EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

domingo, 18 de septiembre de 2011

La otra extrema derecha

Desde Otras Ciudades


Foto
Aspecto del activismo en París en vísperas de la votación en la ONU sobre la creación del Estado palestinoFoto La Jornada

Son conocidos los grupos neonazis de la extrema derecha francesa, pero no así uno de sus espejos: la Liga de Defensa Judía (LDJ), responsable de, entre otros, un par de ataques contra la librería Resistencias del Barrio 17o parisino, fundada con una apuesta temática contraria al choque de civilizaciones.

En vísperas de que en la ONU se debata el reconocimiento del Estado palestino, la LDJ lanzó una campaña pública de reclutamiento, entre jóvenes judíos franceses con experiencia militar para un viaje de solidaridad militante a Judea Samaria, entre el 18 y el 25 de septiembre de 2011 (...) con el objeto de prestar una mano fuerte a nuestros hermanos frente a las agresiones de los ocupantes (sic) palestinos y reforzar los dispositivos en cinco ciudades judías. Habiendo obtenido un grupo de 55 hombres y mujeres de entre 23 y 34 años, financiados por donantes franceses cuyos nombres se conservan secretos.

Aunque la organización madre de la LDJ, fundada por el rabino estadunidense Meir Kahane, fue considerada terrorista en Estados Unidos y prohibida en Israel en 1994, en Francia no está registrada oficialmente y, por tal razón, no ha podido ser prohibida; de tal suerte que el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores encargado de Medio Oriente puede decir que no conoce la LDJ y la oficina del Ministerio del Interior encargada de las organizaciones extremistas, dice que este tema es confidencial.

Por su parte, la embajada de Francia en Tel-Aviv dice disuadir a todos los ciudadanos franceses de entrar en provocaciones en el exterior, mientras que algunos de los 55 militantes de la LDJ ya están en Israel y el resto llegará individualmente, presumiblemente sin que vayan a ser detenidos por las autoridades francesas en su frontera, como hicieron con quienes pretendían sumarse a la segunda brigada internacional de apoyo al pueblo palestino. Pero el mundo habrá de ver si la solícita LDJ francesa tendrá la misma suerte que la primera brigada, fuertemente reprimida en el mar por las autoridades israelíes o si se sumará a la violencia interna en contra de los israelíes pro Estado palestino.

Yuriria Iturriaga