EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

lunes, 19 de marzo de 2012

Poco alentador futuro de juventud hondureña

  
Imagen activa19 de marzo de 2012, 11:40Tegucigalpa, 19 mar (PL) Poco alentador es el futuro para la juventud hondureña, pues se estima que a partir del 2015 la situación podría ser peor a la actual, considera un estudio divulgado hoy aquí por el sitio digital elheraldo.hn.

  Se trata de una investigación del experto en economía y población Manuel Flores, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), quien indagó acerca de este tema.

Flores indica que para el año 2015 y como mínimo hasta el 2040, Honduras tendrá la mayor cantidad de gente joven en edad de trabajar de su historia.

La mayor parte de estos hondureños se encuentra en su etapa formativa, recuerda el experto.

Ese fenómeno en el crecimiento de su población podría ser una gran oportunidad o una grave amenaza, advirtió Flores, preocupado porque la educación tenga una importancia prioritaria para el bienestar económico y social del país en el futuro.

Recordó datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) según los cuales el 68 por ciento de la población hondureña, que ronda en los ocho millones de personas, es menor de 30 años.

Apuntó que de este total de jóvenes, el INE calcula que unos 800 mil no estudian ni trabajan, y asegura que la situación podrá ser peor dentro de tres años por el crecimiento demográfico en medio del colapso del sistema educativo y la falta de oportunidades laborales.

Si esa masa de gente joven fuera aprovechada la economía del país pudiera levantarse, pero si no es aprovechada el conflicto social puede crecer considerablemente, opinó el experto.

Honduras tiene uno de los peores rendimientos en educación de Latinoamérica pues el promedio de escolaridad es de siete años y se estima que solo tres de cada 10 hondureños tienen acceso a la secundaria, recordó el sitio web el heraldo.hn.