EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

viernes, 15 de junio de 2012

Donaciones secretas inundan campaña electoral de EE.UU.



Imagen activaWashington, 15 jun (PL) La campaña electoral en Estados Unidos está plagada de donaciones secretas que sobrepasan los cálculos de analistas sobre el excesivo poder del dinero en la política nacional.

  Los estadounidenses nunca sabrán la verdad al respecto, porque solo los partidos conocen a ciencia cierta de donde provienen la mayoría de los aportes, señaló hoy un comentario del periódico The Washington Post, al resaltar el daño que esto ocasiona a la democracia del país.

Según el diario, quienes argumentan que el uso desmedido de los medios de difusión es una muestra de la libertad de expresión, tendrán que explicar cómo es posible que algunas fuerzas políticas puedan comprar más tiempo de transmisión y establecer los términos del debate.

The Washington Post citó a los magnates petroleros de Texas, los ejecutivos de Wall Street y a los dueños de grandes casinos en Las Vegas como los principales contribuyentes, cuyos fondos son mayormente para el Partido Republicano.

Además sugirió a las autoridades tributarias que fiscalicen mejor a los comités políticos disfrazados de organizaciones caritativas y demandó a la Comisión Federal Electoral y al Congreso promover una mayor transparencia en la entrega de dinero para las campañas.

La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos emitió una decisión en 2010 que prohíbe al Gobierno restringir los donativos a los partidos por parte de corporaciones, sindicatos y otras organizaciones.

En esa ocasión, Obama calificó el dictamen de una gran victoria para las grandes petroleras, los bancos, las compañías de seguros y otros grupos que hacen valer su poderío todos los días en Washington para ahogar las voces del estadounidense promedio.