Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

domingo, 15 de enero de 2017

Fin del pies secos, pies mojados deja a 16 cubanos varados en Nuevo Laredo

De cruzar a EU habrían sido arrestados hasta 2 años y luego deportados

Periódico La Jornada
Un grupo de 16 cubanos que arribó al Puente Internacional 1 de Nuevo Laredo, Tamaulipas, una hora después de que el gobierno de Estados Unidos anunció que daba por terminada la política migratoria pies secos, pies mojados, que les permitía obtener la ciudadanía estadunidense si lograban pisar tierra firme en ese país, permanecen varados en esta frontera.
Por Nuevo Laredo diariamente cruzaban entre 40 y 50 ciudadanos de Cuba para recibir asilo en el vecino país. Con el término de dicha ley, ahora serán detenidos y deportados por las autoridades estadunidenses.
Agentes de aduanas implementaron un dispositivo especial a mitad del referido puente para explicar a los cubanos las nuevas leyes que rigen en Estados Unidos, que incluyen su arresto hasta por dos años y deportación a Cuba.
La suerte no estuvo de nuestro lado, dijo Ernesto Vázquez Sánchez, quien viajó durante varios meses y cruzó 11 países para quedarse en esta frontera.
A las 17:30 horas del jueves 12 de enero, un grupo de 16 cubanos llegó al Puente Internacional I, del lado estadunidense. Iban a pedir asilo, como otros miles lo hicieron durante dos décadas.
En Chiapas el activista Luis Rey Villagrán, director un refugio para migrantes en Tapachula, dijo que alrededor de mil cubanos se encuentran en ruta hacia el vecino país del norte.
Incluso, unos 180 cubanos están en la Estación Migratoria Siglo XXI del Instituto Nacional de Migración (INM) y el resto está alojado en hoteles y albergues a la espera del salvoconducto que le permita transitar por México e ingresar sin visa a Estados Unidos.
Dijo que sólo estos 180 y otros 500 que ya están registrados en el INM tienen derecho al salvo conducto que les otorgan las autoridades migratorias mexicanas, pero el resto se queda en la incertidumbre.
Manifestó que la decisión de Estados Unidos agravará la crisis humanitaria que se vive en Tapachula.