Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

viernes, 18 de febrero de 2011

Rigoberta Menchú llama a salvar el planeta


La Habana, 18 feb (PL) La dirigente indígena guatemalteca Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992, llamó a la humanidad a rescatar códigos éticos y valores para enfrentar el desequilibrio que vive el mundo.

El líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, instó a reflexionar sobre qué podemos hacer para salvar el planeta, agregó. Creo que podemos empezar a fomentar un conjunto de valores que influyan en la formación de las nuevas generaciones.

Invitada a la 20 feria internacional del libro, afirmó la víspera que el ser humano está hoy enfermo espiritual, social y materialmente, y eso incide en todos los problemas que padecemos.

Tras manifestar el afecto y cariño que siente por Cuba, subrayó que desde hace más de tres décadas ha asumido como suyos los problemas de la isla. Este país, dijo, es gran inspirador de libertades y deseo que nunca pierda su espíritu internacionalista y solidario.

Al abordar el tema de los cinco cubanos presos en cárceles estadounidenses desde hace más de 10 años por luchar contra el terrorismo señaló que no hay fundamento legal que lo justifique como tampoco voluntad política del gobierno norteamericano.

Durante su encuentro de poco más de una hora con el público en la sala Nicolás Guillén del Parque Morro-Cabaña, Menchú se refirió a las próximas elecciones de su país en septiembre, y aunque no descartó su posible postulación, afirmó que lo importante era la consolidación del movimiento político WINAQ.

Sobre su incursión en la literatura explicó que comenzó, tras la pérdida de su segundo hijo, de la mano de su colaborador, el escritor Dante Liano, con quien ha publicado 13 libros y espera llegar a 20.

Escribir cuentos, añadió, ha sido una experiencia maravillosa, disfruto contar esas historias ancestrales de mi etnia maya quiché. Los cuentos poseen espíritus, caminan, hablan, son piedras mágicas, árboles, ríos, concluyó.