EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

miércoles, 1 de junio de 2011

Más de un millón de personas padecen hambre en Nueva York

Al menos 1,4 millones de personas en la ciudad estadounidense de Nueva York, incluidos más de 400.000 niños, padecen hambruna, según reveló un estudio de la Coalición Contra el Hambre de la Ciudad de Nueva York (New York City Coalition Against Hunger).

El fenómeno no es exclusivo entre los sectores de inmigrantes, sino que se extiende hacia otras capas de la población.

Las estadísticas de la organización refieren que existe una tendencia en aumento y la causa principal es la recesión económica en Estados Unidos, cuyo presidente Barack Obama no ha podido superar pese al “estímulo” a la banca y a los emporios empresariales.

Las víctimas del hambre son ciudadanos comunes que han perdido sus empleos o inmigrantes indocumentados que no encuentran trabajo.

En condados como Queens o en otros de la gran urbe hay áreas donde se concentran los conocidos jornaleros, en espera de contratos para hacer cualquier tipo de trabajo. La Coalición ya había advertido que en 2009 uno de cada ocho hogares en Nueva York fue calificado “carente de alimentos”, es decir, que no tienen dinero para comprar comida.

Por su parte, la Oficina del Censo alertó que el índice de pobreza en la ciudad de Nueva York creció de 14,2% en 2008 a 15,8% en 2009, un aumento que no se registraba en 19 años.

Los cálculos oficiales indican uno de cada cuatro hispanos no puede satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, vestuario, vivienda y salud, mientras que más de uno de cuatro niños latinos viven en la penuria.

Para David Jones, del Community Service Society (CSS), una organización que lidera la lucha contra la pobreza en Nueva York, las cifras divulgadas por el gobierno norteamericano sobre una baja del desempleo son falsas.

“Yo leo en la prensa que la economía está en recuperación y que las cifras de desempleo están bajando, pero lo que percibimos los hispanos y los afroamericanos es otra cosa“, subrayó.

AVN