EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

sábado, 3 de marzo de 2012

Embajador de EEUU colaboró en el golpe de Estado de 2009 en Honduras

AVN / LibreRed / Matrizur.org


El ex embajador de Estados Unidos en Honduras, Hugo Llorens, colaboró en el golpe de Estado que en junio de 2009 derrocó al presidente legítimo de ese país, Manuel Zelaya.
Según documentos secretos filtrados por WikiLeaks, el diplomático se reunió con dirigentes opositores y empresarios, quienes avalaron la asonada militar.
La cadena Hispan TV indicó que, en uno de los textos oficiales revelados, Llorens comunicó a Washington “las condiciones en las que se encontraba el país latinoamericano” antes del golpe de Estado. Posteriormente, el ex diplomático se reunió con el alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Álvarez, y el expresidente hondureño, Ricardo Maduro.
Los documentos difundidos por WikiLeaks también señalaron que el mismo día del golpe de Estado, el 28 de junio, Llorens mantuvo encuentros personales y por video conferencia “con los directores de tres compañías importantes, a saber: Antonio Travel, Emilio Larach y Emin Barjum”.
En su informe a la casa Blanca, el ex embajador escribió que “las tres personas participantes en la reunión consideraron ilegal este golpe de Estado, pero aceptaron que no había otro remedio que aceptar el gobierno actual y esperar hasta las elecciones de noviembre”.
Otros documentos revelados por WikiLeaks en 2010 detallaban que Llorens envió al Departamento de Estado norteamericano la confirmación que en Honduras había ocurrido un golpe de Estado.
En ese informe el ex diplomático sostiene que “la perspectiva de la embajada es que no hay duda de que los militares, la Corte Suprema y el Congreso Nacional han conspirado el 28 de junio (2009) en lo que constituyó un golpe de Estado ilegal y anticonstitucional contra el Poder Ejecutivo”.
Pese a esta confirmación desde la embajada estadounidense en Estados Unidos, la Casa Blanca permitió que su base militar de Palmerola, ubicada en territorio hondureño, sirviera para trasladar al exilio al entonces presidente Zelaya.