EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

domingo, 11 de marzo de 2012

Ampliarán áreas para encontrar uruguayos desaparecidos en dictadura

Montevideo, 11 mar (PL) Un equipo de antropólogos que busca restos de detenidos-desaparecidos uruguayos en la dictadura (1973-1985), ampliará las zonas de excavaciones en dos predios militares, reportó hoy la prensa local.

Las áreas corresponden al Batallón 14 del departamento de Canelones, a 45 kilómetros de Montevideo; y en La Tablada, en esta capital, indicó el portal Montevideo.com.

En la primera de esas instalaciones, donde fueron encontrados en octubre de 2011 los restos del maestro Julio Castro, continuarán las pesquisas dado que no se descarta la presencia de más despojos, abundó la fuente.

"Lo que más nos complica en La Tablada es la calidad de la información y el hecho de que sea hoy en día un centro de reclusión", aseveró José María López Mazz, jefe del grupo de especialistas de la Universidad de la República.

Castro, emblemática figura del magisterio y el periodismo de este país y fundador del Frente Amplio, contaba al morir 68 años y fue detenido el 1 de agosto de 1977, en una operación del Servicio de Inteligencia y Defensa.

Maestro rural, inspector de enseñanza primaria, redactor y subdirector del semanario Marcha, representó el tercer desaparecido cuyo cadáver encontraron durante indagaciones ordenadas por el juez Pedro Salazar.

El primer hallazgo ocurrió el 29 de noviembre de 2005, cuando fueron descubiertos los restos de Ubagesner Chávez Sosa y pocos días después, el 2 de diciembre, los de Fernando Miranda, ambos militantes del Partido Comunista.

Datos estadísticos de organismos de derechos humanos aseguran que más de un centenar de uruguayos figuran como detenidos-desaparecidos, como parte de la Operación Cóndor.

Con esa denominación es conocido el plan de coordinación entre las cúpulas dictatoriales de Suramérica: Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay, con la CIA de Estados Unidos, en las décadas de los años 1970 y 1980.