EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

miércoles, 11 de mayo de 2011

Absuelto expresidente guatemalteco Alfonso Portillo

Guatemala, 10 may (PL) El expresidente guatemalteco Alfonso Portillo fue absuelto por el tribunal que lo enjuició acusado de peculado durante su gobierno (2000-2004).

A Portillo le imputaban robar una cifra millonaria asignada a la cartera castrense, por lo cual la fiscalía solicitó 10 años de cárcel y la inhabilitación para ocupar cargos públicos de por vida.

Junto a él también fueron exculpados sus ministros de la Defensa Nacional y de Finanzas Públicas Eduardo Arévalo y Manuel Maza, respectivamente.

Del tribunal de tres juezas, dos votaron a favor de liberarlos y la presidenta, Morelia Ríos, aseguró no estar de acuerdo con el fallo.

La sentencia ordena la libertad de los tres implicados y declara sin lugar la demanda civil interpuesta por la Procuraduría General de la Nación.

Como parte del proceso la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala los acusó de haber integrado una estructura paralela de poder para malversar fondos del Estado.

A pesar de no ser condenado, el exmandatario enfrentará una resolución de extradición a Estados Unidos, cuya justicia lo inculpa de haber lavado en bancos de su territorio parte del dinero sustraído.

El juicio en su contra es el primero en la historia de Guatemala para un otrora funcionario de tal rango.

Portillo huyó del país una vez terminado su mandato en 2004 y cuatro años después fue detenido en México y mandado a Guatemala, pero al depositar una suma millonaria logró su libertad bajo fianza con la cual se mantuvo hasta principios de 2010.

La solicitud estadounidense de extradición reactivó entonces su captura, materializada tras un episodio de fuga y búsqueda cuando supuestamente pretendía pasar ilegalmente a Belice desde una zona turística guatemalteca donde se había escondido.