EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

sábado, 8 de octubre de 2011

James Petras: “EEUU vive un momento histórico por protestas contra capital financiero”

James Petras

“En Estados Unidos se vive un momento histórico, debido a las manifestaciones que, en las grandes ciudades del país, están reclamando que termine la dominación del sector financiero”, sostuvo el sociólogo y catedrático estadounidense James Petras.

Durante una entrevista telefónica con AVN, Petras resaltó que es esa protesta “una denuncia a la colaboración entre los gobernantes y los sectores financieros, que han actuado en la línea de destruir la vida normal de los trabajadores”.

Profesor de la universidad de Binghamton, y residenciado en Nueva York, Petras se refirió a la importancia de este movimiento de protestas iniciado en las capitales europeas y hoy presente en las grandes ciudades estadounidenses.

“Aquí en Nueva York, donde vivimos, la gran mayoría de los más importantes sindicatos está respaldando esta lucha”, destacó.

Agregó: “No son simples indignados, están hablando de ocupar Wall Street. Es un repudio claro al capital financiero, con un programa que pide que el Gobierno intervenga con políticas públicas para controlar este sector, y canalice recursos hacia la economía productiva para generar empleos”.

Señaló que la lucha en Nueva York ha tenido enormes efectos en todo el país. “Si uno va con los manifestantes, miles y miles de ciudadanos, en coches y caminando, nos saludan. Hay una clara mayoría de simpatizantes, más allá de las decenas de miles que están en las calles reclamando”.

La consigna de la manifestación, tal como comentó, es la misma en todas las grande ciudades: “Y más allá de Nueva York hay movilizaciones con el mismo eslogan: ocupar Wall Street, frente a todos los grandes centros financieros de Los Ángeles, San Francisco, Boston y otras muchas ciudades. Entonces tenemos aquí el embrión de un gran movimiento nacional y popular en contra de la dominación del capital financiero”.

Petras apuntó que en el seno de estos movimientos hay mucha gente que está en contra, también, “de los gastos militares, las guerras imperiales y las presiones que el Gobierno de (Barack) Obama está usando para derrocar gobiernos como el del presidente (de Venezuela, Hugo) Chávez”.

Expresó que entre los manifestantes hay una gran simpatía por el Presidente Chávez “porque muestra otro camino, en el cual canaliza los recursos públicos hacia la producción y la construcción de viviendas, en otros programas, en lugar de como está actuando como representante del capital financiero”.

En torno a la actitud de los partidos Republicano y Demócrata frente a este fenómeno que se está viviendo en la nación norteamericana y que, aparentemente, escapa de sus manos, manifestó que están en silencio.

“Saben que la gran mayoría, 90% del electorado, es hostil al capital financiero. Las encuestas muestran que el sector del capital financiero es el más desprestigiado de toda la institucionalidad norteamericana. 90% de los estadounidenses tiene una opinión negativa de Wall Street.

“Por eso es que los políticos que reciben recursos de Wall Street ahora no se atreven a defenderlo con una política abierta”, acotó.

Petras señaló que republicanos y demócratas están en un dilema y en silencio porque, por un lado, reciben dinero de Wall Street, del sector financiero, y por el otro procuran el voto de un electorado que, en su mayoría, repudia al sector financiero.

Ello “con excepción de un grupo de demócratas progresistas que ha expresado su respaldo a los sindicatos, porque recibe dinero de estas organizaciones y sabe que están muy molestas con Wall Street”, dijo.

Al planteamiento de que hoy, con la incorporación de los ciudadanos estadounidenses a los reclamos, parece que el planeta se ha uniformado en la protesta, el profesor comentó: “Lo que tenemos que ver es si hay una convergencia en un nuevo movimiento de bases, que proyecte un nuevo liderazgo político, frente al desafío del capitalismo financiero en crisis”.

Y sobre la posibilidad de que una nueva referencia política pueda erigirse en Estados Unidos, a raíz de estos movimientos enfrentados al capitalismo financiero, Petras apuntó: “Puede ser. El descontento está claro. La simpatía por la banderas contra Wall Street es popular”.

“En estos momentos hay discusiones, hay asambleas para discutir el camino a elegir. Es un proceso largo, no se puede esperar en el corto plazo, pero estamos acumulando fuerzas aquí; se está extendiendo el diálogo, se ha profundizado la crítica a la política económica de Obama, entonces los fundamentos para lanzar un nuevo proyecto político están sobre la mesa”, resaltó.

AVN