Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

domingo, 27 de diciembre de 2009


EEUU: Nuevas medidas de seguridad en vuelos tras intento de ataque


La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos (EE.UU.), Janet Napolitano, anunció este sábado un aumento de las medidas de seguridad en los aeropuertos tras el fallido ataqueo que se produjo el pasado viernes en un vuelo procedente de Amsterdam copn destino a Detroit, y advirtió de la atención especial en los aviones procedentes de otros países.

A través de un comunicado difundido este sábado, Napolitano advierte en concreto que los viajeros que vayan a desplazarse a Estados Unidos procedentes de otros países pueden sufrir un incremento especial de las medidas de seguridad, al tiempo que dijo que “las medidas están diseñadas para ser impredecibles, y por tanto, los pasajeros no deben esperar ver las mismas en cada lugar”.

Tras el ataque, el Departamento de Seguridad Nacional “puso inmediatamente de supervisión para todos los vuelos nacionales e internacionales, para asegurar la seguridad del público que viaja”.

“También estamos trabajando de cerca con las autoridades federales, estatales y locales para poner en marcha medidas adicionales de seguridad, así como con nuestros socios internacionales para mejorar la seguridad en los aeropuertos y en los vuelos”, añade el comunicado.

La secretaria de seguridad nacional recomienda que la gente “continúe con sus viajes de vacaciones que ha planeado y que, como siempre, esté alerta de su entorno y comunique a las autoridades cualquier comportamiento o actividad sospechoso”.

Indica a los viajeros que vayan a desplazarse dentro del país y al exterior que “tomen un tiempo extra para la facturación y el embarque”, debido a la gran actividad que se registra en estas fechas.

Estas medidas se han puesto en marcha después de que Umar Farouk Abdulmutallab, un nigeriano de 22 años que permanece detenido, tratara de activar un artefacto en el interior del vuelo 253 de Northwest-Delta, este viernes, que volaba de Amsterdam a Dertroit, en Michigan, Estados Unidos.

El agresor intentó activar un dispositivo con explosivos, antes de ser controlado por varios pasajeros. Una vez bajo arresto el joven confesó que mezcló una jeringa llena de químicos con pólvora adherida a su pierna y, según autoridades estadounidenses, también dijo que estaría vinculado a la red al-Qaida y que había obtenido el explosivo en Yemen, aunque los efectivos pidieron cautela y estimaron que pudo actuar solo.

El incidente causó heridas leves a algunas personas a bordo del vuelo, mientras que el autor del fallido ataque recibió quemaduras de segundo grado.

Janet Napolitano también agradeció, a través del texto emitido por su despacho, el comportamiento de los pasajeros y tripulación de este vuelo que “reaccionaron de manera rápida y heroica” en un incidente “que podría haber tenido consecuencias trágicas”.

Como consecuencia de este incidente y en paralelo con la compañía Delta, otras aerolíneas han puesto en marcha sus propias medidas de control para incrementar la seguridad en los vuelos programados para estos días, tal es el caso de Air Canada, que informó en una nota que, a petición de la Agencia de Seguridad en el Transporte de EE.UU., va a limitar las actividades que los pasajeros pueden realizar en la cabina del avión en los vuelos que atraviesan el espacio aéreo estadounidense.

Por tanto, los pasajeros deberán permanecer sentados y no se les permitirá acceder a su equipaje de mano ni tener ninguna bolsa o paquete sobre su asiento en la última hora de vuelo.

Otras compañías han impuesto una nueva revisión del equipaje de mano justo antes de abordar el avión.

Las autoridades nigerianas anunciaron, en tanto, la apertura de una investigación, sobre todo “para verificar la identidad del sospechoso y sus motivaciones”, y prometieron su plena cooperación.

La seguridad a bordo de los aviones estadounidenses fue reforzada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001; sin embargo esto no ha impedido nuevos intentos de ataques.

Acusación formal

Estados Unidos acusó formalmente a Abdulmutallab de intentar destruir un avión de Northwest. Los cargos aparecen en la querella criminal que las autoridades presentaron tras tomar declaración en las ultimas horas al nigeriano

En la querella criminal presentada este sábado se explica que el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), que está a cargo de la investigación, encontró en el artefacto que portaba el sospechoso restos de PETN (tetranitrato de pentaeritritol), un explosivo también conocido como pentrita.

(Con información de Telesur)