Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

domingo, 5 de marzo de 2017

Muerte en la hoguera de mujer nicaragüense recuerda oscurantismo del pasado

FuegoSputnik
"Estamos retrocediendo a prácticas oscurantistas de siglos pasados, y eso es muy grave; estamos haciendo un esfuerzo desde los movimientos feministas para llamar a la reflexión porque no queremos que se repita", dijo Jiménez.
Para la activista este asesinato "revive toda una historia del pasado de prácticas inquisitorias".
Una joven de 25 años de una zona rural del municipio Rosita, en el noreste de Nicaragua, falleció tras sufrir graves quemaduras cuando la arrojaron a una hoguera un pastor evangélico y otros cuatro fanáticos que la habían secuestrado y torturado durante días, informó la prensa local.
Vilma Trujillo García, madre de dos niños pequeños, fue secuestrada y sometida por el grupo de fanáticos a un presunto ritual de purificación durante seis días, atada de pies y manos y obligada a ayunar y a orar antes de ser arrojada al fuego, según el diario La Prensa.
Ingresada al hospital con graves quemaduras que afectaron 80% de su cuerpo, la joven pasó varias horas en estado de coma hasta fallecer.
El grupo, encabezado por el pastor Juan Gregorio Rocha Romero, de 23 años y perteneciente a la iglesia Visión Celestial de las Asambleas de Dios, está bajo custodia policial.
Jiménez observó que "esa conjugación de fanatismo religioso y misoginia" no se había dado antes en este país centroamericano y por tanto ha generado una gran conmoción.
"Hay todo un planteamiento desde el feminismo y los derechos humanos, pero esto no puede quedarse en una conmoción, tiene que convertirse en un reclamo al Estado", manifestó la activista.
Para Jiménez, en los últimos años retrocedió la protección de los derechos humanos de las mujeres nicaragüenses.
El país adoptó en 2012 la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres, cuyo artículo 8 define "la violencia hacia la mujer en cualquiera de sus formas y ámbitos debe ser considerada una manifestación de discriminación y desigualdad que viven las mujeres en las relaciones de poder, reconocida por el Estado como un problema de salud pública y de seguridad ciudadana".
Pero en 2014, un decreto reglamentario emitido por el Gobierno redujo la tipificación del feminicidio al ámbito doméstico y habilitó la mediación entre víctimas y agresores para los delitos "menos graves" de violencia de género.
En 2016 Nicaragua registró 49 feminicidios, según datos de organizaciones de mujeres.
Un crimen "lamentable"
La vicepresidenta Rosario Murillo calificó el asesinato como "lamentable".
"Es realmente lamentable y condenable, por supuesto que refleja una situación de atraso, y estamos pendientes de la presentación que harán ante las autoridades respectivas nuestros hermanos de la Policía Nacional de aquellas personas que participaron en esta tragedia que culminó con la muerte de Vilma Trujillo", dijo Murillo el martes citada por el portal de noticias El 19 Digital.
La vicepresidenta observó que Trujillo fue martirizada por miembros de su comunidad, un hecho "que no puede, no debe repetirse", insistió.
Religión
Para la jurista Jiménez, el crimen ha puesto de relieve un debate sobre las prácticas religiosas.
"El sector de las iglesias evangélicas trata de evadir responsabilidades, ya que ellos no reconocen (a Rocha Romero) como pastor, y lo cierto es que en esa comunidad hay toda una infraestructura construida donde el pastor era esa persona", añadió.
El 15 de febrero la víctima fue trasladada por Rocha Romero a la iglesia Visión Celestial para realizarle una presunta oración de sanación y a partir de allí permaneció atada de pies y manos, según la comisionada mayor de la Policía, Vilma Rosa González.
Los sospechosos, Rocha Romero, Eneyda del Socorro Orozco Téllez, Tomasa Rocha Romero, Franklin Jarquín Hernández y Pedro José Rocha Romero, se encuentran detenidos en Managua.
Los detenidos señalaron que la mujer "estaba endemoniada" porque supuestamente había sido infiel a su marido, y "según ellos, fue un acto de exorcismo donde le querían sacar el demonio del cuerpo", señaló Jiménez a esta agencia.
"Dicen que quien la tiró a la hoguera fue el propio demonio cuando salió de su cuerpo, y eso es una forma de evadir la responsabilidad directa en este acto criminal", continuó.
La familia de Trujillo asegura además que la joven fue violada por un miembro de esa iglesia, aunque "no hay una investigación al respecto", aclaró la activista.
"Justicia para nosotras no es solo la acusación y encarcelación de los autores directos, sino que también hay que investigar la posible violación a esta mujer", sostuvo.
Tras ser quemada en la hoguera, Trujillo fue arrojada a un barranco y abandonada.
Grupos de mujeres "fueron quienes dieron aviso, quienes recogieron el cuerpo de la mujer aún con vida" y posteriormente la trasladaron al Hospital Antonio Lenín Fonseca, en Managua, donde falleció.