EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

lunes, 17 de octubre de 2011

Viven en la pobreza la mitad de los mexicanos

México, 17 oct (PL) Unos 52 millones de mexicanos vive hoy en la pobreza y una décima parte de estos en la extrema penuria, según informe del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), difundido hoy.

Según la citada evaluación, del 2008 al 2010 la población en pobreza se incrementó de 48 millones 800 mil a 52 millones, cifra equivalente a la mitad de los habitantes del país.

En el mismo período igualmente ascendió la cantidad de quienes viven en el lado extremo, calculada en 11 millones 700 mil.

Los institutos de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Autónoma de México también destacan que dos de cada 10 mexicanos es indigente.

Según sus análisis, las cifras de la pobreza actual en el país son similares a las de 1992, lo que refleja escasos avances en la materia en los últimos 20 años.

Estas instituciones aseguran que se mantienen las profundas desigualdades en el acceso y calidad de los servicios educativos para los jóvenes de los sectores menos favorecidos, entre otras problemáticas sociales.

Las evaluaciones concluyen que sin justicia social no se superará la marginación, ni las desigualdades.

Mientras no haya una prioridad para establecer pisos mínimos de bienestar en la agenda política, además de políticas que promuevan trabajos dignos y salarios justos, las cifras de pobres seguirán en ascenso, precisan.