Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

sábado, 17 de diciembre de 2016

“Por primera vez en la historia tenemos una versión del golpismo latinoamericano en los EE.UU.

 
“Trump está respondiendo de una manera específica, está llenando sus puestos y posiciones con militares y multimillonarios como contrapeso a las instituciones que el Sr. Obama ha lanzado. Hay una lucha de elites”- El análisis de James Petras en CX36, 12 de diciembre de 2016.

 “Por primera vez en la historia tenemos una versión del golpismo latinoamericano en los EE.UU.
Y la prensa burguesa, y la prensa liberal, y la prensa supuestamente de centro izquierda, están implicados y repitiendo todas las acusaciones de traición, de conspiración rusa, sin presentar ninguna prueba definitiva o cuestionable” -dijo el sociólogo norteamericano James Petras en CX36 (*).


Chury: James Petras, buenos días, bienvenido a Radio Centenario.
¿Cómo estás?

Petras: Estamos bien, hay un poco de nieve y hace un poco de frío pero estamos sobreviviendo

Chury: Bueno, de todas maneras un estado bastante aceptable dentro del marco del invierno ¿no?

Petras: Sí, más o menos normal por este tiempo.

Chury: Muy bien.
Petras, tú sabes que aquí en el sur estamos como sorprendidos de las informaciones que hablan de una alteración casi de las elecciones norteamericanas a través de la intromisión de Rusia y uno piensa cómo hace alguien o un país para provocar ese hecho en la primera potencia del mundo.
¿Cómo se está viendo allí? ¿Qué opina Trump? ¿Qué dicen los demócratas? ¿Qué dice Clinton?

Petras: Bueno, podríamos empezar enfatizando la importante gravedad de lo que está ocurriendo. No es nada más o menos que un golpe, un golpe institucional que trata de negar la elección de Donald Trump que están organizando las instituciones como la CIA como manera de ilegitimar el gobierno y tratar de acusarlos de ser traidores.
Es decir, quieren implicar a Trump como un traidor, un cómplice de Rusia y decir que la policía federal está implicada, que no sólo engañaron al público sobre las elecciones con datos conseguidos por las instituciones de inteligencia pero quieren penetrar hasta el Estado y los nombrados de Trump.
Y para eso, para el golpe están movilizando el Congreso y todos los partidos de la derecha, centro, izquierda para negar lo que ocurre en las elecciones.
Es decir que Rusia, si interviene a favor de Trump, Trump es cómplice de Rusia y todos están involucrados en engaño. Nada de eso tiene ninguna prueba, no hay ninguna prueba, están ahora inventando pruebas por parte de la CIA, que la CIA está involucrada dentro de la política doméstica en esta conspiración para negar la decisión constitucional.
Es un modelo que utilizaran en Brasil, en Paraguay, en Honduras donde un sector del gobierno utiliza algún mecanismo falsificado para desplazar, echar e incluso en EE.UU. es peor porque acusan al presidente electo de traidor implicado con un poder externo que es enemigo de EE.UU.
Obama, que se ha metido en todos los problemas mundiales, interviniendo en todos los casos, implicados en Brasil, en Paraguay, en Honduras, ahora quiere repetir el mismo escenario para los EE.UU. Y por primera vez en la historia tenemos una versión del golpismo latinoamericano en los EE.UU.
La prensa burguesa, la prensa liberal, y la prensa supuestamente de centro izquierda, están implicados y repitiendo todas las acusaciones de traición, de conspiración rusa, sin presentar ninguna prueba definitiva o cuestionable.
Entonces, es una de las cosas más interesantes y más peligrosas en toda la historia.
Trump está respondiendo de una manera específica, está llenando sus puestos y posiciones con militares y multimillonarios como contrapeso a las instituciones que el Sr. Obama ha lanzado. Hay una lucha de elites.
Con los militares nombrados en puestos de seguridad, Trump está creando un poder de militares que podrían resistir el golpe organizado por la CIA. Con los multimillonarios está justificando sus relaciones con Rusia y las otras propuestas que tiene sobre la mesa. Y con los multimillonarios, precisamente el canciller nuevo que viene, es el director de la Exxon, la empresa más importante de petróleo que están muy vinculados con el comercio con Rusia, y eso también es una posición fuerte.
Y finalmente Trump ha hecho un viaje por diferentes ciudades llenando el estadio para contrastar las presiones de sectores de izquierda, centro-izquierda que han lanzado como cipayos de los golpistas.
Entonces, estamos en una situación que parece una guerra civil clandestina porque está ocurriendo una gran parte en la institucionalidad. Son la policía federal contra la CIA. Son los militares contra los congresistas. Son los multimillonarios, un sector contra otro. Y eso no se habla en ninguno de los medios, ni de los críticos ni los apoyantes del proceso político actual.
Pero nosotros creemos que es la realidad porque estamos acostumbrados a ver lo que ha pasado en América Latina en el último período, y hay una réplica norteamericana que enten