EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

domingo, 14 de noviembre de 2010

Funcionarios de EEUU dieron refugio a nazis tras la Segunda Guerra Mundial

Otto Von Bolschwing

Otto Von Bolschwing

Oficiales de inteligencia crearon un refugio seguro en Estados Unidos para nazis prominentes y sus colaboradores tras la Segunda Guerra Mundial, revela un informe divulgado hoy por The New York Times.

La Oficina de Investigaciones Especiales (OSI), creada en 1979 para expulsar a los nazis, descubrió que funcionarios norteamericanos permitieron la entrada al país y acogieron a antiguos agentes de Hitler, pese a conocer su pasado, para valerse de sus servicios.

Todo ello quedó recogido en un texto de 600 páginas que el departamento de Justicia mantuvo en secreto, y en el que se incluyen otros éxitos y fracasos en las pesquisas de los abogados, historiadores y analistas de la OSI.

Según el rotativo neoyorquino, aunque se conocía cierta colaboración de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en la protección a oficiales nazis, el informe presenta un nivel de complicidad mucho mayor al pensado.

Estados Unidos, que se enorgullecía de ser un refugio seguro para los perseguidos, se convirtió -en pequeña medida- en un refugio seguro para perseguidores también, refiere el texto.

De acuerdo con el periódico, el documento recoge la ayuda ofrecida a Otto Von Bolschwing, ayudante de Adolf Eichmann, e implicado como éste último en los planes para purgar a Alemania de los judíos. Bolschwing trabajó para la CIA en Estados Unidos.

También se hace referencia a Arthur L. Rudolph, un científico nazi que dirigía una fábrica de municiones, y que luego sirvió a programas de cohetes en territorio norteamericano.

Prensa Latina