EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Argentina en América Latina



José Steinsleger

“El valor y la trascendencia de la sentencia a Jorge Rafael Videla excede con mucho a la no pocas veces ‘tozuda burbuja’ (sic) en que viven los argentinos desconectados de ‘Latinoamérica’ en más de un sentido cultural, sicoanalítico, geopolítico e ideológico. Excede todo cerco localista, porque constituye un mensaje enorme para los pueblos…”, etcétera.

Palabras de un texto excelente, emotivo, y escritas por un intelectual honesto de izquierda que a más de respetar, leo con atención. No obstante, el párrafo escogido conlleva afirmaciones que, desafortunadamente, responden a muletillas que no se condicen con la realidad histórica y el sentir de la mayoría de los argentinos.

“¿Argentinos desconectados de ‘Latinoamérica’”? Como decimos en México… ¿qué tanto es tantito? ¿Otros pueblos del continente estarían más o menos conectados con América Latina? Y América Latina… ¿qué es? ¿Una idea o un mosaico de abigarradas singularidades contrastantes?

Estados Unidos nos trata de latins (o sea, indios), y la Europa que nos descubrió continúa viéndonos con el prisma ideológico de Diderot, porque los cables de Wikileaks la pondrían en cuestión. A continuación, algunos argentinos con carta de ciudadanía latinoamericana.

1. José Gervasio Artigas (1764-1850). Prócer independentista. Cuando Argentina y Uruguay no existían como estados, Artigas libró la primera batalla victoriosa contra los españoles en el Río de la Plata, y luego diseñó el proyecto de integración política y económica que, justamente, agrupa hoy a los países el Mercado Común del Sur (Mercosur). Murió expatriado.

2. José de San Martín (1778-1850). Libertador y prócer independentista. Desobedeciendo las órdenes del gobierno probritánico de Buenos Aires, cruzó con su ejército la cordillera de los Andes y liberó a Chile y Perú del yugo español. Murió en la pobreza.

3. Bernardo de Monteagudo (1789-1825). Prócer independentista de Bolivia, Argentina y Perú. En Perú fue jefe de inteligencia de San Martín, y más tarde Bolívar le encargó la organización del Congreso Anfictiónico de Panamá. Murió asesinado.

4. Hipólito Irigoyen (1852-1933). Presidente en dos ocasiones. Cuando un buque de la Armada argentina fondeó el puerto de Santo Domingo (1920), el capitán de la nave consultó con su gobierno acerca de cuál bandera debía saludar, si la de Estados Unidos (que ocupaba el país) o la dominicana. Irigoyen respondió: Id y saludad el pabellón dominicano en reconocimiento de su independencia y soberanía. Por este acto, una calle céntrica de Santo Domingo honra su memoria. Murió en la pobreza.

5. Manuel Ugarte (1875-1951). Poeta y escritor socialista. Acuñó la voz Patria Grande. En 1911, emprendió en México una gira por el continente. Sus conferencias convocaban a millares de jóvenes. En 1914, creó la Asociación Latinoamericana. Sandino le escribió diciendo: Su nombre, señor Ugarte, hace mucho tiempo que es familiar entre nosotros. Despreciado por las izquierdas argentinas, Ugarte fue rescatado de la miseria por el general Juan D. Perón.

6. Juan Domingo Perón (1895-1974). Presidente en tres ocasiones. Enemigo del panamericanismo, se enfrentó a Washington. Precursor del concepto de no alineación, impulsó la tercera posición y la integración económica subregional. Perón se negó a enviar tropas a la guerra de Corea (1950-53), condenó la invasión yanqui en Guatemala (1954), envió armas a los simpatizantes del presidente Jacobo Arbenz, saludó a la revolución cubana (1959) y enalteció la memoria del Che Guevara cuando cayó en combate (1967).

7. Julio Cortázar (1914-1984). Escritor. A diferencia de los grandes y pequeños escritores que viven pendientes del éxito editorial o postrados frente al rey de todas las Españas, fue un intelectual digno que apoyó a la revolución cubana, el Chile de Allende, Nicaragua sandinista, y donó parte de sus derechos de autor a revolucionarios argentinos y chilenos.

8. Gregorio Selser (1922-1991). Periodista y escritor. Redescubrió el Sandino antimperialista para las nuevas generaciones de Nicaragua, denunció en decenas de libros el papel de la CIA en América Latina, y en cuatro tomos documentó la memoria más minuciosa de las intervenciones de Washington en América Latina.

9. Ernesto Che Guevara (1928-1967). Combatiente internacionalista, liberador y ciudadano de Cuba revolucionaria, paladín insobornable de las juventudes revolucionarias del mundo. El Che murió en Bolivia, con la esperanza puesta en la liberación del país que lo vio nacer.

10. Enrique Gorriarán Merlo (1941-2006). Combatiente internacionalista. Tuvo el coraje y la decencia de comandar el grupo de patriotas que en Asunción del Paraguay ejecutó al tirano de Nicaragua, Anastasio Somoza (1980).

11, 12, 13. Carlos Gardel (¿1887?-1935), Atahualpa Yupanqui (1908-1922), Mercedes Sosa (1935-2009). Sus canciones y melodías suenan a diario en cada pueblito y ciudad grande o pequeña de América Latina.

14. Eduardo Galeano (1940). Escritor. Así como Artigas, da igual si el autor de Las venas abiertas de América Latina nació en Uruguay o Argentina. En 2008, el Mercosur lo nombró ciudadano ilustre.