Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

lunes, 27 de febrero de 2017

Un reto impostergable



Leonardo Arízaga*
La Jornada
El producto interno bruto total de América Latina y el Caribe asciende a 5.6 billones de dólares. En otras palabras, los más de 620 millones de habitantes que viven en los 33 países de América Latina y el Caribe producen en un año 5.6 millones de millones (billones) de dólares estadunidenses.
Según Oxfam, un valor muy superior, 7.6 billones de dólares, están depositados en paraísos fiscales en todo el mundo. Se trata de una cifra astronómica que pasa inadvertida pero que ya no podemos ignorar.
Mi país, Ecuador, tiene PIB anual de alrededor de 100 mil millones. El Servicio de Rentas Internas de Ecuador ha calculado que aproximadamente 30 mil millones han sido depositados en paraísos fiscales en diferentes regiones del mundo.
Un ciudadano que no tiene nada que ocultar, deposita o invierte su plata en su país o en otros estados en los que pueda tener negocios lícitos. Depositar dinero en paraísos fiscales no ayuda a la transparencia ni a la lucha contra la corrupción ni a detectar recursos del crimen trasnacional organizado, más bien todo lo contrario. Los paraísos fiscales permiten la evasión y la elusión fiscal, que privan de recursos a los países para su desarrollo.
En esta materia, Ecuador ha tomado algunas decisiones que buscan combatir la evasión y la elusión fiscal: 1. La modernización del Servicio de Rentas Internas y la consolidación de una cultura tributaria –que ha implicado que los ingresos tributarios ya sean mayores que los petroleros–; 2. Negociamos constantemente acuerdos de intercambio de información y convenios para evitar la doble tributación; y 3. Incentivamos el retorno de capitales al país.
Sumado a lo anterior, el domingo 19 de febrero la mayoría de ecuatorianos aprobó –en una consulta popular– que ningún político ni funcionario público podrá tener bienes o capitales en paraísos fiscales. Estas personas tienen un año para retirar sus fondos de los paraísos fiscales; caso contrario, serán destituidas. 
A nivel internacional, Ecuador ha propuesto una alianza global para combatir y erradicar los paraísos fiscales. Para ello hemos propuesto la creación de un órgano en Naciones Unidas para atender temas de justicia tributaria y combatir los paraísos fiscales. Ecuador, como vocero de 134 países en desarrollo –conocido como el
G77–, impulsará esta iniciativa a lo largo de 2017 en los foros internacionales, para que todas las naciones del mundo participen, de manera democrática, en la creación de soluciones para este problema global.
El combate a los paraísos fiscales va de la mano con el combate a la pobreza y la inequidad. Se trata de un desafío inmenso, de un reto impostergable.
*Embajador de Ecuador en México