Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Indignación en Argentina ante declaraciones de Macri sobre asesinatos en la dictadura (+ Video)


Por: Stella Calloni

estelaLa presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, denunció este martes como una provocación y una campaña de desprestigio y bastardeo la difusión de un comunicado del gobierno derechista del presidente argentino, Mauricio Macri, que indica que durante la pasada dictadura militar hubo 6 mil 348 desaparecidos y no 30 mil como han denunciado los organismos de derechos humanos, lo que impactó fuertemente cuando sobre éstos se han desatado diversas campañas de desacreditación y amenazas.
De Carlotto estimó que estas acciones intentan fomentar el desprestigio de quienes han luchado durante años por la verdad y la justicia, contra los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura cívico-militar (1976-1983), que además mantuvo un plan sistemático de robo de niños nacidos en cautiverios, arrancados a sus padres, que luego fueron desaparecidos.
De la misma manera los organismos recordaron que el informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep) creada por el primer presidente después de la dictadura militar, Raúl Alfonsín, entregado en 1984, presentó una lista de casi 10 mil víctimas.
El tiempo de trabajo y la investigación fueron relativamente cortos, pero sus resultados, que se transformaron en el libro Nunca más fueron la base para los históricos juicios contra las juntas militares, que trascendieron al mundo.
Aun así, con el paso del tiempo se irían descubriendo nuevas denuncias, e incluso documentos desclasificados por Estados Unidos hablaban de 22 mil a 25 mil desaparecidos. También en un principio se negaba el robo de los niños, que fueron arrancados a sus madres en cautiverio y luego desaparecidas al igual que los padres.
La dura lucha de los familiares a lo largo de los últimos 40 años, comenzada por las rondas de Las Madres en Plaza de Mayo en 1977, en plena dictadura, hizo posible ir conociendo la verdad y el horror del terrorismo de Estado implantado, y también nuevos casos y testimonios que confirmaron las denuncias de los familiares que, como dijo este martes De Carlotto, lucharon con la consigna de memoria, verdad y justicia, tratándolas de mentirosas e inventoras de historias.
Estamos fastidiadas, dolidas y perturbadas, dijo De Carlotto, y recordó que los propios asesinos dijeron que eran unos 45 mil entre muertos y desaparecidos. Muchos de estos responsables de delitos de lesa humanidad fueron condenados inlcuso por genocidio durante los juicios que se realizaron en los gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), cuando se recuperaron los Centros Clandestinos de Detención, convertidos en Museos de la Memoria.
No sólo De Carlotto, sino Madres, hijos y familiares de los desaparecidos rechazaron el informe, que calificaron de infame, y cuya difusión mediante un comunicado fue firmado por el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.
Esta fue la respuesta que dio el lunes el Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado (Ruvte), dependiente del Ministerio de Justicia, a la ONG Ciudadanos Libres, una de las tantas con financiamiento extranjero.
Esta ONG había solicitado que se incluyeran las víctimas de violaciones a los derechos humanos desde 1973, con lo cual se contabilizaba que hasta el fin de la dictadura, en diciembre de 1983, hubo 7 mil 10 depariciones forzadas y mil 561 asesinatos sin mediar desaparición forzada. Con esto sumaría un total, para ambos periodos, de 8 mil 571 víctimas de terrorismo de Estado, lo que también será muy polémico, ya que los organismos tienen datos de los años del plomo de la Alianza Anticomunista Argentina (Triple A) y del contrainsurgente Operativo Independencia a partir de 1975, que dejó un reguero de crímenes y desapariciones en el noroeste del país.
Se han atrevido a decir que nuestros hijos estaban vivos en el exterior disfrutando de 40 años de ausencia, dijo De Carlotto, y aseguró que lo que quieren es un Nunca Más para nosotras. También sostuvo que el gobierno de Macri tiene miedo a los organismos de derechos humanos, de que perturbemos sus proyectos y planes con los que trabajan de manera solapada.

No nos van a destruir

Por último recordó: “a nosotras no nos van a destruir; hemos luchado contra una dictadura y todavía caminamos y seguimos recuperando a nuestros nietos… en lugar de preguntarse cuántos son, les pedimos que nos ayuden a encontrarlos”.
Las Abuelas han recuperado 121 nietos, después de haber soportado burlas y malos tratos acusándolas de que mentían.
Por su parte, Adolfo Pérez Esquivel dijo a La Jornada que era evidente que intentarían desacreditar las luchas de derechos humanos y no podría haber sido de otra manera, ya que lo que se está haciendo es un regreso a la violación de los derechos humanos, de los pueblos, medidas que están provocando dolor, abandono, represiones, amenazas, persecuciones, presos políticos. Esto está sucediendo.
Otros organismos advirtieron que además ya se han destruido cantidad de programas e instituciones ligadas con los derechos humanos, hay retraso en los juicios, intento de enviar a sus casas a los condenados por delitos de lesa humanidad, y por desaparecer una política de derechos humanos que puso a Argentina en primer lugar en el mundo.

Macri no sabía cuántos muertos provocó la dictadura