EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

domingo, 19 de diciembre de 2010

Bajo la Lupa - Alfredo Jalife-Rahme

“Efecto Bric”: se acercan el “dragón” y el “elefante”
 ¿Se trasladó el centro de gravedad de la confrontación en el Golfo Pérsico –por el control del petróleo global de tres administraciones de Estados Unidos durante 20 años (Clinton, y el nepotismo de los Bush: Daddy y Baby)– al océano Índico, nuevo enfoque de la fase de transición geopolítica de Obama, para intentar detener a China?

La respuesta radica tanto en que la dupla anglosajona parece haber digerido el inevitable ascenso dual de Turquía e Irán –las potencias emergentes regionales medianas, como consecuencia de las cinco derrotas militares consecutivas de Estados Unidos e Israel en el Gran Medio-Oriente (Irak, Afganistán, Georgia, Líbano sur y Gaza)–, así como en que India, potencia relevante del océano Índico y miembro del cuatripartita BRIC, se ha convertido en el centro seductor de los grandes actores globales.

La columna Banyan, de la revista The Economist (11.6.09) –portavoz de la globalización neoliberal y presunta propiedad triangulada de los banqueros “esclavistas” Rothschild, los controladores del megaespeculador con disfraz de filántropo George Soros– ilustra una frase del célebre almirante Alfred Thayer Mahan (amigo del ex presidente Teddy Roosevelt, promotor del irredentismo de Estados Unidos en Asia y padre de su moderna marina): “Quien controle el océano Índico controla Asia. Este océano es la llave de siete mares en el siglo XXI. El destino del mundo se decidirá en estas aguas”.

Según Banyan esta frase, de una pulcritud geopolítica incomparable, nunca fue enunciada por el almirante Mahan, pero es profusamente repetida por los analistas de India y China, lo cual le confiere una singular valía hermenéutica. Completo