Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

martes, 31 de enero de 2017

Negación de crímenes en dictadura desata fuerte polémica en Argentina

Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado, con los nombres de los desaparecidos y asesinados durante la dictadura en Argentina (1976-1983)Sputnik
América Latina

En una entrevista televisiva, Gómez Centurión cuestionó la veracidad de la cifra que estima en 30.000 los desaparecidos de la dictadura argentina, reconocida por el Gobierno y diversas organizaciones internacionales. La redujo a menos de una tercera parte: "No es lo mismo 8.000 verdades que 22.000 mentiras", aseveró. El funcionario de la administración de Mauricio Macri sentenció además que durante el Gobierno de la junta militar "no hubo un plan para hacer desaparecer personas".
El actual titular de la Dirección Nacional de Aduanas fue oficial del Ejército argentino y miembro de los 'Carapintadas', un grupo de militares de ultraderecha que en 1987 intentó dar un golpe de Estado contra el Gobierno de Raúl Alfonsín, democráticamente elegido tras el final de la dictadura militar (1976-1983).
Más: EEUU estaba al tanto de todo lo que ocurría en el Plan Cóndor
"Es una barbaridad que un funcionario diga esto en un país que ha sufrido un genocidio reconocido internacionalmente. Creo que en Gómez Centurión no sorprende porque ya lo conocemos: es una persona que siempre opinó eso", dijo al programa 'En Órbita' de Radio Sputnik Alejandro Bodart, referente del Movimiento Social de los Trabajadores de Argentina (MST).
El activista por los derechos humanos subrayó que esta visión acerca de los hechos de la historia reciente "no es una línea aislada en el Gobierno" y recordó dichos similares del exministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Darío Lopérfido, vinculado al oficialismo.
El exlegislador de la Capital por el MST valoró que si bien la administración de Macri asegura apoyar "la defensa de los derechos humanos", sus integrantes lo hacen de una manera "muy particular, porque negar el genocidio [de la dictadura] es como negar el Holocausto".
Más: La desclasificación de archivos de la dictadura argentina por EEUU demorará un año y medio
Bodart recordó que en Argentina "hubo un plan sistemático de desaparición de personas", entre ellos niños. En el programa televisivo, Centurión "negó absolutamente todo". "De hecho quiso decir que las verdades estaban del otro lado, del lado de los genocidas, de la gente que está presa por todo lo que ha hecho", agregó.
© AP Photo/ Victor R. Caivano
Raúl Kollmann, periodista del diario argentino Página/12 y de radio Del Plata, dijo a 'En Órbita' que las palabras del director de Aduanas causaron "una repercusión muy fuerte" porque ya hace 31 años se probó "de manera indiscutible" la existencia de "más de 300" centros clandestinos de detención. Según el periodista, al no reconocer la cifra oficial de víctimas "se trata de bajarle la importancia de una manera ridícula, porque no es el número el que fija la importancia".
"El secuestro de personas, la tortura y el asesinato hace poco más de 30 años tiene una importancia que va mucho más allá del número", dijo Kollmann.
© AP Photo/ Matilde Campodonico
El ministro de Justicia de Argentina, Germán Garavano, tomó distancia de las declaraciones del titular de Aduanas y expresó que la defensa de los derechos humanos "es una política de Estado". Asimismo, la secretaría de Derechos Humanos emitió un comunicado que las palabras de Gómez Centurión "no son compartidas desde ningún punto de vista y no pueden ser tomadas como representativas del pensamiento del Gobierno".
"Lo primero que tendría que hacer [el Gobierno] si esto fuera cierto es echar a patadas a Gómez Centurión y todos los funcionarios que repiten este libreto, que son muchos", consideró Alejandro Bodart.
En el mismo sentido se expresó la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. En su canal de Telegram recordó que en una entrevista Macri habló de "terminar con el curro de los derechos humanos" y que en en el actual Gobierno hay "civiles que se enriquecieron con la dictadura y nunca fueron juzgados". "Entre ellos, la familia presidencial", consideró la exmandataria.
​"Gómez Centurión cometió apología del delito. Las condenas judiciales probaron y definieron genocidio y plan sistemático de desaparición. La reiteración de estas manifestaciones entre funcionarios de un mismo gobierno demuestra que no es Gómez Centurión. Es Macri", concluyó Fernández de Kirchner.