Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

jueves, 16 de marzo de 2017

Tendencias y cambios en la realidad de América Latina y el cooperativismo



“La misión de salvar tantos millones de personas es uno de los valores históricos de la cooperación
Carlos Mario Londoño (Colombia)


Buscando, con esperanzada actitud, que este modesto artículo pudiera aportar a la tarea, por cierto, depositada en mis manos con la gigantesca responsabilidad que ello conlleva, desde los organizadores del XIII Encuentro Internacional de Economía Solidaria a realizarse el 19 y 20 de mayo del presente año en el Centro de Convenciones José Eustasio Rivera, ciudad de Neiva – Departamento del Huila-Colombia: “Tendencias y cambios en la realidad de América Latina y su influencia sobre el cooperativismo”.

Con incontenible emoción por tanta consideración, agradezco a Israel Silva Guarnizo, director de la Asociación de Cooperativas y Empresas Solidarias del Huila, “Asocoph” por la invitación a formar parte de ese importante evento.

Sólo es posible realizar acotadas referencias dado el espacio que supone un artículo de esta naturaleza, dicho esto, afirmamos que en la América Latina se observa con honda preocupación indicadores de las tendencias políticas gubernamentales negativas a la vida armónica, que en realidad, son globales y dominantes.

Explorando escenarios Latinoamericanos encontramos posicionamientos de ideologías que promueven la supremacía de la ganancia financiera, desmantelamiento de estructuras de bienestar social, desempleo, educación y salud públicas precarizadas, faltos de viviendas populares. No se requiere de mucha profundización científica en el análisis de tales indicadores sociales y políticos y sus efectos, potencialmente irritantes en grandes poblaciones de tales tendencias y escenarios sobre cada una de las naciones.

Observamos también una creciente tendencia a la baja calidad institucional y la democracia, incompatibles con la vida misma.

Si asumimos que las tendencias y cambios en la realidad de América Latina actualmente son negativos, concluidos en un rápido e incompleto balance, pero que tiene su arraigo en la realidad cotidiana de millones de Latinoamericanos. Cabe entonces interrogarse: ¿Cuál es su influencia sobre el cooperativismo?

Los principios científicos aplicables sobre los diferentes fenómenos en estudio, en indagación, sobre los aspectos que informan sobre los mismos, siempre ayudan a entender que el dato indiciario es el cambio permanente, nada se detiene. Nos los enseñó el pensador Heraclito de Éfeso (535 a. C- 484 a. C.): “Nada es permanente a excepción del cambio.” 
Ubicándonos en esa línea y enmarcados en la consigna del XIII Encuentro: “Filosofía y Pensamiento Solidario, Modelo para el Desarrollo Integral Sostenible”, afirmamos que aún en tales circunstancias señaladas en las actuales tendencias y cambios que sufren nuestras naciones Latinoamericanas, aun así, es posible y en deseable actitud, encarar programas y proyectos alternativos. Y desde luego que así se está procediendo con loable cualidad.

El cooperativismo en sí mismo es un programa de transformación social y económica noble. Muchas veces es imposible al cooperativismo escapar de esas nefastas influencias.

En los referentes cooperativos y asociados cabe, entonces, la tarea de que las tendencias y cambios negativos no encuentren nido. Por el contrario, que se observen esas negatividades como oportunidades de demostrar la potencialidad cooperativa.

La necesidad de construir sociedades más equitativas es de naturaleza urgente y crucial, la destrucción de los medio-habientes, contaminaciones y pobreza creciente no dejan dudas.

Allí surge, inequívocamente, el pensamiento y acción de liderazgos.

Afirmaba más arriba las preocupaciones que suscitan las tendencias y cambios negativos, esa preocupación es compartida, incluso por el Banco Mundial. En efecto, hemos participado recientemente de un coloquio virtual denominado: “El desarrollo de capacidades de liderazgo para impulsar reformas en sociedades divididas”. Tal título nos ubica claramente y confirma cuanto expusimos más arriba.

Afirma el Banco Mundial que “Los acontecimientos mundiales registrados el año pasado han puesto de manifiesto que las sociedades en los países se encuentran cada vez más divididas en todo el mundo. Incluso en las democracias más maduras, los ciudadanos expresan opiniones más parciales acerca de problemas fundamentales que afrontan sus países. Sin embargo, los desafíos son multisectoriales y complejos, y se necesita que los actores de los distintos sectores de la sociedad trabajen unidos para resolverlos. En tal contexto, el liderazgo colaborativo puede ayudar a reunir a las partes interesadas relevantes y a generar soluciones inclusivas”.
Prosigue: “El tema principal del Foro Mundial sobre Liderazgo 2017 será “El desarrollo de capacidades de liderazgo para impulsar reformas en sociedades divididas”. Este evento reunirá a 200 asociados, líderes y profesionales provenientes de la esfera gubernamental, círculos académicos, sociedad civil y otras organizaciones del desarrollo internacional que se desempeñan en áreas de liderazgo colaborativo. Mediante interacciones y el intercambio de experiencias, el foro apunta a hacer surgir enfoques de liderazgo a fin de congregar a diversas partes interesadas y obtener resultados en sociedades divididas. En la ocasión, también se realizará la premiación de los ganadores del Premio al Liderazgo Colaborativo “Jose Edgardo Campos” 2016.”
Todo ello confirma que en el ámbito del XIII Encuentro Internacional de Economía Solidaria se develarán grandes contribuciones para avanzar en la construcción de sociedades cada vez más justas y de manera particular: “Posicionar el modelo cooperativo y solidario como la principal alternativa en la construcción de una paz estable y duradera en Colombia”. A quien esto redactó le gusta pensar que es parte de ese proceso de paz en Colombia.

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!