Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

viernes, 18 de diciembre de 2009


Advierte Cepal graves daños en la región si no se invierten recursos

Urgen estrategias de desarrollo sustentable a largo plazo en AL y Caribe

Por Anayeli García Martínez

México, DF 17 dic 09 (CIMAC).- Sin acciones internacionales de mitigación, América Latina y el Caribe podrían sufrir, para fines del siglo, pérdidas importantes en el sector agrícola y en la biodiversidad, fuertes presiones sobre la infraestructura, y un aumento en la intensidad de eventos extremos, que podrían llegar a un costo del 137 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) regional.

Así lo alertó el informe “La economía del cambio climático en América Latina y el Caribe. Síntesis 2009” el cual urge a los países de la región a diseñar una estrategia de desarrollo sostenible a largo plazo, con un sólido fundamento científico y un amplio consenso social, que permita reducir los impactos más graves del cambio climático y evitar los costos a largo plazo.

Debido a que este fenómeno tiene particular relevancia para los países de la región por sus características socioeconómicas, institucionales y geográficas, y considerando la necesidad de implementar una administración de riesgos apropiada, se realizó este estudio para identificar los impactos económicos que éste podría tener en la región.

En el contexto de la 15 Conferencia de las Partes sobre cambio climático (COP-15), que se realiza desde el pasado 7 de diciembre en Copenhague, capital de Dinamarca, se presentó el informe elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) con la colaboración de los gobiernos de Alemania, Dinamarca, España y Reino Unido, así como la Unión Europea, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Mecanismo Mundial de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) y una amplia red de instituciones académicas y de investigación.

Las estimaciones del estudio presentado ayer, se basan en cálculos de 15 países, entre ellos México. A pesar de que esta es la segunda región mundial que emite menos gases de efecto invernadero (GEI), detrás de África, sufre los efectos del calentamiento global más que ninguna otra, por ello la urgencia de que la región cuente con apoyo tecnológico y financiero de los países desarrollados, en sus esfuerzos de adaptación y mitigación del fenómeno, indica la Cepal.

Asimismo, el organismo internacional enfatiza que algunos países tendrían beneficios temporales en sus sectores agrícolas como consecuencia de aumentos de temperatura menores a los dos grados centígrados y los cambios en las precipitaciones, aunque en el largo plazo predominarían los efectos negativos, con un incremento de la temperatura planetaria superior a tres grados centígrados, lo que significa que algunos países o regiones podrían perder de 30 a 40 por ciento de su biodiversidad.

Es así que la Cepal considera prioritario esbozar una estrategia de política pública regional que permita reducir los impactos más graves del cambio climático, que se base entre otras cosas, en preservar la biodiversidad y los recursos naturales para las generaciones futuras, y en reconocer la necesidad de revisar los estilos de vida y promover un cambio cultural.

Además enfatiza la necesidad de promover la innovación tecnológica para un desarrollo sostenible y así transitar hacia economías con baja intensidad de emisiones de carbono, al reconocer que la época de utilización de una energía fósil barata y casi ilimitada está concluyendo.