Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Bananas en Sangre. El genocidio paracorporativo en Colombia, Magdalena 1997-2007
La Justicia Colombiana enfrenta el caso de las “paracorporaciones” norteamericanas Dole y Chiquita que apoyaron a las AUCs, el temido escuadrón de ultraderecha colombiano.
Maximiliano Freeman / Colectivo Social María Cano

Contenido:

Directivos de Chiquita Brands en manos de la justicia colombiana.

Conexiones de las multinacionales en Washington DC.

Relaciones de los implicados con el Partido Republicano.

La madeja criminal de los parabananeros en Colombia.

Paras, victimas y plantaciones.

Los grupos locales del banano, conexiones con las multinacionales.

Relación entre Plantaciones, administraciones y victimas.

Empresas y familias del magdalena.

Tentáculos de las multinacionales en la parapolitica.

Genocio paracorporativo.

Autores: Maximiliano Freeman, Lic; Freida Loperena; Gregorio González.

Diciembre 6 de 2.009.

Directivos de Chiquita Brands en manos de la justicia Colombiana.

La Justicia Colombiana tomo por los cachos el caso de las “paracorporaciones” norteamericanas Dole y Chiquita que apoyaron a las AUCs, el temido escuadrón de ultraderecha colombiano, durante los diez años más sangrientos del conflicto colombiano. Este domingo 6 de diciembre el diario Colombiano “El Tiempo” [1] informo que el Despacho del Fiscal General, Guillermo Mendoza Diago, busca a un total de 21 directivos de Chiquita Brands Inc.Por el delito de concierto para delinquir agravado y financiación de paramilitares.

Los norteamericanos John Olivo, Charles Dennis Keiser y Dorn Robert Wenninger fueron llamados a indagatoria y los colombianos solicitaron a sus pares en el Departamento de Justicia, Mr Thomas Black, que notifique a estos ciudadanos norteamericanos del llamado a indagatoria.Le solicito, además, para esos mismos efectos, localizar a otros 14 directivos de la multinacional, también norteamericanos: Fernando Aguirre, Presidente de Chiquita Brands International, Inc., Cyrus Fredheim Jr, Carl H Linder, Keith Linder, Roderick M Hills, Robert Olsonm, Morten Arntzen, Jefrrey D Benjamin, Steven Stanbrook, Durk I Jager, Jaime Serra,Robert F Kistinger, James B Riley, Robert W Fisher, Steven Warshaw, James W Fischer. David Ocleshaw,Hill Albrinck, Mario Méndez, Bill Tsacalis y Alejandro Bakoczy, entre otros. Todos ellos ciudadanos y residentes norteamericanos.

La Fiscalía colombiana tiene pruebas testimoniales, documentos e indicios, incluidas las confesiones de los jefes paramilitares Salvatore Mancuso, Raúl Hasbun ( a Pedro Bonito), Ever Veloza ( HH), Fredy Rendón ( El Alemán), Rodrigo Tovar ( Jorge 40) y José Mangonez ( Carlos Tijeras), donde cuentan los detalles del convenio de los paras con las multinacionales, el cual incluía protección a plantaciones, desmantelamiento de sindicatos, persecución a ladrones, escolta de los cargamentos, apoyo financiero y préstamo de instalaciones para embarques de droga y cargamentos de armas.

Dos expedientes adicionales involucran a la multinacional: narcotráfico y soborno. Sobre el primer caso, hay evidencia de que siete embarcaciones de la multinacional se han visto involucradas con cargamentos de coca camuflados entre la fruta. Se habla de más de una tonelada y media de droga, valorada en 33 millones de dólares. Dos de esas embarcaciones son la Chiquita Bremen y la Chiquita Belgie. El otro: un soborno del directivo John Walker, jefe de operaciones, a funcionarios aduaneros colombianos para que autorizaran a la multinacional a utilizar como Zona Franca, sin pago de aranceles e impuestos, al Puerto de Bungo, en Turbo ( Antioquia),

