EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

lunes, 5 de marzo de 2012

Bloqueo contra Cuba: violación flagrante de derechos humanos

Ginebra, 5 mar (PL) El bloqueo mantenido por Estados Unidos contra Cuba desde hace más de 50 años es una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos, denunció hoy aquí el diplomático cubano Juan Antonio Quintanilla. Al intervenir en el décimo noveno período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el delegado de la mayor de las Antillas expresó que el estudio sobre el efecto de las medidas unilaterales presentado aquí constituye una aproximación positiva al tema, pero está muy por debajo de lo esperado y es ambiguo.

"No compartimos la idea de que resulta difícil evaluar los efectos perjudiciales de estas medidas", dijo Quintanilla, y añadió que su país es un claro ejemplo de los efectos negativos de esa política hostil.

Teniendo en cuenta la depreciación internacional del dólar frente al oro, hasta diciembre de 2010, los daños económicos directos ocasionados al pueblo cubano por el bloqueo superan los 975 mil millones de dólares.

El diplomático denunció que este cerco económico, comercial y financiero califica como un acto de genocidio, al pretender la rendición por hambre y enfermedades de todo un pueblo.

El bloqueo también vulnera los derechos del pueblo estadounidense, entre ellos su libertad de viajar a Cuba, y tiene además un carácter extraterritorial, toda vez que las sanciones unilaterales son aplicadas a empresas, ciudadanos y actividades de terceros países.

La administración de Barack Obama no ha significado un cambio en la aplicación de esta política y ha quedado muy por debajo de las expectativas creadas por su discurso y de los reclamos nacionales e internacionales, dijo Quintanilla.

En su intervención el delegado cubano reiteró su rechazo a la aplicación de medidas coercitivas unilaterales, que son ajenas a las leyes internacionales y repercuten negativamente en el pleno disfrute de los derechos humanos.