Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

jueves, 19 de enero de 2017

Las migraciones y el peso de México sobre la economía estadounidense


 migracion

Los 25.000 millones de dólares estadounidenses que los inmigrantes mexicanos giran anualmente a su país, sobre todo a parientes en zonas rurales y de bajo nivel de preparación laboral, originados en sus trabajos, en un alto porcentaje no registrado, desplazando a los tradicionales obreros y campesinos de los Estados Unidos de América constituyen la base argumental del próximo presidente Donald John Trump a la hora de sostener la necesidad de construir un muro fronterizo entre ambas naciones.

México es el tercer receptor de remesas de migrantes más importante del mundo, con alrededor del cinco por ciento del total de u$s 615.000 millones de los cuales los EUA aportan algo más de la cuarta parte, como surge de estudios realizados por el Banco Mundial, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, el Banco de México, el Consejo Nacional de Población de México, la Organización de las Naciones Unidas y otros organismos recopilados por la Fundación del Banco Santander Bilbao Vizcaya Argentaria.

Los migrantes mexicanos tienen como centro principal de radicación, con un 37,3%, según el censo de 2012, a California, seguido por Texas, con el 21,6, Illinois con el, 6,1 y Arizona el 5,4, distribuyéndose el 29,6% restante entre los otros 46 estados, siendo que el 27,9% de todos ellos había logrado la ciudadanía estadounidense.

La mayor ocupación de los mexicanos en los EUA se centra en la construcción, con un 17%, seguida por la hotelería, con el 16%, las manufacturas con el 14,2 y la administración con el 12,8, mientras el nivel de desocupación ronda el 11%.

En cuanto a los salarios, muy por debajo de la media de los trabajadores nativos, se sitúa en un 12,8% para los que perciben menos de u$s 10.000 al año; un 37,1% para los que ganan entre 10.000 y 19.999; un 26,2% entre 20.000 y 29.999; un 12,4% entre 30.000 y 39.999, y un 11,5% más de 40.000.

Pero no es solamente México el único país de América Latina en recibir remesas de sus emigrantes si bien es el principal receptor con el 38,5% del total de u$s 77.000 millones, seguido por Guatemala con el 7,4%, Colombia el 7,1, el Brasil el 7,0, República Dominicana con el 6,1 y El Salvador, con el 6,0% siendo paradigmático el caso de este último país ya que esa cifra equivale a más de la mitad de sus exportaciones.

De la actual población mexicana en los EUA tres cuartas partes ingresó durante los últimos 25 años y el porcentaje mayor corresponde al estado de Michoacán, seguido por el de Guanajuato, y su nivel de pobreza que hacia 1996 había alcanzado el 34,4%, según cifras del estado de California, para disminuir fuertemente al 24,7% hacia el 2000, comenzó luego a rebotar, aunque a un ritmo menor, para llegar al 25,7% en 2006 y al 27,7 en el 2012.

México ocupa el liderazgo mundial de emigrantes con 11,9 millones de personas, seguido por la India con 11,4, Rusia con 11,0, China con 8,3, Ucrania con 6,5, Bangladesh con 5,4, Pakistán con 4,7, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte con 4,7 y Filipinas y Turquía con 4,3 cada uno, sobre el total de los 213,9 millones existentes a nivel mundial lo que implica que un 3% de la población mundial no vive en sus países de origen, siendo receptores, en un 65%, los países más desarrollados, en particular los EUA con 42,8 millones, que más que triplica al segundo, Rusia, con 12,3 millones y cuadruplica al tercero, Alemania, con 10,8 millones.

En el caso de México, país al que en 1846 su vecino del norte le arrebató más de un millón de kilómetros cuadrados, el 98,1% emigra hacia su vecino, los EUA, atravesando la frontera sobre la que Trump promete construir un muro, mientras que el 0,5% lo hace al Canadá, el 0,4% a España y el 1,0% a diferentes países de todo el mundo.

Aunque en cantidades infinitamente menores los inmigrantes recibidos por México procedieron en un 76,8% de los mismos EUA, mientras en un remoto segundo lugar está Guatemala con el 2% y tercera la Argentina con el 1,4%.

En el caso de la población estadounidense ya cuenta con un 21,8% de descendientes de mexicanos en segunda y tercera generación con una notable expansión del idioma castellano cuya enseñanza, en el caso de California, es obligatoria, dando lugar a una educación bilingüe en un país con 46.000 estudiantes extranjeros, séptimo en el mundo, en su mayoría latinoamericanos, mientras México recibe unos 25.000, vigésimo en el mundo y primero en América Latina, mientras el Brasil, vigésimo segundo y segundo respectivamente, tiene en su sistema 24.000.

En ese marco el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, NAFTA por su sigla en inglés), sobre el que también apunta Trump, provocó la quiebra de numerosas empresas mexicanas tradicionales, muchas absorbidas por transnacionales llegadas desde los EUA que también radicaron en su vecino del sur sus plantas maquiladoras cerrando o achicando las productivas originales como sucediera en el caso de las automotrices de la emblemática y hoy desertizada ciudad de Detroit las que ya han prometido reinvertir en diferentes localidades estadounidenses frente a la amenaza desglobalizadora de imponer un 35% de aranceles de importación por parte del presidente próximo a asumir.

- Fernando Del Corro es periodista, historiador, docente en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires.

http://www.alainet.org/es/articulo/182934