EL ANALFABETA POLÌTICO
El peor analfabeta es el analfabeta polìtico èl no oye, no habla ni participa en los acontecimientos polìticos.
No sabe que el costo de la vida, el costo de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas, dependen de las decisiones polìticas.
El analfabeta polìtico es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la polìtica.
No sabe el imbècil que de su ignorancia polìtica, proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el polìtico aprovechado, embaucador y corrompido lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.  Bertolt Brecht..

miércoles, 9 de junio de 2010

Ahmadineyad: “Los países que han aprobado las sanciones contra Irán poseen arsenal nuclear y amenazan a otras naciones”

Mahmud Ahmadineyad, este miércoles
Mahmud Ahmadineyad, este miércoles
El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, afirmó este miércoles que la cuarta ronda de sanciones que Naciones Unidas pretende aplicar contra su país “no cuenta para nada”, y es parte de una historia que se repite.
“Para Irán, tales resoluciones no cuentan para nada”, subrayó el mandatario al deplorar que los países que las aprobaron este miércoles en Nueva York “son aquellos que poseen bombas atómicas y usan sus arsenales para amenazar a otras naciones”.
En la fuerte reacción al paquete de medidas punitivas contra la República Islámica, Ahmadineyad aseguró que los votantes del documento promovido por Estados Unidos usan el pretexto de que Teherán pretende dotarse de armas atómicas en el futuro.
Irán, enfatizó, defiende su derecho a desarrollar su programa atómico de enriquecimiento de uranio con fines pacíficos y “ellos (los miembros del Consejo de Seguridad) no son capaces de golpear a la nación iraní”.
“El mundo de la política se ha convertido en un reino de decepción, agresión y expansionismo”, remarcó Ahmadineyad a medios de comunicación iraníes desde Tajikistán, donde se encuentra de visita.
Por su parte, el embajador de Irán ante la ONU, Mohammad Khazaee, recordó que las conjeturas sobre al programa nuclear de su país, que condujeron a los nuevos castigos, tienen similitudes con las adoptadas cuando nacionalizó su petróleo en la década del 50.
En declaraciones al canal Press TV, Khazaee opinó que las sanciones a Teherán traen a colación “amargos recuerdos de cuando Gran Bretaña argumentó que la nacionalización de la industria petrolera iraní era una amenaza para la paz y la seguridad de Medio Oriente y el mundo”.
Después que la nación persa ganó el caso sobre la nacionalización en un tribunal de La Haya, Londres “vendió una historia anticomunista al presidente (Dwight D.) Eisenhower y Estados Unidos alentó un golpe de Estado para reinstalar y apoyar la dictadura del Shah”.
El paquete de sanciones en los últimos siete años prevé vigilar las transacciones con cualquier banco iraní, incluido el central, y extender el bloqueo de armas de la ONU a Teherán.
Igualmente, agrega a una lista negra a tres entidades controladas por la Compañía Naviera de la República Islámica y otras 15 supuestamente pertenecientes al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), instancia militar de élite del gobierno.
También contempla establecer un régimen de inspección de aviones y barcos de carga iraníes, similar a uno impuesto a la República Popular Democrática de Corea.
Prensa Latina