No son las únicas en la mira de las autoridades judiciales norteamericanas. Una docena de testigos han señalado los directivos de Dole Food en Colombia y los productores y propietarios de las plantaciones como los determinadotes de medio centenar de asesinatos en la Zona Bananera de Cienaga (Provincia de Magdalena)[2]. Estos testimonios de victimas han sido confirmados por los propios victimarios[3]. Tres directivos de la carbonera Drummond de Alabama han sido sindicados de tener negocios con los paramilitares, relacionándolos con el asesinato de los sindicalistas Víctor Hugo Orcasitas y Valmore Locarno.

Localizarlos será fácil para el Sr. Tomas Black porque sus direcciones y señas, todas referenciadas a la sede de Chiquita en Cincinnati, pueden localizarse en Internet. Lo difícil será lograr llevarlos a indagatoria e, incluso, extraditarlos a Colombia para responder por los crímenes que se les imputan.

Conexiones de las multinacionales
en Washington DC.

La gente que busca la Fiscalía colombiana no son gente desconocida en el mundo político y empresarial de los Estados Unidos. ¿ Quienes son los directivos acusados?.

Carl H Linder. Presidente de la junta directiva desde 1984 hasta marzo de 2002 y principal oficial ejecutivo desde 1984 hasta agosto de 2001 [49]. Según la revista Mother Jones, entre 2000 y 2004, fue el mayor donante privado a partidos políticos en Estados Unidos. Es el dueño de un paquete accionario mayoritario de Chiquita Brands, en asocio con la compañía de los hermanos Prescott y George H Bush, Zapata Petroleum Corporation. Es el multillonario No. 133 del mundo según la Revista Forbes 2006. Propietario del American Financial Group, es uno de los mayores contribuyentes de las campañas políticas del Partido Republicano de los Estados Unidos, miembro del Comité Nacional y considerado uno de los “Súper Rangers” ( mayores donantes). Dono miles de dólares a los Congresistas Steve Chabot ( U$ 10.200), Mike Dewine ( $ 3.100), Bob Corker ( U$ 2.100) y varios aportes de U$ 2.000 al Comité Nacional Republicano.Keith Linder, su hijo, fue vicepresidente de la junta directiva y miembro del comité ejecutivo entre 1996 y 2000. Registra donaciones al Comité Nacional Republicano, a los Comités Republicanos estatales de Florida y Ohio y a las campañas de los Congresistas Coleman, Johanns, McConell y Schimid[4].

Roderick M Hills, director y presidente del comité de auditoría desde el 19 de marzo de 2002 [18] hasta junio de 2007, asesor legal del entonces Presidente Ford en 1975, y presidente de la junta del Securities and Exchange Commission ( superindetendencia de valores) entre 1975 hasta 1977. Mientras trabajaba para Chiquita, su yerno Steve Bonnellfue nombrado Fiscal General de Dirección Penal de Washington DC, donde se surtía la investigación. Llego, incluso, a propiciar reuniones entre Hills y Michael Cherdorf, Director para la Seguridad de la Patria paratratar el tema de la multinacional y los paras. Según el periódico Los Ángeles Times, el 22 de diciembre de 2003 declaró ante la junta directiva,"al parecer estamos cometiendo un delito[5].

La ficha clave de Chiquita en Washington no eran siquiera los senadores amigos de los Linder, sino otro personaje: Joseph Whitehouse Hagin, subdirector de personal del expresidentes George W Bush en 2000, vicepresidente de Chiquita Brands entre 1999 y 2000. Manejaba la agenda personal del Presidente, incluida logística y seguridad personal. Amigo de la familia desde los tiempos de la candidatura de Bush padre. Finalmente Erick H Holder Jr, actual Fiscal General de los Estados Unidos, represento a Chiquita en el acuerdo de confidencialidad suscrito en 2.007 para cambiar cárcel por una multa de U$ 25 millones, cuya remisión a Colombia solicita ahora la Fiscalía de ese país.

leer mas......