EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

miércoles, 28 de marzo de 2012

Policía boliviana halla armas en vehículo de Embajada de EE. UU.

La Policía boliviana halló "armamento" en un vehículo de la embajada de Estados Unidos en un poblado amazónico al noreste del país, informó este martes el ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien dijo que el material "pone en riesgo" la seguridad del Estado boliviano.

"Se encontraron tres escopetas marca Remington, calibre 12, un revólver Smith and Wesson calibre 38, dos mil 350 cartuchos calibre 38 en cinco cajas de revólver, tres equipos de comunicación y una computadora", afirmó el ministro Romero, en una conferencia de prensa en Trinidad, 600 km al noreste de La Paz.

El material fue encontrado esta madrugada en Trinidad "en una movilidad (vagoneta) de la embajada norteamericana", aseguró la autoridad, lo que representa "un conjunto de irregularidades muy graves que se han podido verificar en un operativo" policial.

"Hablamos de una acción que pone en riesgo la seguridad del estado de Bolivia, de una acción que pone en cuestionamiento el respeto a la institucionalidad y a la normativa del estado boliviano", dijo Romero.

Explicó que el armamento fue encontrando por policías, tras primeros informes de inteligencia sobre el seguimiento previo que se hizo a la vagoneta diplomática.

La vagoneta es "un vehículo marca Nissan Trail X, con placa diplomática 27-MI-30", la que fue requisada "en la puerta de ingreso del cuartel de la Unidad Móvil Policial para Áreas Rurales (Umopar)", una unidad antidrogas, dijo por separado el Ministerio de Gobierno en un comunicado.

El ministro Romero no explicó cuál sería el origen de esas armas que tenían como destino la ciudad de Santa Cruz, al este de Bolivia, por lo que solicitó al Ministerio Público "investigar rigurosamente, de manera urgente y prioritaria, por tratarse de un asunto de seguridad nacional".

El ministro de Defensa, Rubén Saavedra, quien acompañó a Romero en la conferencia de prensa, dijo que por "el hallazgo de armamento y munición en un vehículo de la embajada de Estados Unidos corresponde que se haga la investigación".

Acotó que "las unidades de inteligencia de la Policía y las Fuerzas Armadas van a coadyuvar la investigación" que deberá realizar la Fiscalía de Trinidad, donde presentaron la denuncia.

La embajada de Estados Unidos no hizo ningún comentario, aunque se preparaba un comunicado de respuesta, dijo a la AFP una fuente que requirió el anonimato.

El incidente se produce dos semanas después de que el presidente izquierdista Evo Morales anunciara que "cerrará" la legación diplomática, si "sigue molestando" a su gobierno.

La Paz y Washington carecen de embajadores desde 2008, cuando Morales expulsó al diplomático norteamericano, acusándolo de apoyar una supuesta conspiración política de la derecha criolla.

Los dos países firmaron en noviembre pasado un acuerdo marco de cooperación política, policial, judicial, antidrogas y comercial, lo que debería dar paso al restablecimiento de embajadores.

Tanto Washington como La Paz han manifestado públicamente en los últimos meses sus intenciones de normalizar las relaciones diplomáticas, aunque el gobierno boliviano ha sostenido, casi de manera invariable, sus críticas a Washington en diferentes foros internacionales.

Estados Unidos, en un informe antinarcóticos difundido en marzo pasado, desaprobó los esfuerzos bolivianos para erradicar cultivos de coca, de los que aún hay 31.000 -según datos de las Naciones Unidas- mientras Bolivia tachó de político del reporte.