Correa, denostado, permanentemente atacado por Lenín Moreno, quien supo ser su vicepresidente.
* Analista e investigador ecuatoriano, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

domingo, 21 de abril de 2019

IRC: la crisis humana en la frontera, por los cambios en política migratoria de EU

Las fronteras


Violencia, tráfico de armas y de personas están presentes en toda la región


▲ Los servicios en las ciudades fronterizas de Estados Unidos y México están abrumados por la necesidad, señala Bob Kitchen, del Comité Internacional de Rescate.


Los cambios recientes en la política estadunidense en materia migratoria y de asilo han provocado saturación de los servicios en las entidades fronterizas de México y Estados Unidos, causando una crisis humana para las personas en situación de movilidad, de acuerdo con el Comité Internacional de Rescate (IRC, por sus siglas en inglés), uno de los grupos de asistencia humanitaria más grandes del mundo.

Esta organización detalla que a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos, particularmente en el este, el crimen organizado controla la mayoría de esas áreas que también están plagadas de delitos y violencia, incluido el tráfico de drogas, armas, dinero y personas.

Las modificaciones en las políticas de Estados Unidos, que incluyen un programa de retorno a México de migrantes centroamericanos solicitantes de asilo mientras transcurre su proceso legal, han resultado en largos tiempos de espera para presentarse en un puerto de entrada a lo largo de la frontera. El caso más extremo es en Tijuana, Baja California.

El IRC expone que ello, junto con la inseguridad presente en la zona este de la frontera, está resultando en un estilo de canalización de más personas en situación de movilidad hacia áreas centrales de Nogales y Juárez.

Del lado estadunidense, el alcalde de Yuma, Arizona, declaró estado de emergencia para buscar apoyo federal en la gestión del creciente número de solicitantes de asilo. Contrario a la situación que vive esta ciudad, el personal del IRC en Phoenix y Tucson informa una disminución en las llegadas diarias a sus respectivas áreas.

En marzo, el IRC realizó una evaluación en Nogales, Juárez y Nuevo Laredo al encuestar a más de 200 familias que incluyeron a 569 personas, así como a seis grupos focales y 21 entrevistas adicionales con el objetivo de comprender las necesidades de las personas en tránsito.

Los países de origen de los encuestados fueron México (30 por ciento), Honduras (25 por ciento), Cuba (24 por ciento), Nicaragua (5 por ciento), Guatemala (5 por ciento) y El Salvador (4 por ciento). La mayoría de los mexicanos consultados eran de Guerrero (66 por ciento), ningún otro estado conformó más de 7 por ciento.

De acuerdo con los hallazgos, explicó Bob Kitchen, vicepresidente para emergencias en el Comité Internacional de Rescate, queda claro que los servicios en las ciudades en la frontera de Estados Unidos y México están simplemente abrumados por la necesidad.

Detalló que a menudo los refugios operan al triple de su capacidad y brindan apoyo a las personas durante más de un mes, cuando fueron diseñados para alojar a las personas por sólo tres días.

Nuestro equipo encontró que las personas a menudo informaban sobre su seguridad física y el temor a las pandillas y la violencia, lo que demuestra la naturaleza volátil de esta situación, indicó Bob Kitchen.

La investigación, publicada recientemente, encontró que la violencia sexual contra las mujeres y niñas migrantes es común. Asimismo, se reporta que los niños, niñas y adolescentes corren riesgo de ser secuestrados, reclutados en pandillas y ser abusados sexualmente, en particular cuando están en tránsito o en la ciudad fronteriza.

La evaluación reveló que las personas informan tener mayores necesidades de alimentos, dinero y medicamentos.

Foto Ap

Ana Langner
Periódico La Jornada
Domingo 21 de abril de 2019, p. 5

Preocupa al Acnur la falta de protocolos para atender peticiones de asilo en el país

Las fronteras


Solicitantes son detenidos en la frontera sur


Señala que en lo que va del año casi 13 mil personas pidieron refugio


▲ Muchas de las personas en situación de movilidad deciden internarse en territorio nacional de manera irregular y luego toman rutas peligrosas para llegar a alguna oficina de la Comar.

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) alertó que en México la ausencia de protocolos de evaluación adecuados, así como la insu-ficiencia de recursos y la presencia limitada de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) en puntos clave, obstaculizan el acceso al procedimiento de refugio.

La agencia, cuyo titular a nivel mundial es Filippo Grandi, detectó también que solicitantes de asilo son detenidos en los puntos de entrada de la frontera sur de México al momento de presentar su petición.

Ello, en un contexto en que el número de personas que llegan a la línea que separa a México y Guatemala va en aumento debido a que huyen de la violencia criminal, la inestabilidad política y dificultades económicas, reportó esta oficina de la ONU.

En una hoja técnica sobre México, el Acnur detalla que del 31 de enero a marzo del año en curso, 12 mil 716 personas solicitaron asilo en nuestra nación; casi la mitad del total registrado en 2018, que fue de 29 mil 600 peticiones de protección. Este año, 86 por ciento de los solicitantes provienen de Honduras, El Salvador y Venezuela.

Sin embargo, el Acnur estima que la cantidad de personas con necesidades de protección internacional que ingresan a México es mucho mayor que las que solicitan asilo, pues nuestro territorio es visto cada vez más como un país de destino y no sólo de tránsito, tendencia que es probable que continúe.

Al organismo le preocupa en particular el abandono de los procedimientos de asilo, sobre todo en el sur. Esta situación, agravada por la insuficiencia de recursos y la presencia limitada de la Comar en lugares clave del norte y centro de México, continúa planteando desafíos para el procesamiento eficiente de las solicitudes de asilo”.

Debido a la reducida presencia de la comisión en el sur del país, así como la falta de oportunidades para solicitantes de asilo, muchas de las personas en situación de movilidad deciden internarse en territorio nacional de manera irregular y luego toman rutas peligrosas para llegar a alguna de estas oficinas nacionales.

Mientras viajan, se exponen a ser detenidos. Las mujeres y las niñas están en riesgo de sufrir violencia sexual y de género, alerta.

Sitio web para orientación sobre refugio

Otro de los retos es la falta de información que tienen los viajeros sobre cómo solicitar la condición de refugiado. Para ello, el Acnur, junto con otras agencias de la ONU y la Comar, puso en marcha la página de Facebook Confía en el Jaguar, mediante la cual pueden ser respondidas las dudas que tengan.

Para ayudar a las autoridades mexicanas a procesar las solicitudes, Acnur ha reforzado su presencia en el país. Esta agencia solicitó a los donantes 59.6 millones de dólares, de los que por el momento sólo ha recibido cuatro por ciento.

En el documento indica que pese a que tiene contribuciones proyectadas para 2019 que aún no se reflejan, lo que le preocupa es que no haya podido obtener fondos suficientes, previsibles, flexibles y plurianuales en los próximos años para proteger, responder, incluir, habilitar, resolver y apoyar a los solicitantes de asilo y refugiados, así como al gobierno mexicano en su cambio sostenible de un país de tránsito a un país de asilo.

Foto Ap

Ana Langner
Periódico La Jornada
Domingo 21 de abril de 2019, p. 5