EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

sábado, 24 de septiembre de 2011

FMLN resiente desencanto por gobierno

Altas expectativas sin cumplir, abonado al trabajo mediático, han puesto a ARENA y FMLN en igualdad de condiciones electorales

Por Gerardo Arbaiza

SAN SALVADOR – Tras un poco más de dos años de haber asumido el Órgano Ejecutivo por primera vez en su historia, el FMLN tiene que asumir el desgaste natural que acarrea ser el partido en el gobierno.

Pero a más de cinco meses para las elecciones legislativas y municipales del 12 de marzo de 2012, los más recientes sondeos de opinión previos a la campaña electoral muestran que su adversario político por excelencia, ARENA, ha remontado la desventaja en intención de votos con la que arrancó la gestión de Funes.

Cuando se imaginó que ARENA no volvería a captar al electorado como lo hizo mientras estaba en el gobierno, y luego del éxodo de 12 diputados que más tarde conformarían la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), ahora regresa a posicionarse de tú a tú con su antagonista político.

Si bien los analistas consultados por ContraPunto para explicar el fenómeno de las encuestas, dudan en cierta instancia del rigor científico de algunos sondeos, no obvian que ARENA haya podido emerger en las preferencias, y que el ejercicio en el gobierno le está pasando factura al FMLN a la hora de medir intenciones de voto.

Jeannette Aguilar, directora del Instituto Universitario de Opinión Pública de la UCA (IUDOP), argumenta que el FMLN ha venido en un constante proceso de decrecimiento en su caudal político desde que pasó a ser el partido en el gobierno, acrecentado en el último tiempo por el aumento en el desencanto popular con el gobierno de Funes.

“ARENA pudo haber creció en estos meses y el FMLN pudo haber reducido su intensión de voto, declaran como consecuencia del desencanto y desilusión de la población con la gestión Funes”, afirmó.

Ella abona que factores como el incremento de la inseguridad ciudadana y el costo de la vida están incidiendo cada vez más en la opinión pública y por ende en las encuestas.

Aguilar menciona que ese mismo fenómeno también se ha observado en las encuestas que su institución ha realizado, aunque no con los mismos índices.

“Me parece que el avance de ARENA ha sido demasiado acelerado en estos meses, tal y como lo plantea en esta encuesta, nosotros no podemos asegurar nada porque no hemos efectuado una encuesta en los últimos meses”, sugirió Aguilar.

La directora del IUDOP liga el crecimiento que ha tenido ARENA en la zona metropolitana de San Salvador al trabajo que ha realizado el edil capitalino Norman Quijano.

Además considera que la opinión de las personas puede variar si se pasa del campo a la ciudad, ya que está demostrado que el salvadoreño de la zona rural vota distinto al de las zonas urbanas.

En criterio del periodista y analista Guillermo Mejía, las encuestas reflejan que la población no ha quedado satisfecha en cuanto a las expectativas creadas por la llegada del FMLN y Mauricio Funes al poder, pero considera esto normal debido al estado en el que la izquierda encontró el país.

“Las expectativas de la población fueron inmensas, pero había que valorar que al ser el primer gobierno de izquierda, iba a encontrarse con muchas limitantes por las condiciones en las que quedó el país tras los gobiernos de ARENA”, expresó Mejía.

Él argumenta el crecimiento de ARENA a que el poder mediático ha estado acompañando al otrora partido oficial, denunciando situaciones en el gobierno actual que se pasaban por alto en administraciones anteriores.

“Algunos problemas son sobredimensionados por los medios como si nunca hubieran existido antes, como el caso de la crisis económica y de la inseguridad pública”, sostuvo.

Mejía valora además que no se puede generalizar que la población esté en su completo inconforme, ya que a su juicio, las poblaciones del área urbana siempre han tenido espíritu más crítico, contrario a las rurales que siempre han tendido a votar por opciones conservadoras.

También cree que el alcalde Norman Quijano ha tenido “un acompañamiento mediático superior al de otras administraciones”, porque ha contado con el beneplácito de la empresa privada, lo cual hace que la contienda en el gran San Salvador parezca en un principio desbalanceada.

Por su parte, el politólogo Oscar Fernández no considera muy determinante el tema del desgaste político del FMLN, pero estima que este gobierno ha desarrollado un programa social sin precedentes, con el cual no iban a quedar contentos los grandes sectores empresariales.

“La reacción de la oligarquía es contraria a los avances sociales, entonces no dudo que detrás de las encuestas, principalmente las de medios de derecha, haya una intención de inferir, porque al final la opinión pública no es tan pública, sino que es en parte influida”, expreso.

Fernández sugiere que las encuestas pueden servir como un instrumento para desgastar al actual gobierno, para que la gente crea que “la izquierda es incapaz y que no ha podido gobernar.”

Además percibe que el crecimiento de ARENA ha sido como “la espuma” y no ha sido nada concreto, debido a que la derecha en el país está dividida.

“Haciendo un análisis somero de la derecha salvadoreña, está muy fragmentada y yo creo que la crisis de ARENA es irreversible, tanto que va a ser sustituida por otra derecha”, sentenció.